Mundo Obrero

CONFERENCIA DE DIRIGENTES TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DEL PTS

“Organizar hoy a quienes luchan y a quienes simpatizan con la izquierda es una tarea estratégica”

El pasado sábado 6 de junio, se realizó una Conferencia de delegados de la militancia de trabajadores/as del PTS. Desde LID hablamos con Raúl Godoy, Nathalia González Seligra y Camilo Mones para que nos cuenten sobre lo que discutieron y resolvieron.

Miércoles 10 de junio de 2020 | 16:26

Foto Enfoque Rojo

La Izquierda Diario entrevistó a tres dirigentes obreros del PTS, a días de la conferencia que realizaron junto a 135 delegados y más de 900 trabajadores.

LID: ¿Cuales fueron los principales debates de la conferencia?

Camilo Mones (obrero despedido de Pepsico y dirigente del MAC): Con más de 135 delegados y una barra de más de 900 compañeros llevamos adelante nuestra conferencia. El eje de lo que debatimos en la Conferencia es que frente a la situación actual se hace más aguda la necesidad de organizar a los sectores de vanguardia, al activismo, la juventud trabajadora y a los miles que apoyan y comparten las perspectivas del Frente de Izquierda. Vemos una situación hacia el futuro muy dura, y por eso creemos que es el momento de juntar fuerzas para poder estar a la altura de lo que se viene. Fuerzas es organizar a miles hoy. Mira vos como plantea el propio Clarín el futuro. "No estamos en la lona. Estamos abajo. El tema es cómo subirnos a la lona”, define un lúcido analista a la realidad argentina. Es cierto: no hay cifra que no espante en este país demolido por una crisis agravada severamente por la cuarentena del coronavirus. Se perdieron cerca de 800 mil puestos de trabajo, 150 mil de ellos formales, y se espera que una segunda ola de despidos golpee a los empleados en blanco cuando llegue la “nueva normalidad”. Se calcula en decenas de miles las empresas que van a cerrar definitivamente.

La construcción cayó un 75% y la industria un 33%. La baja del PBI en 2020 se estima en 9,5%. La pobreza supera ampliamente el 40%. Hay mucho más, pero para qué abundar". Una de cada tres empresas dice que va a despedir cuando termine la cuarentena, y nos tenemos que preparar para esa situación desde ahora donde además empiezan a haber luchas y procesos de organización o de realizar campañas específicas como es el reclamo de testeos y aislamiento en las empresas. La forma que queremos darnos es llamar a plenarios regionales, regularmente para que cientos y miles en todo el país puedan participar y allí discutir de política y votar medidas de apoyo a las luchas y de coordinación.

A los compañeros del Plenario Sindical Combativo, a quienes les solicitamos ingresar también por estos motivos, resolvimos proponerles que los hagamos en común. Tomamos el ejemplo de los jóvenes trabajadores que se agrupan en asambleas virtuales que luego serán presenciales y en poco tiempo lograron que casi 1000 pibes laburantes se organicen. Si esto lo hacen en medio de la cuarentena imaginate lo que podrán hacer más adelante.

Raul Godoy, diputado provincial (MC) del PTS-FIT, dirigente de Zanón: Esto tiene que ver para nosotros con un cambio en situación internacional de la que dimos cuenta en la Conferencia. De las características históricas de la crisis en curso, tomando en consideración la situación en EEUU, las revueltas anti-raciales que se dieron en la principal potencia del mundo, ocurridas en un momento de crisis económica, que se arrastra desde el 2008.

Se están agotando los mecanismos con los estados lograron capear la crisis y ahora se combina con el drama del Coronavirus y sus consecuencias en la economía en todos los países. Solo en EEUU 42 millones se anotaron para el seguro de desempleo y hay una enorme crisis sanitaria que costó la vida de más de 100.000 personas solo en la principal potencia del mundo.Mas muertos que en la guerra de Vietnam. Esto nos debe hacer pensar lo que nos depara a los países oprimidos por las grandes potencias como el nuestro.

Nathalia Gonzalez Seligra, diputada nacional (MC) y dirigente de SUTEBA La Matanza: En nuestro país pese a la fortaleza relativa del gobierno, aunque viene bajando en las encuestas, la situación está marcada por una crisis estructural por lo que la coyuntura actual no podrá mantenerse en el tiempo. Hoy el gobierno paga el salario de casi 2 millones de trabajadores del sector privado, llegando a subsidiar a las grandes empresas hasta en el pago de los ingresos de sus CEO, además de ayudas insuficientes a los sectores más pobres.

Esto no es algo que pueda ser para siempre en ningún país, menos en uno atrasado y dependiente como el nuestro. Argentina tiene además una fuerte crisis de deuda. Pese a esta definición general no podemos saber los ritmos y la dinámica que tendrá, pero es lo que se viene y no pensamos esperar los golpes más duros pasivamente. Además aún en esta situación, asistimos a múltiples conflictos que expresan que hay sectores con disposición a luchar contra despidos, cierres o bajas salariales, problemas derivados de la crisis sanitaria, como en Kraft que estuvo tres días de paro por un caso de Coronavirus exigiendo medidas a la empresa que se negó a otorgarlas.

En Aeronáuticos se organizan en una Comisión de Higiene decenas de trabajadores y se hacen asambleas virtuales que llegan a los 200 compañeros y compañeras. Hay Comisiones de este tipo en el FFCC Roca y en el Mitre y en la Coca Cola. Por eso discutimos acompañar las demandas e impulsar comisiones por las condiciones de seguridad e higiene, los aislamientos cuando sea necesario y testeos en las fábricas y lugares de trabajo contra las patronales que no lo hacen para “no afectar la producción”.

En salud hay una situación de efervescencia lógica porque están expuestos al contagio. Allí contaron en la Conferencia que estamos poniendo en pie un agrupamiento nacional fuerte con esta nueva "Primera Línea". Hay lugares donde pelean como en Stani contra las suspensiones, rebaja salariales y flexibilización laboral, en la Clínica Talar, la toma de Nirva, los pibes de Vía Bariloche y muchos ejemplos de peleas en los call centers. Y las empresas recuperadas como Madygraf , Ansabo. Los delegados de la Conferencia contaron muchísimos ejemplos donde los militantes del PTS y simpatizantes participan activamente.

LID: ¿Como serían los plenarios a los que quieren convocar?

Camilo: Como planteamos antes, nosotros buscamos una "preparación activa" para conquistar una fuerza militante, capaz de ser un actor de mayor peso en la clase trabajadora para cuando la situación realmente se haga más crítica. Y que para hacer esto vamos a impulsar plenarios regionales y virtuales por ahora, de forma regular, mensualmente. Creemos que debemos apelar a todos los que quieren luchar e impedir que la crisis la paguemos los trabajadores, para coordinarnos, apoyarnos mutuamente y para que este sector de vanguardia también discuta un programa para oponerlo al de los capitalistas que será cada vez más duro. No alcanza con organizar a los luchadores, es necesario para nosotros también que la izquierda aporte su propuesta, un programa para que sea tomado realmente por los sectores más activos y organizados de la clase trabajadora.

Nathalia: En cada campaña electoral, siempre los partidos del FIT contamos con miles de colaboradores, compañeros y compañeras que nos ayudan porque comparten lo central de nuestra política. Vamos a proponerles a miles de ellos que se organicen políticamente y para luchar frente a cada ataque. Con esto queremos intentar unir a todos los simpatizantes más activos del FIT con los que luchan y los sectores de vanguardia que comienzan a resistir u organizarse.

Raúl: Que haya un programa es indispensable porque los capitalistas tienen una salida que consiste en lo que dice antes Clarín, cientos de miles de despidos, caída del nivel de vida, aumento de la pobreza. Todo eso para que el Estado salve o ayude a las empresas con subsidios. Una flexibilización laboral de hecho para hacer sus negocios más rentables a costa de más desocupación y ritmos de trabajo, una rebaja en el valor adquisitivo nada menos que para los jubilados.

Nosotros peleamos por la prohibición de despidos, por la ocupación y puesta en producción de toda fábrica que cierre o despida masivamente, por el no pago soberano de la deuda para destinar ese dinero a salud y educación y a obras públicas para que haya trabajo y mejore la calidad de vida del pueblo trabajador.

Sabemos que con esto solo no alcanza y es necesario nacionalizar la banca y el comercio exterior para que los capitalistas no fuguen sus capitales generando crisis que las pagamos nosotros o controlando nada menos que las relaciones comerciales con el resto del mundo, acaparando granos u otros productos para la especulación. Buscamos una salida de conjunto, que solo podrá lograrse si los trabajadores podemos imponer nuestro propio gobierno. Para difundir una salida de este tipo vamos a imprimir material especial para llegar a decenas de miles de trabajadores.

Para nosotros es una obligación impulsar la organización de cientos o si es posible miles de trabajadores en estos ámbitos político-sindicales y proponerle a los compañeros del resto de la izquierda, al activismo y dirigentes que vaya surgiendo que organicemos plenarios de este tipo de la forma más amplia, democrática y combativa posible. Esto es necesario ya que el gobierno nacional por ejemplo cuenta con montones de organizaciones para contener la lucha de clases, no solo la burocracia que está más desprestigiada, sino también múltiples organizaciones sociales y las iglesias.

Se trata de juntar fuerzas hoy. Sin esa fuerza no podremos ser un factor de peso en los acontecimientos que vienen. Por eso decimos que organizar a las y los luchadores y a los simpatizantes de la izquierda es una tarea estratégica. Tenemos un programa, compañeros que son reconocidos nacionalmente, que popularizan nuestras ideas para millones y contamos con una militancia extendida en la clase trabajadora y también en el movimiento estudiantil y la juventud y el movimiento de mujeres. También contamos con una tradición por las luchas que dimos.

Eso lo valoramos enormemente. Es muy bueno no partir de cero. Pero somos conscientes que con eso no alcanza. Necesitamos multiplicar las fuerzas militantes para estar a la altura de lo que se viene si queremos ser un factor real para enfrentar los ataques. Creemos que todos los partidos de izquierda deberíamos hoy prepararnos para los combates del futuro. Los parlamentarios que conquistó el FIT en todo el país como las organizaciones sindicales recuperadas de manos de la burocracia, creemos que tienen un gran papel que jugar para dar impulso a esta política.

De esa manera tenemos que ir sentado una tradición también. La de la coordinación y unidad de la clase obrera de nativos y extranjeros, de privados y estatales, de efectivos y precarizados. Llegará el momento donde se imponga una lucha de conjunto sí o sí, para no ser aplastados como pasó por ejemplo cuando subió Menem y privatizó y flexibilizó. Habrá momentos donde estará planteada la Huelga General, es decir la lucha común de toda la clase obrera contra los capitalistas. Esto, como sabemos, no cae del cielo.

Hay que ir preparando la idea, mostrando la fortaleza de la unidad en la lucha para que esto se dé en su momento. No podemos considerar que la clase trabajadora lucha cada sector por lo suyo, los desocupados por un lado y los ocupados por otro, lo mismo tercerizados, en blanco, precarios, inmigrantes, todos por separado como quiere la burocracia y un día de repente todos nos unimos en una lucha común. No va a ser así. Eso se prepara mostrando ejemplos aunque al principio sean chicos, pero se sienta una tradición que hará más facíl lograr acciones del conjunto de la clase obrera y los sectores populares.

LID: ¿Que resoluciones tomaron?

Nathalia: Entre las más importantes, resolvimos impulsar en las próximas semanas plenarios o encuentros virtuales, más adelante serán presenciales, con el contenido que planteamos. Por otro lado tener una colaboración activa con el movimiento de La Red, para ayudar a su desarrollo y al mismo tiempo recibir, el aporte de la energía de una generación que vive realmente en condiciones de precariedad y es lo más dinámico que hoy se está dando en la clase trabajadora. También terminar con la elaboración y difundir masivamente nuestro programa de emergencia.

Vamos a ser parte de la marcha convocada para el 16 de Junio por los compañeros del Plenario Sindical Combativo. Los compañeros de Madygraf plantearon la pelea que van a dar y por eso votamos apoyar la campaña por las fábricas recuperadas que hoy reciben menos de lo que el estado les da a los empresarios para pagar salarios.

Frente al aumento de la militarización, y el arresto del compañero Sebastián Romero, vamos a impulsar una campaña exigiendo su libertad entre los trabajadores. Hemos avanzado además en nuestro herramienta La Izquierda Diario multimedio, con la llegada y difusión entre los trabajadores y queremos darle cada vez más peso a los programas especiales de Movimiento Obrero que hacemos, también mostrar las luchas de las que fuimos parte y sus conclusiones para que sean conocidas por las nuevas generaciones







Comentarios

DEJAR COMENTARIO