Géneros y Sexualidades

DERECHO A LA VIVIENDA

Por los niños: hablan las mujeres de Guernica ante la incertidumbre por el desalojo

Reproducimos fragmentos de un informe transmitido en el Lado C, por Todo Noticias. Allí, las mujeres de Guernica hablan de las escuelas, merenderos y postas de salud que se instalaron en el predio recuperado. Una estudiante de Medicina cuenta el trabajo que vienen haciendo junto a otros profesionales para ayudar a las familias, y muchas más suman su testimonio a esta pelea que se juega momentos decisivos. Las voces que los zócalos mal intencionados de TN, no pueden tapar.

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Lunes 26 de octubre | 17:01

Por los niños: hablan las mujeres de Guernica ante la incertidumbre por el desalojo - YouTube

"Por los niños", como titula hasta TN (sin esquivar su característica estigmatización de la pobreza y de las luchas), en Guernica se pusieron en pie escuelas, merenderos, postas de salud en apoyo a las familias. Una realidad tan inocultable como los gestos de solidaridad que se multiplican en esas tierras, provenientes de jóvenes, trabajadores, estudiantes, activistas que no paran de hacer llegar su aliento, de hacerse presentes, de organizar las colectas para que la ayuda llegue a pesar del temporal y de los obstáculos impuestos por el propio gobierno.

En esa realidad, los testimonios de integrantes de la Comisión de Mujeres Organizadas de la recuperación de tierras de Guernica no dan lugar a dudas acerca del rol protagónico que juegan las mujeres en esta lucha. La pelea por la vivienda tiene rostro de mujer en ese suelo, como en otros, donde también se desarrollan procesos impulsados por la misma urgencia, la misma necesidad: un lugar para vivir, en medio de la crisis profundizada por la pandemia.

Podés leer: Mujeres de Guernica: "No podemos esperar meses en la calle por una promesa"

Las mujeres, protagonistas indiscutidas en esta pelea que enfrenta intereses inmobiliarios, económicos, políticos y hasta electorales, saben de lo que hablan. Y saben que hablan también en nombre de muchas que siguen sin tener voz. Saben que están dando un ejemplo, y quieren darlo, porque como señalan están hablando de un derecho que debería garantizarse "para todo el mundo". También saben, y lo dicen, que están dando una lucha que nuevamente se juega momentos decisivos, y que tienen que ganar, "por los chicos".

Los grandes medios de comunicación se esfuerzan en ocultarlo, pero hace más de tres meses que ellas, junto a sus familias, enfrentan temporales, frío, hambre y amenazas de funcionarias y funcionarios que hablando en nombre de quienes no tienen nada, les niegan el techo.

Pero para eso ellas están de pie, para arrancarle al Estado su derecho, después de tantas generaciones sin acceso a la vivienda. "Y más hoy", como dice Nicole, al ser entrevistada por un medio que no se priva de tratarlas en el zócalo debajo de sus caras como "okupas" intentando descalificar sus reclamos y la causa que las mueve.

Podés leer: Cuidado con las mujeres

Nicole, como sus compañeras, con las que se fue hermanando cada vez más en estos meses, organizándose desde abajo, pensando colectivamente, responde con seguridad que por supuesto que "más hoy" porque hay más hambre; porque muchas quedaron sin empleo para seguir sosteniendo a sus familias en medio de la pandemia, sin los ya magros sueldos que tenían, la mayoría de ellas haciendo changas o en la informalidad, igual que sus compañeros. Porque muchas otras tuvieron que huir del aislamiento obligatorio, en medio de la cuarentena, víctimas de violencia dentro de la casa. "Más hoy" porque si las desalojan, como ya ordenó la Justicia de la provincia de Buenos Aires, no tienen dónde ir. "Y hablamos por todo el mundo, no sólo por nosotras", aclara Nicole por si hiciera falta, para que no queden dudas.

Te puede interesar: “A nosotras nadie nos manda”

Hoy esas mujeres se enfrentan a la amenaza represiva permanente del ministro de Seguridad Sergio Berni, del gobernador Axel Kicillof y Andrés Larroque, de la vicegobernadora Verónica Magario, del presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, de la intendenta del Frente de Todos y aliada de la cúpula de la CGT Blanca Canteros. A las ministras que como la propia Estela Díaz, a cargo del área de Mujeres, Género y Diversidad, habla en los medios de un desalojo “pacífico”, cuando no hay nada más violento que empujarlas a la calle, o a María Teresa García, la ministra de Gobierno bonaerense, que habla de esa represión como un "daño colateral" de la política de Estado. Una verdadera aberración que las mujeres de Guernica responden con desición, sin dudarlo: por los niños.

Podés ver: Mujeres de Guernica: "No nos van a comprar con chapas ni vamos a volver debajo de un puente"

"A nosotras no nos manda nadie", dicen ellas. Y es lógico que eso no le guste a los gobiernos de turno, ni a los partidos mayoritarios, ni a los sectores que pretenden que este sistema, que nada tiene para ofrecer a quienes menos tienen, mantenga su control.

Nicole sigue frente al micrófono: "Todo esto que conseguimos para que la escuelita funcione lo conseguimos gracias a las donaciones que hicieron las maestras. Ellas vienen y enseñanan a los chicos. También a los estudiantes, que empezaron a juntarlas".

Esa solidaridad, que Nicole destaca desde Guernica, Pierina también la confirma: "Yo soy Pierina, estudiante avanzada de Medicina y al igual que otros profesionales y trabajadores de la salud estamos viniendo a apoyar a las familias de Guernica", dice, y cuenta que ese día pasó por las casillas de diez mujeres que tienen hipertención arterial, "pero básicamente su problema es que están teniendo mucho desgaste, tienen ataques de pánico porque hace ocho noches que pasan helicópteros por su cabeza".

"El principal problema de salud es el hostigamiento que les está haciendo el gobierno, que no les está suspendiendo el desalojo y no les está dando una tierra para vivir, para que puedan estar tranquilas", afirma la estudiante de Medicina al canal. Mientras, los multimillonarios "okupas" evasores de los countries cercanos a Guernica (por no hablar de los demás) siguen durmiendo tranquilos.

Podés leer: Guernica: las asambleas rechazan el engaño del Gobierno y la lucha entra en momentos decisivos

En Guernica se viven horas decisivas. Las mujeres que protagonizan esta lucha y las más de 1400 familias que viven en el predio, lo saben, y plantean con decisión que quieren pelear por el derecho que les corresponde, y que les niegan. Sus voces no dejan lugar a dudas. Hay que redoblar el apoyo para que ganen, porque sin dudas si lo hacen, otras también lo harán.







Temas relacionados

Comisiones de Mujeres   /    Guernica   /    Axel Kicillof    /    Universidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO