×
×
Red Internacional

Historias de vida.Prematuro extremo nacido en el Castro Rendón festeja cada cumpleaños con el personal de salud

Agustín cumplió 18 años el 14 de mayo, cada año junto a su familia saludan y dedican parte del festejo al equipo que lo cuidó durante la batalla por sobrevivir, luego de haber nacido prematuramente y con pronóstico reservado.

Analía ParedesEnfermera de Neonatología del Hospital Castro Rendon

Domingo 16 de mayo | 17:27

No fue un milagro, fue obra del equipo de neonatología del Hospital Castro Rendón. El hospital de máxima complejidad donde la calidad de la atención y la garantía del derecho a la salud, es siempre observada por quienes trabajamos ahí.

El grupo de Neonatología actual, del cual soy parte, no es el mismo que atendió a “Highlander Kirby”, como apodaron a Agustín hace 18 años pero la pasión por el trabajo que hacemos sí. A las 6 de la tarde del año 2003 nacía Agus, en medio de un conflicto de salud, la mamá de Agustín se llama Betania y en la emotiva carta que dedicó al equipo de salud, entre paréntesis agregó: “siempre los elefantes pisando fuerte”.

El equipo de "Neo" actual posando con la torta enviada por Agustín y su familia.

La carta de Betania continúa y en momento dice:

  • Agus nació con 28 SDG, gritando pese a su prematurez y acusando un peso de 1,080 kg…
    Lo pudimos conocer horas después, cerca de las 23 hs fuimos a ver a ese pequeño ser enchufado a mil vías y aparatos; con nuestra inocencia juvenil (teníamos 20 y 23 años) pensábamos que iban a ser solo unos días que estuviese internado… esos días fueron 2 meses y 22 días de internación.
  • La Dra. Ofelia fue su médica de cabecera, lo había apodado Highlander Kirby; muchas veces fueron noticias duras y con muy pocas esperanzas las que ella nos daba, pero Agus seguía firme en su terquedad de sobrevivir, taurino de pura cepa se aseguró con todas sus fuerzas continuar en este plano y así lo hizo.
  • El día del padre de 2003, llegamos al Hospi y me fui directo al lactario, yo siempre mantuve la esperanza de amamantar a mi hijo y fue tal el acompañamiento recibido que lo pude lograr… que lástima que no existía el banco de leche en ese momento!...
  • En el lactario estaba la mamá de Milagros, compañera de sector de Agus y me dice: tenes que ir a ver el angelito hermoso que hay en Neo… cuando subo, estaba Pablo con Agus a upa, esa madrugada Agus se había “arrancado” el respirador y nunca más hubo que intubarlo; las enfermeras lo habían vestido con un conjuntito blanco que habíamos llevado a modo de regalo para su papá.

Elijo estos tres párrafos de la carta de Betania porque muestran la manera que trabajamos en un hospital donde el vaciamiento se ve a cada momento, no es el mismo hospital ahora que hace 18 años, en ese momento no había lactario ahora sí, pero cada cosa que se consiguió fue porque los y las trabajadoras le ponemos el cuerpo a las necesidades de las personas que atendemos y es cuando se produce este vínculo tan fuerte con la comunidad usuaria de nuestros hospitales y centros de salud y de cada servicio que lo componen.

Pablo, Betania, Agustín y Mailen en la actualidad viven en San Martin de los Andes.

En otra parte de la hermosa carta dice:

  • Siempre agradecemos no haber tenido Obra Social en ese momento y haber “caído” al hospi público, porque sabemos que la historia hubiese sido distinta en otra institución, siempre primaron lo humano, el contacto con nuestro hijo… y pese a que terminamos su “engorde” en otro hospital, nuestro agradecimiento eterno es al Hospital Castro Rendón y a su equipo humano que es invaluable.

Agustín dedicó un video interpretando un tema al equipo de Neonatología.

Agustín salió por la puerta grande del hospital, no quedó con secuelas pese a su prematurez extrema, hasta los 16 años hubieron algunos episodios de bronquiolitis, se negó a tratar las cicatrices que le quedaron producto de las intervenciones por las que pasó porque según Agustin son parte de su historia. Está terminando la secundaria, tiene una hermana menor llamada Mailen, desarrolla múltiples actividades, es comprometido con las causas sociales y en medio de este conflicto de salud pública, esta carta más que nunca viene a reforzar por qué luchamos en los hospitales y centros de salud. Nosotros brindamos la mejor atención, nos capacitamos, somos la mayoría, nuevas camadas en Neo, pero como dije antes la historia de Agustín y su familia y el vínculo con la salud pública es de un gran aliento y reconocimiento de nuestra tarea y a la vez es nuestra mejor bandera en defensa de la salud pública.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias