Internacional

Hong Kong

Reprimen protestas contra la reforma electoral

El Parlamento de China anunció el domingo que controlará estrictamente la nominación de candidatos para una histórica elección en Hong Kong en 2017, una medida que ya está generando manifestaciones multitudinarias en el distrito financiero del centro de la ciudad.

Martes 2 de septiembre de 2014 | Edición del día

Izquierda Diario/Reuters

El comité permanente de la Asamblea Popular Nacional de China (APN) dijo que había respaldado un marco de trabajo para permitir que sólo dos o tres candidatos se postulen en 2017 para ser el próximo líder de Hong Kong. Todos los candidatos deben obtener primero el respaldo mayoritario de un comité de nominación que probablemente estará integrado por quienes apoyan al régimen de Pekín. La decisión de la APN -el árbitro final chino en los asuntos democráticos de Hong Kong- hace casi imposible que opositores al régimen se puedan postular a las elecciones.

"Esta es una decisión legal, justa y razonable. Es una decisión digna y prudente y su efecto legal está más allá de toda duda", dijo a los periodistas el subsecretario general del comité permanente de la APN, Li Fei, después de la toma de la decisión.
La reforma política ha sido una fuente constante de fricción entre el llamado movimiento prodemocrático de Hong Kong y China continental desde que la ex colonia británica fue devuelta a los gobernantes del Partido Comunista en 1997.

Cientos de activistas exigen que Pekín permita una elección libre y real y han lanzado una campaña de desobediencia civil. Decenas de vehículos policiales y cientos de efectivos fueron desplegados fuera de la sede del Gobierno de Hong Kong mientras que cientos personas comenzaban a congregarse ahí.

“La decisión de la APN no nos deja espacio para luchar por un sistema genuinamente democrático y comenzaremos nuestra campaña para una lucha pacífica y no violenta", dijo Joseph Cheng, coordinador de la Alianza por la Verdadera Democracia, una coalición de grupos que buscan el sufragio universal en Hong Kong. "Queremos decirle al mundo que no nos hemos dado por vencidos. Seguiremos luchando", agregó.

El viernes, China también reiteró su advertencia contra la interferencia extranjera y afirmó que no tolerará el uso de Hong Kong "como una cabeza de puente para subvertir e infiltrar al continente".

Los activistas que se oponen al régimen, aún no cuentan con un amplio respaldo entre la clase media de Hong Kong, a la que le preocupa antagonizar con China y ver interrupciones en los negocios.

Manifestantes han irrumpido durante un acto en el que Li Fei, vicesecretario general del comité permanente del Congreso Nacional del Pueblo (CNP), estaba interviniendo. Este funcionario chino estaba explicando la decisión de Pekín, mientras la policía dispersó a los activistas con gas pimienta.

Los manifestantes exigen el sufragio universal, pero los dirigentes del Partido Comunista en Pekín dicen que cualquier candidato a dirigir el territorio tiene que ser aprobado por un comité de designación.

Los miembros del movimiento llamado Occupy Central han amenazado con bloquear el distrito financiero de Hong Kong a menos que Pekín garantice las condiciones que ellos exigen, sentando las bases para nuevas protestas en las próximas semanas.
"Occupy Central es una actividad ilegal. Si cedemos, eso dará lugar a más actividades ilegales", dijo Li.

Alex Chow, presidente de la Federación de Estudiantes de Hong Kong, gritaba mientras era sacado a la fuerza. Los activistas estudiantiles dijeron que empezarían a boicotear las clases a mediados de septiembre y que los estudiantes de once colegios habían confirmado su participación. Un centenar de activistas se habían reunido para el discurso de Li, algunos de ellos ondeando banderas coloniales británicas y pancartas con una "X" sobre los caracteres chinos de "comunismo" en medio de una intensa presencia policial.

Li dijo que si los legisladores de Hong Kong no aprobaban la decisión de Pekín, como exige la ley, el próximo dirigente de la ciudad será elegido por un pequeño comité de elección.

Las reformas políticas han sido fuente de tensiones en Hong Kong y los dirigentes del partido en China temen que las peticiones democráticas se extiendan a otras ciudades.

El Consejo de Asuntos Nacionales del Territorio continental en la autónoma Taiwán, a la que China considera una provincia separatista, expresó su "pesar" por la decisión del Comité Nacional del Pueblo, mientras que grupos activistas publicaron mensajes en internet en apoyo del movimiento que se opone a estas medidas.

"Esta decisión del CNP de limitar el tipo y número de candidatos a las elecciones de Hong Kong es un importante revés para el avance de la democracia en Hong Kong, y expresamos nuestro pesar por esta decisión", dijo el Partido Progresista Democrático en la oposición en un comunicado.







Temas relacionados

Hong Kong   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO