×
×
Red Internacional

Anuncios de campaña.Parche ante la crisis: con los salarios pisoteados por la inflación, vuelve el ahora 12

El plan amplía la oferta y las líneas de financiación de los productos disponibles hasta enero del 2022. Si bien apunta a convertirse en un incentivo al consumo, esta medida resulta insuficiente frente a una pobreza que afecta al 42% de la población.

Lunes 2 de agosto | 23:06

El plan, publicado este lunes en el Boletín Oficial, incluyo indumentaria, calzados y electrodomésticos. Los mayores cambios: se amplían las opciones de financiación en cuotas fijas, se incorporan la opción Ahora 30 para la línea de electrodomésticos de línea blanca y se agregan entre 3 y 6 cuotas fijas para bicicleta.

Además, sigue la financiación a dos años para televisores y pequeños electrodomésticos; computadoras, notebooks y tablets; colchones, muebles, materiales y herramientas para la construcción; neumáticos, accesorios y repuestos para autos y motos.

El plan se presentó en un acto realizado en la empresa Visuar, en el Parque Industrial de Cañuelas junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán, y Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

El Presidente, quien participó del anuncio por zoom desde la residencia presidencial de Olivos, celebró este programa porque favorecería el "consumo": "La Argentina se recupera si produce, genera trabajo, si mejora el consumo...". Sin embargo, estas medidas no cambian la realidad de las familias trabajadoras, cuyos ingresos se encuentran empobrecidos por la inflación, el aumento del costo de la Canasta Básica Total -cuyo aumento fue mayor que la inflación- así como por salarios a la baja. Recordemos que el Gobierno Nacional junto con dirigentes sindicales y cámaras empresariales, estableció un salario mínimo, vital y móvil de $29.160 en cuotas a fines de abril.

Además Alberto Fernández aprovechó las cámaras para apuntar a los empresarios: "No aprovechen para aumentar los precios". Si bien intenta mostrarse duro frente a las empresas mediante el control de precios, el Gobierno retrocede permanentemente. Ya lo demostró con el Plan Precios Cuidados, una política muy celebrada pero con pocos efectos: los alimentos subieron y el Estado benefició a las empresas alimenticias, que deciden qué producir y a qué precios; y con el cepo a las exportaciones de la carne, que no frenaron el aumento de precios: el precio del asado aumentó un 100% en el último año.

El acceso a la indumentaria, calzados y electrodomésticos no debería ser un privilegio.

Como en cada oportunidad que encuentra, el mandatario volvió a apelar a la herencia macrista y a la pandemia como los culpables directos de la situación crítica que atraviesa el país. Desde la Quinta de Olivos, señaló: "La Argentina ha pasado los dos peores años de su historia, porque definitivamente a un país que heredamos lleno de problemas económicos, donde la deuda sigue siendo una mochila espantosa que tenemos que cargar como sociedad... tras eso vino la pandemia".

Con este discurso busca justificar las medidas de ajuste que tomó bajo su gestión, ocultar aquellas que beneficiaron a los ganadores de la crisis (como los laboratorios, las patronales agrarias y los empresarios de la salud privada) y además busca hacer política contra la oposición.

Frente a los salarios de miseria que pierden frente a la inflación, hace falta exigir la recomposición salarial para recuperar todo lo perdido en los últimos años. En esta perspectiva el Frente de Izquierda-Unidad- plantea la necesidad de imponer la reducción de la jornada laboral legal a 6 horas, 5 días a la semana con un salario igual a la canasta familiar, una medida que garantizaría trabajo para todos y todas, el acceso a los bienes necesarios para vivir y que la crisis deje de ser pagada con la pobreza de millones.

Te puede interesar: Trabajar menos horas trabajar todes




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias