Mundo Obrero

EL NEGOCIO DE LA FRUTA

Río Negro: en las chacras trabajo semiesclavo y en los frigoríficos trabajo insalubre

El gobierno y la burocracia sindical garantizan que las grandes empresas sigan cosechando siderales ganancias a costas de la súper explotación de miles de trabajadores rionegrinos y migrantes.

Domingo 24 de julio de 2016 | 12:03

José Adrian Liguen, dirigente de UATRE y diputado provincial por la alianza Juntos Somos Río Negro, en un comunicado defendió a la empresa acusada de trabajo esclavo y aseguró que no hay trata en Río Negro. El delegado regional de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) afirmó que “Kepple se caracteriza por un comportamiento ejemplar con sus trabajadores”, negando la existencia de trata de trabajadores rurales en Río Negro a raíz de lo sucedido hace unas semanas cuando 68 personas provenientes de Chaco fueron rescatadas de una situación irregular de explotación laboral en el Valle Medio. “No vamos a permitir que se cuestione el rol del sindicato” dijeron, y cínicamente aseguraron saber “en detalle” todo sobre los trabajadores rurales y sus empleadores. En el 2012 UATRE marchó junto a los policías y jueces implicados en el caso Solano contra la familia y sus abogados.

Liguen responde a FE, partido dirigido por el peronista Momo Venegas y que hoy apoya abiertamente a Macri, en la región, y llegó a ser diputado como parte de la alianza JSRN. Recientemente el gobernador Weretilneck impulsó la conformación de JSRN como partido político de cara a las elecciones 2017 e inauguró su primer local partidario en el corazón del Valle Medio, Choele Choel, donde desapareció el trabajador rural Daniel Solano a manos de la policía por intentar denunciar la estafa de la empresa EXPOFRUT a los trabajadores golondrinas.

Trabajar en frigoríficos es insalubre

Mientras la chacra se caracteriza por la precarización laboral, la trata y la súper explotación, en los galpones de empaque y frigoríficos las extenuantes e insalubres jornadas y el trabajo a destajo garantizan que las grandes patronales puedan seguir exportando millones de cajas de fruta a precio internacional con costos mínimos.
La ley 11.544 dicta un régimen especial de trabajo para los trabajadores del hielo y los frigoríficos ya que se considera que debajo de los cero grados, este trabajo insalubre provoca variadas secuelas en el organismo. El decreto nacional 6969/46 establece que “con sólo ingresar a una cámara con cero grado centígrado ya es trabajo insalubre”.

El Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y de Mercados Particulares (STIHMPRA) acordó con el Ministerio de Trabajo que los empleados frigoríficos trabajen no más de 6 horas diarias o 36 horas semanales. Los trabajadores denuncian que el sindicato les oculta esta información.

El imperio de la fruta

Kleppe es una empresa rionegrina con 2500 empleados, dedicada a la producción de cerezas, peras y manzanas, empaque, almacenamiento y despacho, exporta a más de 30 países de 4 continentes. En 1932 funda su primer establecimiento en Cipolletti, en 1972 el gobierno le cede 6000 hectáreas en el Valle Medio, predio dentro del cual se encuentra el Fortín Coronel Belisle inaugurado en 1881 como parte del genocidio contra los mapuches. Estas tierras llamadas ahora El Caldero fue donde recientemente hallaron 68 personas víctimas de trata laboral. En el Alto Valle creció hasta tener más de 20 establecimientos y más de 1500 ha. El 90% de la fruta que empaca (3 millones de cajas) es de producción propia, y entre Cipolletti, Fernández Oro y Contralmirante Guerrico cuenta con 3 plantas de empaque y 5 plantas frigoríficas. En los últimos años compró los activos de Salentein en el Valle Medio.

EXPOFRUT, la empresa implicada en la desaparición de Daniel Solano, hecho tras el cual se desnudó una mafia judicial, empresarial y policial para la súper explotación de personas que mayormente son indígenas del norte del país, es la más cuestionada por trata laboral. Esta multinacional produce 250 millones de toneladas de fruta fresca de lo cual exporta el 90%. Posee 2000 hectáreas en Argentina y 20 plantas de empaque y frío. Según su propia página emplea 1700 personas en temporada baja y 6000 en temporada alta a nivel nacional. Cuenta con 2 plantas de empaque en Allen, uno en Cipolletti, una en Gral. Roca, dos en Lamarque, uno en Chimpay, un frigorífico en San Antonio Oeste y otro en Gral. Roca. En Río Negro produce pera, manzana, fruta de carozo y cebolla. Junto a Kleppe representan la mayor parte del negocio frutícola del Valle de Río Negro, negocio que sostienen gracias a la precarización laboral, la súper explotación en las chacras y galpones de empaque y el trabajo insalubre en los frigoríficos. Hacia fines de 2015 ambas empresas habían despedido 350 trabajadores y suspendido 5000 temporarios. Tanto Expofrut, como Moño Azul, otra firma con chacras, galpones y frigoríficos propios, pertenecen al grupo multinacional Univeg.

Patagonian Fruits es otra empresa del Alto Valle de Río Negro que exporta fruta fresca a los 5 continentes llegando a ser la segunda empresa exportadora de manzanas, peras y uvas del país. Produce 45 mil toneladas de manzana y 25 toneladas de pera. La empresa junto a sus productores asociados concentran 3000 hectáreas y 22 galpones de empaque.

En un escenario de creciente exportación, sindicatos patronales que garantizan la precarización y súper explotación, el discurso de la crisis frutícola no es más que la maximización de las ganancias empresariales.







Temas relacionados

Trabajadores de la fruta   /    Trabajadores rurales   /    Precarización laboral   /    Río Negro   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO