Juventud

UBA

Psicología abrió sus puertas teñida de amarillo PRO

A diferencia de la última década este año la Facultad de Psicología encabezada por la decana y vicerrectora de la UBA, Nélida Cervone (UCR), abrió sus puertas con los cursos de verano alineada al gobierno nacional del PRO.

Pablo Herón

@PhabloHeron

Antonella Aguirre

Concurrente del Hospital Piñero y Licenciada en Psicología

Martes 2 de febrero de 2016 | Edición del día

Si fuera por el paisaje dentro de la facultad podríamos decir que no cambiaron muchas cosas, comenzaron las pocas materias que se pueden cursar en verano con cupos colapsados, cientos de docentes trabajan ad-honorem y los convenios con las grandes empresas como el banco Santander Río están intactos. Mientras tanto, el macrismo está llevando adelante un feroz ajuste contra los trabajadores con despidos y represión.

Muestra de esto es el Hospital Roffo, dependiente de la UBA, donde la misma gestión universitaria es la que está llevando adelante despidos y persecuciones a sus trabajadores. Si durante el gobierno kirchnerista se realizaron grandes negociados entre las universidades públicas y grandes empresas, el gobierno de los CEO promete profundizar este modelo. Quien llevó adelante esta política en Psicología fue la decana Nélida Cervone junto su brazo estudiantil EDI/Franja Morada. Ambos integrantes del radicalismo, el mismo que maneja el presupuesto universitario y forma parte del gobierno nacional dentro del frente Cambiemos. A su vez en el sector de la salud el gobierno nombró como Director Nacional de Salud Mental y Adicciones a un médico psiquiatra enemigo de la Ley de Salud Mental y amigo de las farmacéuticas, Andrew Blake. En el país y en la universidad, un mismo modelo.

La represión al poder

El macrismo inició su mandato decretando un ajuste con despidos masivos en el sector público y privado, al mismo tiempo que fortaleció el aparato represivo para acallar a quienes se propongan enfrentar estas medidas. Muestras de esto son la represión a Cresta Roja y los municipales de La Plata, el traspaso de la Federal a la CABA, la Ley de Derribo y la detención de Milagro Sala.

Frente a esto el miércoles pasado el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMJyV), integrado por organizaciones políticas, sociales y de DDHH -que impulsan la marcha del 24 de marzo levantando la independencia política de los gobiernos de turno- realizó una importante movilización en el marco de una jornada nacional, denunciando el intento de hacer de la detención de Milagro Sala un caso testigo para avanzar en la criminalización de la protesta social. El PTS estuvo a la cabeza de impulsar esta orientación, inclusive en discusión con los compañeros del Partido Obrero/EPA que hasta ese momento se negaban a impulsar acciones en común contra la política represiva del macrismo.

Mientras tanto el kirchnerismo, el mismo que votó la ley antiterrorista que hoy Morales utiliza para detener a Sala y que le heredó al nuevo gobierno más de 4000 procesados por luchar, se limita a un apoyo testimonial a las luchas en curso. Así se evidencia en su nula participación en dicha movilización por la libertad de una militante de su propia corriente, limitándose en el último tiempo a participar de convocatorias aisladas a plazas sin el norte de plantear la organización seria de una resistencia frente al ajuste en curso. Y no solo eso, fue el mismo FPV el que le votó el presupuesto de endeudamiento y ajuste en la provincia de Buenos Aires a Vidal.

El CEP y su (no) resistencia

En este marco, mientras el gobierno está pensando cómo ponerle un techo a la paritaria docente, las agrupaciones de la conducción del CEP en manos de El Impulso, ni siquiera se ponen de acuerdo para llevar adelante la misma política: impulsar un modelo de centro de estudiantes por fuera de plantear la organización de la resistencia al macrismo. Por su parte La Mella/Motorpsico y El Brote toman en sus manos la misma política impotente del kirchnerismo, tal es así que ni siquiera apoyaron que el CEP se movilice junto al EMJyV por libertad a Milagro Sala. En cambio el espacio “Progresistas” de Stolbizer, del que formó parte Libres del Sur -que no hace mucho mantenía una alianza con el ministro que encabeza el ajuste, Alfonso Prat-Gay- hoy le brinda funcionarios al gobierno macrista como Danya Tavella, la Subsecretaria de Gestión y coordinación de Políticas Universitarias. ¿Acaso opinarán que es de progresista administrarle el presupuesto universitario a Macri?

Melina Michniuk, consejera directiva electa de la Juventud del PTS y Pan y Rosas en el Frente de Izquierda, declaró “desde la Juventud del PTS venimos apoyando la lucha contra el vaciamiento del Grupo 23, como hicimos participando del masivo festival en solidaridad el pasado domingo en parque Centenario, así como también salimos a las calles por la liberación de Milagro Sala en función de organizar una resistencia real. Muy distante de la política de la conducción actual del Centro de Estudiantes que de la mano de El Brote y La Mella ofrecen una resistencia testimonial y que por el lado de Libres del Sur directamente mantiene alianzas con integrantes del gobierno nacional”. Y agregó, “para ponerle un freno a los despidos y al avance represivo, es necesario que impulsemos un centro de estudiantes que se proponga organizar la resistencia en las calles y apoyando las luchas de los trabajadores; así como combatiendo el modelo de universidad al servicio de las grandes empresas que sostuvo el mismo kirchnerismo y que Cambiemos pretende profundizar”.







Temas relacionados

Facultad de Psicología UBA   /    Mauricio Macri   /    PRO   /    Encuentro Memoria Verdad y Justicia (EMVJ)   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO