Mundo Obrero

ZONA NORTE DEL GRAN BUENOS AIRES

Nueva condena judicial contra Finning Argentina por discriminación antisindical

El viernes 26 la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo notificó la sentencia definitiva, condenando a Finning CAT por discriminación antisindical, confirmando la orden de reinstalación del obrero Carlos Ruiz dictada en primera instancia.

Leonardo Carracedo

CeProDH | Zona Norte

Lunes 29 de junio de 2015 | 09:11

“…Se trata de un zurdo, que quiere infiltrarse en la empresa como ya lo hicieron en Pepsico y Kraft…”. Estos son los dichos de la máxima gerencia de Finning en relación al obrero metalúrgico Carlos Ruiz. Una muestra más de la grave discriminación y persecución que practican las empresas en zona norte contra los obreros que luchan.

En noviembre de 2010 la multinacional norteamericana Finning Argentina S.A. despedía al obrero metalúrgico Carlos Ruiz y abría una dura batalla en la que se enfrentarían por un lado la fuerza de los trabajadores de Finning junto con organizaciones obreras solidarias, la juventud combativa de zona norte, los estudiantes de las Universidades de Luján, de General Sarmiento y de San Martín junto a organismos de derechos humanos; y por el otro lado la patronal de CAT, la burocracia de la UOM, el Ministerio de Trabajo y la justicia penal, junto con la policía bonaerense.

Incluso un Delegado de Finning junto al exdetenido desaparecido Jorge Sobrado y al doctor Edgardo Moyano (actual precandidato a diputado por la Provincia de Buenos Aires), ambos integrantes del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), fueron procesados por participar en uno de los cortes de la Panamericana realizados en reclamo de la reincorporación de Ruiz. Finalmente fueron sobreseídos por un dictamen del Fiscal Federal De Luca que consideró inconstitucional el delito tipificado en el artículo 194 del Código Penal, tal como lo dio a conocer el doctor Agustín Comas del CeProDH, defensor de los imputados en la causa.

El comisario Maldonado, en el marco de la causa penal abierta contra los trabajadores a instancias de Finning, dejó asentado en las actas del expediente penal los dichos de los máximos gerentes de la patronal en relación a Carlos Ruiz: “Se trata de un zurdo, que quiere infiltrarse en la empresa como ya lo hicieron en Pepsico y Kraft”. Estos dichos, con un contenido altamente discriminatorio, sellaron la suerte adversa de la patronal en la demanda cautelar en la justicia laboral, que ordenó la reinstalación de Ruiz en julio de 2011. Pero expresaban además el temor de las patronales ante la irrupción en la escena política nacional que en agosto de 2009 habían protagonizado los obreros de Kraft, en el cordón obrero industrial más importante del país, en la zona norte del Gran Buenos Aires.

El INADI calificó a la conducta de Finning como discriminatoria, en virtud de la denuncia efectuada e impulsada por María Victoria Moyano, nieta restituida, miembro del CeProDH, precandidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires, juntamente con Myriam Bregman, abogada del CeProDH y precandidata a Jefa de Gobierno porteño, Enrique "Cachito" Fukman de la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos y Elia Espen, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

El viernes pasado, 26 de junio, la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo notificó la sentencia definitiva por la cual se condena a Finning CAT por discriminación antisindical, confirmando la orden de reinstalación dictada por el Juzgado de Primera Instancia.

En el marco del enfrentamiento de los obreros con empresas que practican la discriminación anti-sindical de modo habitual, como Kromberg & Schubert (ver acá y acá), Volkswagen (ver acá), Kraft Foods Argentina S.A. (hoy Mondelez), General Mills Argentina S.A. (ver acá), o Industrias Lear Argentina S.R.L. (ver acá y acá), entre otras, el fallo de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo cobra mayor relevancia.

La lucha obrera en contra de la discriminación patronal y por sus derechos más elementales (derecho a la no discriminación y el ejercicio de la libertad sindical) ha conquistado un nuevo reconocimiento.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO