MALA EDUCACIÓN

San Martín: se organizan por la educación pública en la primaria 24 y la secundaria 51

Más de cien docentes, estudiantes y familias se reunieron con Infraestructura por las terribles condiciones edilicias y la obra sin terminar. Pese de las promesas de finalizar las obras en 2019, votaron en asamblea medidas de lucha para el próximo viernes.

Jueves 23 de agosto de 2018 | Edición del día

En el marco del crimen social de Moreno, en el que perdieron la vida dos trabajadores de la educación, Sandra y Rubén, son cada vez más las escuelas de la provincia de Buenos Aires que deciden organizarse ante la desidia del estado.

La política del gobierno no es otra que la del vaciamiento de la educación pública, no solo afectando la estabilidad laboral de miles de docentes (en San Martín hay más de 200 trabajadores en disponibilidad) sino que el ajuste también se expresa en la precariedad edilicia en la que se encuentran sumergidos la gran mayoría de los colegios del conurbano.

Tal es el caso del edificio donde cursan la primaria 24 y la secundaria 51, esta última trasladada a una sociedad de fomento hace tres años por las pésimas condiciones estructurales, lugar que tampoco está apto para recibir a cientos de estudiantes, docentes y auxiliares.

Este miércoles por la mañana los docentes de ambas instituciones, junto a las familias y estudiantes, interpelaron a los inspectores que estaban presentes en el lugar, quienes solo apelaban a excusas sin sentido para justificar lo inexplicable, la obra del edificio en tres años solo avanzo menos de un 10 %.

En este marco la bronca no se hizo esperar y se votó en asamblea movilizar y cortar el puente de José León Suarez junto a docentes, estudiantes y familias de ambas escuelas el próximo viernes a las 8 de la mañana.

En este sentido Emmanuel Nieva, delegado de la secundaria y militante de la agrupación Marrón nos contaba “Las familias y los docentes estamos hartos de las condiciones de absoluta precariedad en la que se encuentran nuestras escuelas, un ejemplo más de la situación en la que están cientos de colegios de la provincia producto de la política de ajuste de la gobernadora Vidal.

Sin embargo, la comunidad educativa la de EP 24 y la EES 51 demostraron que no piensan naturalizar lo que ocurre, por eso este viernes a las 8 de la mañana llamamos a todos los trabajadores de la educación y a la comunidad educativa que participen de esta movilización. Es fundamental coordinar con otras escuelas de la zona que también sufren la desidia del estado. Además es de carácter urgente que el Suteba y el FUD se pongan a la cabeza del conflicto y unifiquen las distintas luchas en curso para torcerle el brazo al gobierno con asambleas de afiliados y no afiliados que voten un verdadero plan de lucha. Queremos aumento del presupuesto educativo ya, ni un peso más al pago de la deuda”.

Gabriel Vargas, estudiante y delegado de 5to turno tarde de la escuela 51 nos decía “Los alumnos de 5to B participamos de la reunión de infraestructura del clausurado edificio donde funcionaba tanto secundaria como primaria. La reunión se hizo para que los responsables de llevar a cabo la obra de reconstrucción, dieran explicaciones a toda la comunidad escolar, ya que solo avanzo un 4% en 3 años. Los señores que se presentaron fueron el arquitecto Ferrari y uno de los dueños de Previsiol, empresa que lleva a cabo dicha obra, quienes por lo menos al curso que represento dejaron insatisfechos, con sus explicaciones sin evidencia y proponiendo plazos de finalización de obra muy poco creíbles.

Digo esto porque en los dichos del empresario insinúa que la obra tendría que estar terminada para marzo de 2019, lo malo de eso es que ya lo escuchamos muchas veces en reiteradas reuniones donde nos prometían que el edificio iba a estar terminado en meses. Ahora nosotros nos preguntamos, si en casi tres años hicieron un 4% ¿Qué van a hacer en unos meses?







Comentarios

DEJAR COMENTARIO