×
×
Red Internacional

El pasado viernes 9, en una asamblea virtual de más de 200 docentes, Suteba Ensenada votó medidas de acción para reclamar la suspensión de clases con paro activo, caravanas y recorrida por los lugares de trabajo. La unidad con la comunidad educativa, las familias y los trabajadores de la zona es clave para sumar fuerzas a esta lucha.

Marcia SosaDocente. Delegada de Suteba Ensenada

Lunes 12 de abril | 10:25

Suteba Ensenada convocó a asambleas presenciales y virtuales que votaron importantes medidas de acción. Frente a los altos índices epidemiológicos, contagios exponenciales y alta tasa de positividad en los testeos, los trabajadores de la educación reclamamos la suspensión de las clases presenciales y se votó, en una asamblea con cientos de compañeros, un paro de 96 horas y medidas de lucha activas con recorridas por los lugares de trabajo, caravanas y presentaciones en el municipio que conduce Mario Secco.

Desde La Marrón venimos debatiendo y planteando en las asambleas la importancia de levantar un programa integral dando cuenta de que solamente la suspensión de clases presenciales no resuelve el problema sanitario, aunque hoy es una medida necesaria para bajar la circulación del virus ante la llegada de la segunda ola y la falta de medidas estructurales del gobierno.

Tenemos bronca por el aumento de los contagios por la falta de inversión y de obras de infraestructura, la flexibilización de los protocolos, las precarias medidas de seguridad e higiene en los lugares de trabajo y el hacinamiento en el transporte público, sumado a la creciente sobrecarga, precarización laboral y ajuste al salario.

Por eso, creemos de suma importancia hacer activas todas las medidas votadas en asamblea, tomando en nuestras propias manos el paro de 96 horas para reclamar con fuerza al gobierno medidas más efectivas. El paro no puede estar desligado de una serie de demandas que partan de reclamar un plan de testeos y vacunación masivos para todos y dar respuesta a las consecuencias sociales de la pandemia: que el Gobierno destine presupuesto para poner en condiciones las escuelas y garantice dispositivos tecnológicos y conectividad gratuita para docentes y estudiantes. También reclamamos la extensión del Servicio Alimentario escolar (SAE) y la restitución del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Unidad de los trabajadores: coordinación desde abajo para golpear con un solo puño

Para hacer frente a la crisis sanitaria y social en curso tenemos que unirnos. Unidos a las familias, al conjunto de la comunidad educativa y a los trabajadores de la región podemos crear una gran fuerza social que imponga a las conducciones sindicales de CTERA Y Suteba, que son cómplices de todas las medidas de ajuste, un verdadero plan de lucha.

Una fuerza social que construya lazos por abajo y que nos permita imponer todos nuestros reclamos y reivindicaciones como trabajadores. Juntos somos más fuertes para responder a los ataques del Gobierno que quiere cumplir con el pacto del FMI a costa de las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo pobre.

Ejemplos de lucha y organización empiezan a surgir a lo largo y ancho del país que incomodan a los gobiernos y a las burocracias traidoras, como la lucha de los trabajadores de la “primera línea” de la salud en Neuquén. Con movilizaciones y piquetes en las rutas del petróleo vienen protagonizando una lucha que cuenta con un enorme apoyo popular; comunidades mapuches, trabajadores petroleros y camioneros están presentes también en los piquetes acompañando los cortes. Es la misma solidaridad que ya habíamos visto en Arrebeef, con casi todo el pueblo de Pérez Millán apoyando la lucha y movilizándose luego de la represión policial. Lo mismo en Mendoza y Salta con las marchas de los trabajadores vitivinícolas.

En Ensenada, la realidad de los trabajadores de la educación no es una realidad aislada del conjunto de la clase trabajadora. En las escuelas son cada vez más los docentes, auxiliares y estudiantes que deben ser aislados junto a sus familias por contraer el virus, según los relevamientos de los Comités de Seguridad e Higiene. El Astillero Río Santiago ya suma dos muertes por Covid 19 y sus trabajadores exigen de forma urgente que se ajusten los protocolos y se verifiquen su cumplimiento. Solo en YPF hubo 70 contagios en los últimos días.

Además, son miles los jóvenes que laburan de forma precaria, sin registrar en contratistas o haciendo changas, a los que no se les garantizan medidas de seguridad y temen ante una crisis económica que los tiene como principal blanco ya que trabajan sin ninguna estabilidad. Los trabajadores de “la primera línea” vienen denunciando que el sistema de salud está estresado, con ocupación de camas al tope y a la vez vienen sufriendo, al igual que en Neuquén y en todo el país, un gran ajuste al salario, rechazando la oferta paritaria del gobierno de la provincia de Buenos Aires y empiezan a preparar actividades en los hospitales y centros de salud que son importantes acompañar.

En este sentido este 17 de abril, el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) convoca a un gran encuentro de coordinación de todas las luchas en curso en Madygraf, vía Zoom, para discutir entre todos cómo nos organizamos y llevamos adelante una coordinación efectiva para enfrentar los ataques en curso y los que se vienen. Suteba Ensenada y las seccionales multicolor tenemos que ser parte.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias