Política

LOMAS DE ZAMORA

Qué chico es el mundo para una campaña que crece

En una caminata por Fiorito, un encuentro casual entre dos vecinos, uno ferroviario y otro trabajador de Kraft. Ambos impulsores de la lista de Nicolás del Caño, sin saberlo.

Martes 21 de julio de 2015 | Edición del día

La jornada comenzó muy temprano, el reloj marcaba que apenas habían pasado las 8 de la mañana y ya estábamos en Villa Fiorito. En la feria los puestos empezaba a tomar forma y los primeros vecinos ya caminaban por la misma a la par que los feriantes ultimaban los detalles. En aquella feria habíamos quedado en encontrarnos con nuestra candidata a intendenta Laura Magnaghi y Martín, un luchador del gremio señalero, uno de aquellos obreros decididos que el año pasado presentaron la primera lista opositora a la burocracia luego de muchos años, y que nos había invitado a impulsar la la Lista 1A, la de Nico del Caño, en su barrio. De allí nuestra puntualidad, Martín tenía tiempo hasta las 10, luego lo esperaba su labor en la cabina de señalero. Para aprovechar el tiempo y mientras la feria se organizaba, salimos a caminar por algunas calles de Fiorito con Martín haciendo punta. Rápidamente se paró al ver a un vecino que lo conocía. “Que hacés amigo” fue la recibida de aquel vecino; “estamos haciendo la campaña de la izquierda” respondió Martín. “No me digas que vos también” retrucó el vecino que continuó, para nuestra sorpresa, diciendo “nosotros en Kraft estamos todos con la izquierda”.

Qué chico es el mundo: en una calle de Fiorito, un señalero ferroviario que quiso impulsar la campaña en su barrio de repente se encuentra con un obrero de Kraft que todos los días viaja de Fiorito hasta Pacheco, y ambos se reivindicaban, sin saberlo, de la Lista 1A para renovar y fortalecer el Frente de Izquierda. El encuentro casual sirvió para que Martín y el compañero de Kraft quedaran en volver a verse para visitar a otros trabajadores de Kraft que también apoyan nuestra lista y viven en Fiorito. Nos despedimos de nuestro amigo de Kraft, y todavía asombrados seguimos caminando por Fiorito; la feria ya estaba en su esplendor y en los puestos de comidas ya ardía el fuego y los sabores ganaban la atmósfera del lugar. Martín se detuvo en uno de ellos a saludar a otro amigo que atendía una pequeña parrilla. El diálogo se volvió a repetir, Martín volvió a contar el objetivo de su visita y otra vez sumó apoyo: “dejá los volantes en el mostrador, que yo hago que la gente que pasa por acá se los lleve”. Seguimos nuestro camino en medio de la feria, pero el tiempo había pasado muy rápido y Martín tenía que rajar para su trabajo. Nos despedimos muy contentos por las horas compartidas y por el buen resultado de nuestra caminata. Martín se perdió en su camino y nosotros fuimos a seguir la campaña en otro populoso barrio de Lomas, San José, donde junto a Christian Castillo seguimos difundiendo la lista de Nico.







Temas relacionados

Laura Magnaghi   /    Elecciones 2015   /    Christian Castillo   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO