Mundo Obrero

Docentes

Por tierra y vivienda para las familias de nuestros alumnos

La crisis económica golpea cada vez más fuerte a las familias de nuestros alumnos y a nuestros compañeros docentes, decenas de miles desocupados o subocupados. Muchas familias se ven empujadas a ocupar terrenos ociosos, al quedarse sin trabajo y vivienda, en una medida desesperada por su supervivencia. ¿Qué rol podemos cumplir las y los docentes en la lucha por este derecho elemental? ¿Qué rol debe jugar nuestro sindicato?

Ivana Otero

Secretaria de Cultura - Ademys

Luis Urzúa

Docente / Agrupación Bordó en la Marrón provincial

Miércoles 23 de septiembre | 13:17

Un derecho indispensable

“Yo trabajaba en negro cuando empezó la pandemia, y me echaron. Me puse a trabajar con el cartón pero es difícil porque hay millones de cartoneros y no se juntaba nada. Salió lo de este asentamiento porque no podíamos seguir pagando el alquiler, otra no nos queda y acá estamos peleando por algo digno que es el acceso a la tierra. Si no lo necesitaramos no estaríamos pasando frío con nuestros hijos”.

Este relato que escuchamos cuando nos acercamos solidariamente a la olla popular en Guernica, se replica por cientos entre las familias en las ocupaciones de tierras. Se quedaron sin nada y no tienen otra opción que levantar una precaria casilla con nylon y chapas, en busca de un techo.

Te puede interesar: Vivir despiertos: una noche en la olla de Guernica

“Alquilo, soy feriante y estudio en un terciario la carrera de Lengua y Literatura, mi idea era tomar horas, ya que me da el porcentaje y me quedé sin trabajo. Me vi obligada a querer darle una vivienda a mi hija, soy madre soltera y lucho por un lugar donde vivir” cuenta desde la toma de Solano, una docente precarizada.

Te puede interesar: Mujeres que sueñan con un lugar para vivir

El acceso a la tierra y vivienda es un derecho básico de la Constitución Nacional, pero no está garantizado para millones de trabajadores y pobres. Las ocupaciones de tierras son un intento de solución al que acuden las familias pobres más precarizadas, pero la problemática afecta a la clase trabajadora de conjunto que nos pasamos la vida sin acceder a una casa propia, o endeudándonos por generaciones para poder conseguirla.

A los pobres criminalización, a los ricos facilidades

La oposición derechista de Cambiemos, ayudada por las corporaciones mediáticas, agita al gobierno de Alberto Fernández "desalojo y defensa de la propiedad privada”. Sergio Massa que vive en una mansión del Nordelta, no se queda atrás. Hace declaraciones contra los “delincuentes” amenazando con ¡quitar el IFE a las familias de las tomas! Sergio Berni, directamente hizo un spot de mano dura contra las familias sin techo. Y el gobierno de Alberto Fernandez y Axel Kicillof, tomaron la iniciativa, declaran como un delito las ocupaciones y tratan de usurpadores a las familias sin techo. Y luego de darle concesiones a la maldita bonaerense, la usan para reprimir como vimos en Ciudad Evita, La Matanza. Muchas de quienes están ocupando son mujeres sostén de familia, madres solteras, trabajadoras de casas particulares que se quedaron sin empleo o víctimas de violencia de género.

La intendenta de Presidente Perón, Blanca Cantero (Frente de Todos) tuvo la caradurez de decir que esas tierras están vacías porque se destinarán para la construcción de 18 countries. La verdadera cara de la criminalización a las familias pobres, facilitar negocios inmobiliarios a los ricos y empresarios de la construcción.

Solo en la provincia de Buenos Aires hay cerca de 500 barrios privados que se construyeron sin permiso. Esto fue posible porque no se sancionó a los desarrolladores inmobiliarios y luego se le dieron facilidades para la regularización de estos emprendimientos ilegales. Los ricos pueden usurpar las tierras para sus negocios capitalistas y lujosos barrios privados, mientras miles de familias no tienen donde vivir. Esos parece que no son “delincuentes”.

Te puede interesar: Toma de tierras: la lucha de clases urbana

Plan de viviendas ya para el pueblo trabajador

Las y los docentes de la Agrupación Marrón, defendemos los intereses del conjunto de la clase trabajadora y del pueblo pobre. Defendemos y exigimos un plan de viviendas populares YA. Primera condición para que las y los niños y adolescentes, que más de la mitad son pobres en PBA puedan tener un lugar donde crecer. Y merecen educación pública, gratuita y de calidad.

Es fundamental subrayar que así como demandamos por nuestro salario y condiciones laborales, la pelea por el alimento de les pibes, la conectividad, en el marco de cuarentena, y ahora la pelea por la vivienda (de elles y la nuestra) están íntimamente ligadas a la “cuestión educativa”. ¿Qué joven o niñe puede estudiar si no tiene un lugar para vivir dignamente? ¿Que docente puede trabajar si es desalojado porque no llega a pagar el alquiler? ¡Viviendas y educación popular están unidas!

No podemos permitir como en otros momentos los capitalistas insaciables impongan que la crisis la paguen los de abajo. Docentes, estudiantes junto a sus familias debemos pelear juntos, desarrollar nuestra fuerza social para imponer en las calles otra salida. Que esta vez la crisis la paguen los capitalistas. No podemos permitir nuevamente gente en la calle, hambre, chicos sin un techo, desocupación masiva. Otra vez, no.

Por todo esto, desde La Marrón, desde las comisiones directivas de los Sutebas Multicolores de La Matanza, Tigre, Ensenada, Quilmes, Escobar, Bahía blanca, y decenas de congresales y delegados en toda la provincia de Bs As, docentes de la Ciudad de Buenos Aires, desde las secretarías de Ademys y la oposición de UTE; venimos impulsando una amplia solidaridad con las familias y acercándonos a las distintas ocupaciones que hay en curso. Estuvimos en Guernica junto a centenas de trabajadores y estudiantes solidarios, con Claudio Dellecarbonara, diputado del PTS-FITU dejando alimentos, agua, ropa, donaciones recaudadas en las escuelas, lugares de trabajo, barrios.

El jueves 17 de septiembre, además fuimos parte de la importante jornada nacional convocada por el sindicalismo combativo, la Izquierda y todos los sectores en lucha en Plaza de Mayo y el Obelisco, buscando unir la enorme fuerza de todos quienes padecemos la crisis en las calles.

Te puede interesar: Ganamos las calles: gran jornada en apoyo a todas las luchas

Se necesita un plan de viviendas de manera urgente. Que se declaren los terrenos ociosos de utilidad pública, empezando por el de Guernica, para ser expropiados e iniciar un plan de urbanización y construcción de vivienda digna en base a un verdadero impuesto permanente a las grandes fortunas, grandes empresarios y banqueros, una realidad concreta. Y que este plan de viviendas sirva para combatir al desempleo que será creciente. No hay muchas opciones. O se toman medidas para que la crisis la paguen los grandes empresarios o la degradación de las condiciones de vida que estamos viendo en Guernica se irán extendiendo. La solidaridad y la unidad en la lucha es el primer paso, para imponer las demandas populares.

Los sindicatos docentes tienen que ponerse al frente

Al día de hoy, las conducciones sindicales de CTERA, Suteba, UTE, que enseguida salieron a bancar al gobierno ante la extorsión policial y que cedió en todas las demandas, no han hecho siquiera un tweet de solidaridad con las familias de Guernica. Un sindicato docente no puede darle la espalda, ya no hablamos de que no hay conectividad o alimentación, no tienen un techo donde vivir.

Son las familias de nuestras escuelas, nuestros pibes y pibas, que pelean por una "casita" como lo dicen los más de 3 mil niñes en Guernica.

La Celeste tiene que romper su alianza con el gobierno nacional, abandonar sus cómodos sillones y organizar una gran campaña de solidaridad con las familias, unirse, organizarse, y pelear por las demandas populares y las de los docentes. Tienen una pasividad cómplice, solo la dejan de lado cuando se trata de apoyar al gobierno llamando a actos o bancando el acuerdo con los bonistas

Exigimos la convocatoria a asambleas para debatir y decidir democráticamente la mejor manera de llevar esta campaña adelante, y también la pelea por nuestras demandas específicas. Como por ejemplo, nuestra paritaria en Provincia, nadie fue consultado y en la cual Baradel negocia sin mandato a nuestras espaldas.

Te puede interesar: No al desalojo a quienes luchan por vivienda: basta de pasividad cómplice de las cúpulas sindicales y ataques a los que pelean en Guernica

Tenemos puntos de apoyo como SUTEBA Multicolor La Matanza, Ensenada, Tigre o Ademys que se pronunciaron contra los desalojos y desarrollan la solidaridad con las familias sin techo. La conducción celeste de SUTEBA, que nuclea a miles de docentes que trabajamos en Guernica y los barrios del Conurbano donde proliferan las tomas y ocupaciones de tierra tiene una gran responsabilidad. Debe repudiar todo intento de desalojo y represión y a quienes lo impulsan, y poner en marcha toda su fuerza para rodear de solidaridad efectiva a las miles de familias sin tierra, impulsando una gran campaña provincial de recolección de alimentos, ropa, elementos de higiene, etc, en cada una de nuestras escuelas. Porque nuestros pibes necesitan su techo.

Desde La Marrón ya los estamos haciendo. Queremos poner nuestro mayor esfuerzo para que nuestros alumnos, sus familias, tengan tierra y techo para vivir. Sumate con nosotros, seamos miles de docentes colaborando con la difusión de esta pelea, con fotos en las redes sociales, aportando con donaciones de alimentos, vestimentas y acercándonos a Guernica y las ocupaciones para rodear y abrazar a las familias. ¡Por vivienda digna para nuestros alumnos!







Temas relacionados

Toma de tierras   /    Suteba   /    Ademys   /    Docentes   /    Vivienda   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO