Política

NEPOTISMO

Nombran a la esposa de Gerardo Morales en el Consejo de la Magistratura

A través de una nota publicada por el medio digital El Disenso, se conoció que Tulia Snopek, actual pareja del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, fue nombrada con un cargo en el Consejo de la Magistratura. Una costumbre enquistada por el bipartidismo local que parece llegar a niveles vergonzantes con la actual gestión.

Eduardo Hernández

Diputado del PTS-FIT en Jujuy | @hehernandez2

Jueves 5 de marzo de 2020 | 14:05

Mientras el gobernador Gerardo Morales viene en una cruzada contra el senador Guillermo Snopek del Frente de Todos y su proyecto de intervención federal de la Justicia provincial, el cual recibió el apoyo del PJ jujeño, se dio a conocer el nombramiento de su esposa en un cargo en el Poder Judicial, el Consejo de la Magistratura.

En una publicación realizada el día de la fecha, el diario de investigación El Disenso daba cuenta de una escandalosa noticia que viene a confirmar lo que venimos afirmando desde hace algunos años desde estas páginas, un nuevo y recurrente caso de nepotismo. El turno de la beneficiada fue ahora para la pareja del mismísimo Gobernador de la Provincia, María Eugenia Tulia Snopek, hermana del Senador. En su cargo podría llevarse más de 125.300 pesos, tal como consta, el salario básico para esa categoría en el Poder Judicial.

Te puede interesar: Veinticinco familiares de Gerardo Morales son funcionarios en el Estado

Una vida de privilegios

Esta es la historia de la primera dama jujeña, con una vida tocada por la varita mágica de la política local más rancia, ya que tuvo en suerte haber nacido en el seno de una de las familias más renombradas del peronismo local. Hija y nieta de ex gobernadores supo mantenerse alejada de la vida pública hasta el convulsionado inicio de una relación amorosa y posterior casamiento con Gerardo Morales.

Ese pasado bajo perfil no le impidió de disfrutar de la buena vida y privilegios que puede otorgar ser la hija del extinto gobernador Guillermo Eugenio Snopek. Fallecido su padre en un trágico accidente automovilístico, Tulia y su familia fueron “resarcidos” con la titularidad de un Registro de automotores, el Número 3, que tiene sus oficinas en la calle Escolástico Zegada de la ciudad capital. Un pingüe negocio, casi vitalicio, que remite ganancias más que interesantes ya que la tenencia del mismo no muestra algún tipo de “riesgo empresarial”.

Al respecto no se conoce algún concurso o prueba de idoneidad rendida para hacerse de esta monumental fuente de ingresos por parte de ningún titular de estos registros de propiedad del automotor a lo largo del país.

Siguiendo con este privilegiado destino es que Tulia, como se la conoce en estas tierras, consiguió un contrato de locación de servicios en el Concejo de la Magistratura, órgano que en la actualidad tiene entre sus vocales a la conocida productora tabacalera y militante radical, la Senadora radical, Silvia Giacoppo.
Evidentemente no fue producto de algún concurso o prueba de aptitudes para desempeñar tamaña responsabilidad en la función pública, sino más bien la prerrogativa de ser la esposa del primer mandatario provincial.

Nada nuevo en la gestión Morales

Desde que llegaron al poder, Gerardo Morales y sus funcionarios -en sintonía con el ex presidente Macri- no se cansaron de pedirle al pueblo sacrificios y austeridad. A nivel nacional llegaron al extremo de tratar a las personas nombradas en cargos de la administración pública como la “grasa militante”, expresión que obtuvo el guiño y los aplausos de los funcionarios provinciales y sus seguidores locales.

Muy por el contrario, Morales y su tropa, solamente condenaron el nepotismo desde lo discursivo, ya que a los pocos meses de iniciar su administración tenían sobredimensionada la planta de funcionarios jerárquicos en un 60% respecto al enorme estructura dejada por el ex Gobernador Fellner.

Te puede interesar: Nepotismo: Gerardo Morales defiende los privilegios de sus familiares y amigos

Son conocidos los ejemplos de clanes familiares del bipartidismo (PJ-UCR) que coparon la administración pública desde los cargos más encumbrados -ministerios, secretarías, direcciones- hasta los que revisten las categorías más bajas, estos últimos reservados para la militancia rentada. Así podemos nombrar a los Morales (hijos y hermanos del Gobernador), Snopek , Cabana Fuz, García Goyena, Giubergia, Nieva, Rivas, Cabana, Meyer, Martiarena, etc. y tantos otros que no destacan por la notoriedad pública pero que supieron tejer verdaderas dinastías al cobijo de los cargos públicos.

¡Que los funcionarios y jueces ganen como un trabajador!

Mientras los trabajadores jujeños estamos hundidos en una de las más profundas crisis nacionales, con sueldos que pierden ante la creciente inflación desde hace años y con imposiciones salariales disfrazadas de paritarias, asistimos a situaciones de relajo como la descrita anteriormente.

Los mismos funcionarios que nos piden ser solidarios entre nosotros, los pobres; que le saquean las miserables jubilaciones a nuestros viejos, que acomodan a sus familiares y amigos en cuanto cargo público pueden hacerlo para rapiñar hasta más no poder los recursos de todos, son los que nos dicen que tenemos que aceptar esta vida miserable porque hay que honrar los pagos de una ilegal deuda para satisfacer la fiesta de unos pocos.

Desde el Frente de Izquierda venimos impulsando en el Congreso Nacional y las distintas legislaturas provinciales sendos proyectos de ley para que los funcionarios, jueces y legisladores ganen como un trabajador, sean revocables y, en el caso de los jueces, se los elija por voto directo. Nosotros lo hacemos y destinamos las diferencias de las dietas como aportes a las distintas luchas en todo el país y para la ayuda social. Estamos convencidos de que todos estos privilegios tienen que desaparecer







Temas relacionados

Jujuy   /    Consejo de la Magistratura   /    Gerardo Morales   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO