Cultura

Patrick Swayze: una vida de "bailes calientes", barrio y drag queens

Este 18 de agosto cumpliría 68 años. En las décadas de los 80 y 90 fue un reconocido actor y tan versátil en sus actuaciones como la variedad de películas en las que actuó. Repasamos su vida y los ya clásicos Los marginados, Dirty Dancing y ¿Reinas o Reyes?.

Mariela Pozzi

Trabajadora telefónica // Agrupación Violeta

Martes 18 de agosto | 00:30

Patrick Wayne Swayze nació en Houston, Texas, EEUU. Su madre, bailarina y coreógrafa, le inculcó el baile desde niño. Luego estudió actuación y también música, por lo que Patrick bailó, cantó, actuó y compuso melodías. Durante su adolescencia interpretó pequeños papeles en series televisivas, pero fueron los años ochenta que lo lanzaron a la fama. Su compañera de toda la vida Lisa, también bailarina, lo acompañó desde 1975 hasta el 2009, año en que falleció a causa de un cáncer de páncreas. "Estoy pasando por un infierno. Estoy asustado, enfadado y me pregunto: ’¿Por qué a mí?’" declaró durante la pelea desigual que libró contra la enfermedad.

Hizo series, más de 30 películas y hasta videoclips. Fue un actor versátil, de esos que le ponen pasión a la interpretación y por eso trascendió. Mostró sus conocimientos de taekwondo en películas como El Duro (1989). Surfeó las olas de California junto a Keanu Reeves y Anthony (el cantante de los Red Hot Chili Peppers) en Punto Límite (1991) y moldeó una vasija de barro junto a Demi Moore en la edulcorada Ghost (1991), por nombrar las más destacadas.

Quiso salir del encasillamiento de “muchacho sexy” porque en 1991 la revista People lo coronó como hombre más lindo del año y también de ser contratado para mostrar sus dotes coreográficas. Patrick Swayze lo logró y nos dejó algunos clásicos para recordar. Desde La Izquierda Diario te recomendamos tres films donde marcó su impronta.

Los Marginados (1983)

Para ese entonces el director Francis Ford Coppola ya había realizado El Padrino, El Padrino 2, Apocalypsis Now y estrenaba La ley de la calle. Con el libro The outsiders (Rebeldes en español, aunque en Argentina se estrenó como Los Marginados) que escribió a los 16 años Susan E. Hinton, contaba de manera simple una historia de bandas opuestas en un barrio obrero de Tulsa, Oklahoma. Los marginados es una novela que describe un conflicto de clase, el de los jóvenes de clase alta y los de clase obrera en la segregada ciudad de la década del ’60.

Patrick Swayze tenía 25 años y fue la interpretación que lo ayudó a abrirse paso en los sets. Personificó a uno de los hermanos de Ponyboy, el muchacho que mata a un miembro de la pandilla contraria y se ve obligado a “pasar a la clandestinidad” para evitar ir a un reformatorio.

Aunque no tuvo la repercusión esperada, con los años se convirtió en una película de culto. El elenco se completaba con jóvenes promesas para el cine norteamericano de las siguientes décadas: Matt Dillon, Tom Cruise, C. Thomas Howell, Ralph Macchio, Emilio Estévez, Diane Lane y Rob Lowe.

Dirty Dancing (1987)

El filme cuenta una historia de amor bastante sencilla, pero toca varios temas que para las películas pochocleras de Hollywood no eran moneda corriente y desde una perspectiva feminista. El aborto, la brecha de edad en una relación, la emancipación de las mujeres y las diferencias sociales de los años 60. La escritora y guionista Eleanor Bergstein confesó que "la película fue muy difícil de hacer puesto que los productores pusieron muchas trabas por los temas que trataba el guión”.

La trama comienza cuando la bailarina Penny (Cinthia Rhodes que también bailó en otro éxito ochentoso como Flashdance) que forma pareja de baile con Johnny Castle (Swayze), decide abortar. Al sufrir complicaciones por la clandestinidad y la falta de condiciones asépticas, la joven Baby consigue que su padre, que es médico, vaya a ayudarla (ella y su padre están de vacaciones en un complejo turístico de las montañas). A partir de ahí comienza la relación entre Jhonny y Baby, que además de ensayar para el baile final de la temporada se pegan un metejón de aquéllos.

Uno de los principales patrocinadores de la película, Clearasil, decidió abandonar el proyecto después de que la guionista y productora, Eleanor Bergstein, se negara a suprimir el episodio del aborto. Bergstein, que se basó en algunas experiencias de su propia vida a la hora de escribir el texto, argumentó que había que mantenerlo “porque era la razón principal por la cual Baby tenía que acercarse a Johnny”.

La película, que fue un éxito rotundo a nivel mundial, fue dirigida por Emile Ardolino, director, coreógrafo y productor. La escritora y la productora de Dirty Dancing lo eligieron luego de una variada búsqueda, no sólo porque había demostrado su talento (ganador de un premio Oscar por el documental He Makes Me Feel Like Dancin) sino porque era un destacado activista gay en la industria del cine. Emile Ardolino también dirigió en 1992 Cambio de Hábito con Whoppy Goldberg. Falleció en 1993 a causa de HIV.

Patrick Swayze bailó de maravillas en esta película a pesar de tener una lesión en la rodilla y también compuso y cantó la canción “She´s like the winds” para la banda sonora que también rankeó en la punta durante varios meses.

¿Reinas o Reyes? (1995)

Su tercera nominación al mejor actor en los Globos de Oro lo obtuvo gracias a su trabajo de la drag queen Vida Bohemia que, junto a Wesley Snipes y John Leguizamo, se dirigían de Nueva York a Hollywood para participar en la final del concurso nacional de drag queens de América. Por un desperfecto en el automóvil deben hacer una parada en un pueblo triste y aburrido que por supuesto revolucionan ayudando a las mujeres a organizar la fiesta local.

Esta película fue un suceso contra los estereotipos de la industria hollywoodense. Su título original es A Wong Foo, gracias por todo, Julie Newmar!! y la dirigió la cineasta Beeban Kidron, que unos años antes había realizado Romance otoñal con Shirley MacLaine y Marcello Mastroiani y que años más tarde filmó la segunda parte de Bridget Jones: al borde de la razón.

Con excelentes actuaciones de los tres y en particular de Patrick Swayze, ésta película se transformó en una referencia obligada contra la homofobia, el racismo y a favor de la sororidad.







Temas relacionados

Drag queen   /    Francis Ford Coppola   /    Homofobia   /    Feminismo   /    Cultura   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO