Juventud

RAZA Y CLASE

Raza, clase y estrategia en la ideología de los Panteras Negras

Un recorrido histórico y conceptual sobre las nociones de raza y clase y las implicancias en la estrategia política del Black Panthers Party For Self Defense (BPP), desde sus orígenes en 1966 hasta inicios de la década del 70.

Agustín Grubisíc

Estudiante de Historia UBA

Miércoles 22 de julio | 00:47

@mataciccolella

En 1966 se fundó el Black Panthers Party For Self Defense (BPP). En la primera versión de su programa (denominado Programa de los Diez puntos) sostenía en el punto tres: “queremos terminar con el robo del hombre blanco sobre nuestra comunidad negra” [1]. Posteriormente este punto se modificaría con la siguiente formulación: “queremos terminar con el robo del CAPITALISTA sobre nuestra comunidad negra” [2]. Esta modificación expresaba una tensión sobre la articulación entre raza y clase en el BPP. Este problema no es menor porque implica explorar la potencialidad de la concreción de alianzas de clase del BPP con otros sectores raciales y grupos obreros e indagar la forma en que estas se podían establecer. En este caso nos ocuparemos de las elaboraciones de los Panteras Negras durante el período 1967-1971. En estos años Eldridge Cleaver se encontraba frente al Ministerio de Información del BPP aunque exiliado políticamente desde el año 68. Junto a Huey P. Newton, fundador y líder del partido, fueron los principales referentes ideológicos de los BPP.

Los Panteras Negras por la autodefensa (1966-1967)

En 1966, cuando Cleaver salió de prisión, el modelo de acumulación de posguerra comenzaba a agotarse. Al mismo tiempo, el movimiento afroestadounidense se encontraba en ascenso. Este había tenido dos motores: la obtención de derechos políticos y las demandas económicas [3]. La conquista de los primeros, no apaciguó la lucha por las segundas. Por el contrario, en el período 1964-1968 hubo una efervescencia de motines por todo el país [4]. La pobreza en Estados Unidos se encontraba atravesada por el problema de la raza. Los afroestadounidenses eran confinados a los barrios más pobres conocidos como guetos, donde abundaba la desocupación y el subempleo. En 1963, el desempleo entre los blancos era de 4,8%, mientras que entre los no blancos este porcentaje ascendía a 12,1%; la mitad de la población afroestadounidense vivía por debajo del umbral de pobreza [5]. Esta tendencia se profundizó en los años posteriores. El gobierno lanzó distintos programas de asistencia social que se demostraron por demás ineficaces [6].

Por aquel entonces, el BPP se dedicaba principalmente a realizar patrullajes armados contra la policía para evitar los abusos que esta cometía contra la comunidad afroestadounidense. Esta actividad se basaba en la puesta en práctica de la autodefensa armada que había sostenido Malcolm X, combinada con la adopción de aspectos de la guerra popular prolongada de la teoría maoísta. Como no había guerra y, por ende, tampoco ejércitos regulares, la reapropiación de este concepto en el BPP consistió en la organización del control armado sobre la policía como modo de ganar el apoyo popular [7].

Como respuesta a sus prácticas, se sancionó la Ley Mulford (1967) que prohibía la exhibición de armas en las vía pública. En medio de un gran escándalo político, los Panteras Negras perdieron su principal eje político pero ganaron el apoyo de miles a lo largo de Estados Unidos. El BPP pasó de ser un pequeño grupo en la ciudad de Oakland a un partido con proyección nacional. A partir de aquí, el partido se encontró sometido a una enorme presión debido a la represión estatal. Dentro del marco del COINTELPRO, el BPP sufrió el asesinato y encarcelamiento de muchos de sus dirigentes como también operaciones e infiltraciones de agentes de inteligencia en sus filas.

En febrero de 1967, Eldridge Cleaver había conocido a Huey P. Newton y Bobby Seale en una reunión de planeación de actividades en conmemoración del cuarto aniversario de la muerte de Malcolm X. Las ideas de este último, habían influido fuertemente en Cleaver para decidir abandonar la vida delictiva que había llevado hasta ese momento. En la cárcel, también había leído a Marx, Lenin, Fanon, Guevara y Mao [8]. Al momento de conocer al futuro Ministro de Información, los fundadores del partido, Huey P. Newton y Bobby Seale habían recorrido un camino de lecturas teóricas similar a este. Para Cleaver, su encuentro con los BPP “fue, literalmente, un caso de amor a primera vista” [9].

El marxismo del BPP

Imposibilitado de continuar con los patrullajes armados, el BPP debió revisar los fundamentos de su militancia. Uno de los elementos que distinguió a los panteras del resto de las organizaciones afroestadounidenses fue su búsqueda de incorporar conceptos del marxismo a su pensamiento.

En primer lugar el BPP se inscribió en la tradición marxista respecto de considerar la existencia de un conflicto entre clases que solo puede resolverse por medio de la violencia, en otras palabras, la revolución. De esta forma, la revolución implicaba un enfrentamiento directo con el Estado burgués como aparato de opresión y represión de clase. Para Cleaver esta definición significó un gran avance en la historia de la humanidad [10]. El concepto de revolución fue sustancial en los distintos miembros del BPP durante este período. Sin embargo la forma de encaminarse a la revolución era más difusa.

Así como Cleaver reconocía la importancia de la integración del marxismo dentro de la ideología del BPP, también hacía una adopción crítica al considerar que esa teoría se encontraba centrada en pensar los problemas de Europa. Para Cleaver, la centralidad de Europa en el marxismo era contradictoria con uno de los problemas fundamentales de Estados Unidos y base del activismo de los BPP: el racismo. En este sentido, Eldridge Cleaver argumentaba: En materia de racismo, el marxismo-leninismo nos ofrece muy poca ayuda [11]. En su visión, de un marxismo adaptado a pensar más Europa que Estados Unidos, se desprendía, entonces, que el problema del racismo haya quedado relegado del análisis marxista. Esta fuerte crítica no estaba enfocada al marxismo en general sino particularmente a los marxistas estadounidenses y, en especial, al Partido Comunista Norteamericano. Como veremos en el siguiente apartado, para Cleaver la deficiencia en el análisis del problema del racismo condujo a las deficiencias en la capacidad de los partidos marxistas de constituir efectivamente una organización revolucionaria [12].

La propuesta de Cleaver es un marxismo adaptado a la realidad estadounidense. Como precedentes de esta necesidad rescataba las experiencias de Kim Il Sung en Corea y Mao Tse Tung en China que, según él, aplicaron correctamente los principios del marxismo-leninismo a las condiciones de sus países [13]. De igual manera, la otra influencia destacable de Cleaver es Frantz Fanon. El acercamiento del revolucionario martiniqués a la posibilidad de construcción de un marxismo que incorpore la problemática del racismo fue una gran influencia para los BPP. Muchos de sus conceptos fueron reaplicados por estos para el estudio específico de los EE.UU.

Las dos clases obreras de Estados Unidos

Un estudio específico del capitalismo en EE.UU. requería el estudio de su clase obrera. Cleaver argumentaba que “la clave de la confusión tiene que ver con asumir falsamente la existencia de un solo proletariado Estadounidense” [14]. De esta confusión se desprendían todos los análisis erróneos que el BPP reprochaba al marxismo-leninismo estadounidense. De esta forma, los BPP dieron cuenta de la existencia no de una sino (por lo menos) dos clases obreras: por un lado la Mother Country Working Class y, por otro, la Working class from the Black Colony. El factor divisorio del proletariado estadounidense era su racialización.

Para los Panteras, los años de bonanza capitalista habían transformado a la clase obrera en un “movimiento sindical “vendido”: no revolucionario, de mente reformista, que solo está interesado en salarios más altos y mayor seguridad laboral” [15]. A su vez, denunciaban que los dirigentes de la AFL-CIO (independientemente de su color de piel) eran traidores de clase pero su política reflejaba las limitadas aspiraciones sindicales de los trabajadores [16]. Debido a que la clase obrera era “el ala derecha del proletariado” [17], se desprendía el error de los partidos de izquierda de intentar organizarla dado que esta se encontraban lejana al marxismo y cercana al Partido Demócrata [18].

Por lo tanto, si la clase obrera tradicional no era más la vanguardia revolucionaria, debía encontrarse otra vanguardia a la cual organizar. De lo contrario sería imposible construir un partido revolucionario como pretendían los Panteras Negras. Para responder a este problema, Cleaver introdujo una nueva categoría a su análisis: el lumpenproletariado. Nuevamente, el Ministro de Información realizaba dos aclaraciones. Por un lado distinguía que el lumpenproletariado (al igual que la clase obrera), se encontraba racializado entre el Mother country y el lumpenproletariado from the Black Colony. Por el otro, advertía que este último lumpenproletariado era en realidad parte del proletariado, pero en la práctica tenía comportamientos diferenciados que lo constituían como el ala izquierda del proletariado. Este lumpenproletariado se encontraba definido como: Todos aquellos que no tienen seguridad en sus relaciones (laborales) o interés personal en los medios de producción y las instituciones de la sociedad capitalista. La parte del ejército industrial de reserva que se mantiene perpetuamente en reserva [19].

A este sector reemplazado por las maquinarias, poco calificado y que habitaba los guetos en las ciudades se proponía organizar el BPP. Por ello, la categoría de lumpenproletariado es sumamente importante ya que determina el sujeto de acción para el partido. En la utilización de este concepto, nuevamente vemos la influencia de Frantz Fanon en la teorización de los Panteras Negras. El martiniqués sostenía que “el lumpen proletariado (...) constituye una de las fuerzas más espontáneas y radicalmente más revolucionarias de un pueblo colonizado” [20]. Al igual que Fanon criticaba a las organizaciones obreras por menospreciar la importancia del lumpenproletariado, Cleaver acusa a las organizaciones obreras y los partidos de izquierda estadounidenses de no representar al conjunto de la clase obrera, tal como estos decían.

En consecuencia, como la tarea partidaria consistía en organizar políticamente a este sector, se definía un espacio para la actividad política. Sí la forma de lucha de la clase obrera era a través de la huelga, por su relación con la posición que ocupaban con los medios de producción, el lumpenproletariado que se encontraba desterrado de estos debía definir su propio espacio que no era otro que las calles [21] De esta forma, se marcaba una tendencia del partido, la centralidad de su política no pasaba por la organización en el ámbito productivo. La perspectiva de las calles como centro de gravedad de la política del BPP, habilitaba a una amplia gama de tácticas. En particular, los programas de ayuda comunitaria autoorganizados (survival programs) se fueron construyendo poco a poco como el eje articulador de la actividad del partido en conjunto con el desarrollo de una estrategia electoral. Como veremos en el próximo apartado, esto no impedía la concreción de alianzas con otros sectores de la clase obrera.

A través de las razas y las fronteras

Un hecho que distinguía al BPP de otros sectores del movimiento afroestadounidense era su apertura a la concreción de alianzas con otros grupos étnicos. Esta incluía no solo a los demás grupos étnicos oprimidos, sino también, a blancos. Tal situación generó controversias al interior del BPP, siendo la más notable la ruptura de Stokely Carmichael tras la alianza electoral con el Freedom and Peace Party. Ante su salida del partido por las diferencias en torno en las alianzas con los blancos, Eldridge Cleaver escribió una carta abierta, en la que argumentaba: el sufrimiento no distingue colores, las víctimas del imperialismo, el racismo, el colonialismo y del neocolonialismo, tienen todos los colores, y lo que ellas necesitan es una unidad basada en los principios revolucionarios más que en el color de piel [22]. En ese sentido esgrimía que el partido se basaba en los principios del marxismo-leninismo y, por ende, la distinción entre amigos y enemigos no pasaba por el color de piel [23]. En una entrevista realizada a raíz de la mencionada ruptura, Cleaver profundizaba que el BPP tenía un proyecto opuesto a la burguesía negra y que lo primordial, según los principios del marxismo-leninismo, era el internacionalismo proletario junto a todas las personas con las que se encontraban luchando [24].

En el mismo sentido, Newton reflexionaba sobre el desarrollo ideológico del partido en relación a la problemática de las razas y las nacionalidades. En su recorrido el líder de los Panteras Negras recordaba que cuando fundaron el partido se reivindicaban dentro del nacionalismo negro [25]. Posteriormente, reconfiguraron esta propuesta en nacionalismo revolucionario (socialista) y en consecuencia, esto conllevó a reivindicarse como internacionalistas [26]. El internacionalismo de los BPP fue tan fuerte que su posicionamiento durante la guerra de Vietnam no solo abogó por su finalización sino también por la victoria del Vietcong, llegando inclusive a ofrecerse como combatientes. La relación fue tal que el Ministro de Cultura norvietnamita llegó a decirles “ustedes son los panteras negras, nosotros somos los panteras amarillas” [27]. Igualmente el desarrollo conceptual no se detenía aquí. Newton argumentaba que el desarrollo del imperialismo desdibujó los límites del Estado y de la nación. Por ende, la concepción más correcta era la de reivindicarse intercomunalistas revolucionarios, es decir, en solidaridad con todos los pueblos dominados del mundo [28]. El concepto de intercomunalismo introduce otra variante importante: la inexistencia de la posibilidad del socialismo en un solo país [29]. El comunismo sería entonces la eliminación del racismo y la conformación de una sola gran comunidad [30].

En la práctica, estas ideas se expresaron en un variado espectro de alianzas con distintos grupos étnicos que iban desde pandillas hasta partidos de izquierda. Una de las experiencias más profundas en ese sentido fue la Rainbow Coallition en la ciudad de Chicago. Inclusive, luego del levantamiento de Stonewall, Newton pensó en la posibilidad de ligarse al movimiento homosexual, posibilidad que Cleaver desdeñaba. En definitiva, el BPP no tenía ningún problema de principios teóricos en cuanto la posibilidad de buscar aliados de otros orígenes étnicos por fuera de la comunidad afroestadounidense.

Las consecuencias estratégicas

A lo largo del artículo, hemos examinado la vinculación entre las nociones de raza y clase en los Panteras Negras. El principal hecho destacable del BPP fue la persecución de un análisis del problema de la opresión racial desde una perspectiva de clase, lo que lo ubicó como una de las organizaciones más revulsivas de su época. Esta perspectiva conllevó a una marcada política clasista y antiimperialista durante este período. Igualmente, si bien hacia el exterior el BPP mantuvo una fuerte colaboración de clase con distintos sectores étnicos a nivel nacional e internacional, en lo que respectaba a su propia organización el peso de la raza adquiría un mayor significado. En este sentido, más que la búsqueda de un partido que organizara al conjunto de la clase obrera, la política del BPP consistió en coaliciones y alianzas puntuales con otros sectores étnicos [31]. Una parte de la explicación a esta realidad reside en la propia elaboración teórica de los Panteras Negras. A su vez, esta nos permite entender el giro en el período posterior del partido que a primera vista puede resultar completamente contradictorio con sus formulaciones iniciales.

En primer lugar, la conceptualización de la razón de ser del partido. El BPP había nacido para organizar a un sector específico de la clase obrera, no al conjunto de ella. Sería a través de la organización del lumpenproletariado From The Black Colony, la vanguardia de la revolución. Como tal los esfuerzos del BPP se centraron en articular a este sector en específico, en detrimento de la incorporación y la conquista de mayor peso en la clase obrera ocupada. Aunque también es cierto que el concepto de lumpenproletariado no circunscribía la actividad política estrictamente a los afroestadounidense desocupados [32], sí determinaba una posición de poco interés político tanto sobre los obreros ocupados como de las principales organizaciones en las que se encontraban. Como hemos visto, el concepto de lumpenproletariado marcaba un espacio de la actividad política en donde lo primordial no eran los medios de producción sino las calles y más específicamente el gueto.

En muchos aspectos de su elaboración teórica los Panteras Negras mostraron una elevada comprensión de la situación del capitalismo estadounidense y de la fragmentación de la clase obrera al interior de este. Sin embargo, algunos de los conceptos reapropiados por Cleaver y Newton tenían una aplicación más problemática. En Los condenados de la tierra, Fanon hace hincapié en el escaso desarrollo de las fuerzas productivas en África producto de la expoliación imperialista. De esta forma, clase obrera en África era un sector muy reducido en términos poblacionales. Cabe preguntarse entonces, si estos conceptos eran válidos para la principal potencia imperialista con un desarrollo productivo completamente diferente y, por ende, si la apropiación del concepto de lumpenproletariado de Frantz Fanon, como el sector de mayor potencialidad revolucionaria, aplicaba para el caso estadounidense. Newton advirtió este problema. Para él, en una particular apropiación de la Revolución Rusa, la respuesta consistía en que así como Lenin advirtió que la clase obrera (que era una minoría en Rusia en relación con el campesinado) se encontraba en crecimiento, lo mismo ocurría con el lumpenproletariado en EE.UU. debido a que el desarrollo tecnológico generaba desocupación, convirtiéndolo en potenciales lúmpenes [33]. Sin embargo, como hemos dicho, la actividad sindical del partido ocupaba un plano secundario y se encontraba más enfocada en la solidaridad con los sectores racializados de la clase obrera y la lucha contra la discriminación en los lugares de trabajo [34] que en una aspiración de representar al conjunto de la clase obrera.

De esta forma, el programa de los diez puntos, uno de los más ambiciosos de la historia de los Estados Unidos, también estaba dirigido en particular a un sector determinado de la clase obrera, es decir, a los habitantes afroestadounidenses de los guetos. Bajo la premisa maoísta de que en inferioridad de condiciones era necesario conservar y aumentar las fuerzas propias para posteriormente destruir las de los oponentes, surgía la idea de un programa que no era “ni revolucionario ni reformista, sino un programa de supervivencia” [35]. De esta forma, debido a la elección del lumpenproletariado como sujeto revolucionario, los survivals programs se volvían una tarea estratégica limitando la organización y la articulación con sectores más amplios de la clase obrera.

A medida que el curso del partido giraba más en torno a los survival programs, las divergencias estratégicas entre Newton y Cleaver se fueron acrecentando. Desde Argelia, Cleaver abogaba por la lucha armada [36], mientras que Newton sostenía la necesidad de seguir aumentando la influencia del partido por medio de los survival programs. Para ello, retomaba a Mao, apuntando que la importancia de sus lecciones no consistían tanto en la violencia sino en la necesidad de crecer en influencia [37]. En un partido hostigado por la represión estatal, donde muchos de sus cuadros dirigentes fueron encarcelados y asesinados, las diferencias estratégicas entre estos develaban un partido menos homogéneo ideológicamente de lo que se mostraba.

Si, por un lado, la conversión en una guerrilla urbana hubiera sido inaplicable, por otro, la necesidad financiera de mantener estos programas contribuyeron al desarrollo de una marcada estrategia electoral que llegó a su punto de quiebre en el año 1972 con las candidaturas para el Partido Demócrata, al cual anteriormente repudiaban. Paul Alkebulan sostiene que la filosofía del partido en torno al socialismo se encontraba más relacionada con la distribución de la riqueza que con la producción [38]. Esto contribuyó a que la relación con el estado dejara de ser antagónica, limando así la arista más revolucionaria del BPP. De esta forma, el contenido de clase fue quedando relegado en las alianzas que los Panteras Negras establecieron después de 1971.



[1The Black Panthers: Black community news service. Vol 1 Nº6, November 1967.

[2Cleaver Eldridge, “On the ideology of the Black Panthers Party ”, 1969. http://freedomarchives.org/Documents/Finder/DOC513_scans/BPP_General/513.BPP.ideology.bpp.pt.1.pdf (Consultado 20/07/2020), mayúsculas en el original.

[3Fox Piven, France y Cloward, Richard “Poor´s people Movement” Vintage Books Edition 1979 pág. 181.

[4Solo en 1967 se contabilizaron en total 83 levantamientos de la comunidad afroestadounidense.

[5Zinn, Howard “ La otra historia de los Estados unidos” Otras voces pág. 425.

[6Carbone, Valeria “Racismo, Raza y Clase en la lucha de base y resistencia de los afro-estadounidenses durante 1968-1988” Tesis doctoral CONICET, 2017, pág. 105.

[7Huey P. Newton “On the Defection of Eldridge Cleaver from the Black Panther Party and the Defection of the Black Panther Party from the Black Community: April 17, 1971. en “To die for the people: the writings of Huey P. Newton”, Random House, Inc 1972 New York.

[8Cleaver, Eldridge “Soul on ice” Dell Publishing 1991.

[9Cleaver, Eldridge “La biblia negra” en Cleaver Eldridge “Pantera Negra” Siglo XXI Editores, México, 1970.

[10Cleaver Eldridge, “On the Ideology...” op. cit. Pág. 5.

[11Ídem Pág. 5

[12The lack of a proper analysis is responsible for the ridiculous approach to these problems that we find among Mother Country Marxist-Leninists. And their improper analysis leads them to advocate solutions that are doomed to failure in advance”, ibídem pág. 7.

[13Ibídem pag 7

[14Ibídem pag 9

[15Ibídem pag 9

[16“The Labor Movement has abandoned all basic criticism of the Capitalist system of exploitation itselfo The George Meanys, Walter Reuthers, and A. Phillip Randolphs may correctly be labelled traitors to the proletariat as a whole, but they accurately reflect and embody the outlook and aspirations of the Working Class”, ibídem.

[17Ibídem

[18The Communist Party of the United States of America, at its poorly attended meetings, may raise the roof with its proclamations of being the Vanguard of the Working Class, but the Working Class itself looks upon the Democratic Party as the legitimate vehicle of its political salvation”, ibídem.

[19Ibídem

[20Fanón, Frantz. “Los condenados de la tierra”, Fondo de cultura Económica: México, 1963, pág. 119.

[21“The students focus their rebellions on the campuses, and the Working Class focuses its rebellions on the factories and picket lines. But theLumpen finds itself in the peculiar position of being unable to find a job and therefore is unable to attend the Universities. The Lumpen has no choice but to manifest its rebellion in the University of the Streets.” en Cleaver Eldridge, “On the Ideology...” op. cit. Pág. 10.

[22Cleaver, Eldridge “ An Open Letter to Stokely Carmichael “ en Foner, Philiphs “The Black Panthers speak” Haymarket Books Chicago 2014 1969 pág. 105.

[23“Eldridge Cleaver Discusses Revolution: An Interview from Exile” en Foner, Philiphs “The Black...”op. cit.

[24Ídem

[25In 1966 we called our Party a Black Nationalist Party. We called ourselves Black Nationalists because we thought that nationhood was the answer Shortly after that we decided that what was really needed was revolutionary nationalism, that is, nationalism plus socialism”. Newton, Huey P. “Speech on....” op.cit. pág. 31. Vale aquí recordar el primer programa de los diez puntos que mencionamos al inicio del artículo.

[26Ídem.

[27Citado en Bloom Joshua and Waldo Martin Jr. “Black Against Empire : the history and politics of the black panthers Party”, University of California Press, Londres, 2013.

[28Newton, Huey P. “Speech on....” op.cit. pág. 31.

[29I stated that in the United States socialism would never exist. In order for a revolution to occur in the United States you would have to have a redistribution of wealth not on a national or an international level, but on an intercommunal level”. Newton, Huey P. “Speech on....” op.cit. pág. 34

[30“We must unite as one community and then transform the world into a place where people will be happy, wars will end, the state itself will no longer exist, and wewill have communism” Newton, Huey P. “Speech on...”, ídem.

[31Carbone, Valeria “Racismo, Raza y Clase...” op.cit.

[32La categoría de ‘lumpen’ era lo suficientemente amplia como para incluir a trabajadores empleados y desempleados. Se trataba de los millones de negros que carecían de representación u organización política o sindical, que no eran dueños ni controlaban el capital o los medios de producción, y cuya vida era una lucha constante por la supervivencia, ídem, pág. 161.

[33He (Lenin) saw that while the proletarians were a minority in 1917, they had the potential to carry out a revolution because their class was increasing and the peasantry was declining. That was one of the conditions. The proletarians were destined to be a popular force. They also had access to the properties necessary for carrying out a socialist revolution. that while the lumpenproletarians are the minority and the proletarians are the majority, technology is developing at such a rapid rate that automation will progress to cybernation, and cybernation probably to technocracy”, en Newton, Huey P. “Speech on...”, op. cit. pág. 27.

[34Sobre las luchas sindicales en las que participó el BPP ver Carbone, Valeria “Racismo, Raza y Clase...” op.cit.

[35Newton, Huey P. “Speech on...” op. cit pág. 20.

[36Alkebulan, Paul “Survival pending revolution” Univesity of Alabama press 2007 págs. 80-81

[37A lot of so-called revolutionaries simply do not understand the statement by Chairman Mao that “Political power grows out of the barrel of a gun." They thought Chairman Maosaid political power is the gun, but the emphasis is on "grows." The culmination of political power is the ownership and control of the land and the institutions thereon so that we can then get rid of the gun” en Huey P. Newton “On the Defection...” op cit pág. 48

[38Alkebulan, Paul “Survival...” op.cit pág. 43







Temas relacionados

Panteras Negras   /    #BlackLivesMatter   /    Malcom X   /    Racismo   /    Estados Unidos   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO