Sociedad

La Matanza

Se cumple un mes de la toma en el barrio Los Ceibos de González Catán

Desde el 23 de agosto, más de 430 familias ocuparon el terreno y las casas qué hace más de diez años se encuentran vacías y deteriorándose. El hostigamiento policial, la falta de respuesta del municipio y su contracara, la solidaridad de vecinos y organizaciones.

José Muralla

@murayeando

Daniel San Martín

Corresponsal Zona Oeste @danisanmart_

Jueves 24 de septiembre | 21:52

Testimonios a un mes de la toma en el Barrio Los Ceibos de González Catán, La Matanza - YouTube

El miércoles 23 se cumplió un mes de la ocupación del predio estatal de ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo) que sucesivos gobiernos dejaron abandonado hace más de diez años, con la construcción a medio terminar. Son más de 430 familias que pelean por vivienda digna, se organizan con delegadas y delegados y exigen que se desde el gobierno se de respuestas ante el legítimo derecho a la vivienda digna.

“Hasta el 20 de marzo trabajé en blanco”, “laburo de changas y con esta situación no puedo conseguir nada”, “ya venía muy mal y con la cuarentena no pude pagar el alquiler” son algunas de los comentarios que se repiten en el Barrio Los Ceibos. Historias de trabajadores que sufren las consecuencias de la crisis económica profundizada por la pandemia, y desigualdades que las decisiones políticas no han hecho más que han aumentar.

Desde las primeras recorridas por el predio se escuchaban ideas claras, “somo todos del barrio y ya estamos cansados de las promesas que hacen para las elecciones, después se borran”. “Somos cuatro familias en una casa, quince con un baño”, cuenta una de las jóvenes madres solteras. Parte de una generación hacinada, a la que imaginar una casa propia parecería ser solo una utopía. Muchas y muchos, al haber sido desalojados del alquiler directamente vivían en la calle

Te puede interesar: No al desalojo a quienes luchan por vivienda: basta de pasividad cómplice de las cúpulas sindicales y ataques a los que pelean en Guernica

“Nosotros queremos pagar, no queremos nada gratis, pero queremos tener algo nuestro para no puedan echar a nuestro hijos”. Aunque las casas no están terminadas, y necesitan trabajo para habitarlo, muchas madres se alegran de tener un techo y no seguir deambulando por estaciones de tren, plazas y hospitales.

Se empieza a organizar la solidaridad

Luego de hacerse públicas algunas entrevistas, las docentes del SUTEBA La Matanza dirigida por la multicolor llevaron a Los Ceibos su apoyo, solidaridad y una primer tanda de donaciones. Este domingo 27 se preparan para repetirlo, pero esta vez junto trabajadoras y trabajadores de la primera línea del Hospital Posadas y otros esenciales. Se sumaron estudiantes secundarios, terciarios y universitarios y profesionales además de los jovenes organizados en La Red de Precarios e Informales.

Por su parte, los vecinos de Los Ceibos, realizarán este viernes 25 una merienda para todas las niñas y niños de todas las manzanas del barrio al haber cumplido un mes. Buscando la unidad y solidaridad salieron “a ganar las calles para que los escuchen y no les den la espalda”. Una delegación representó a las más de 400 familias de la toma en el acto que el 17 de septiembre, donde se unieron las demandas de todos los agraviados, copando el obelisco y compartiendo el escenario junto a las valientes mujeres de Guernica, con quienes las une la pelean por vivienda digna pero en otra parte del Conurbano bonaerense. Más de 4 millones de personas están en emergencia habitacional.

Te puede interesar: 17S: la toma de Los Ceibos y la familia de Lucas Verón presentes en el obelisco

Con los días, estas muestras de solidaridad se empiezan a mostrar como algo cotidiano. Para las ollas populares “traen unos fideos, cebollas, un poco de carne y algunas verduras”, haciendo un esfuerzo colectivo para alimentar a los más de 700 niñas y niños. Los vecinos colaboran con las ollas donando de verdulerías y carnicerías de la zona. El apoyo de los vecinos es permanente, ayudando por ejemplo a cargar los baldes llenos agua, uno de los bienes más preciados al que la policía no permite el ingreso.

El Estado presente

“Si tenés hambre comé pasto. Y si tienes sed tomá de la zanja”. Fue una de las frases con las que un policía se dirigió a un niño que aun no tiene diez años, mientras lo hostigaba y bloqueaba el paso del balde de agua.

Los vecinos denuncia que desde el suelo brotan desechos cloacales y que antes de estar ocupado el predio, decenas de camiones atmosféricos vaciaban el contenido al costado de las viviendas. “Estoy seguro que el municipio lo hace a propósito para complicarnos todo, porque es insalubre y genera enfermedades”, dice enojado un vecino que busca una respuesta los olores que al atardecer espesan el aire.

Hasta el momento, el Estado se presentado mediante el hostigamiento policial, el ninguneo sanitario y algunos “censos” de los que todavía no se sabe su destino. Las fuerzas policiales llegaron a rodear el predio con cientos de policías y gendarmería, haciendo requisas, amenazando y provocando a quienes pasaban por el lugar. Un Estado presente, para quitar derechos.

A un mes de la ocupación, desde el primer momento La Izquierda Diario ha amplificado la voz de cientos de vecinas y vecinos que son tratados como delincuentes por los gobiernos nacionales, provincial y municipales que siguen sin dar respuesta a le demanda de miles de familias que necesitan un hogar. La respuesta debería ser la declaración de utilidad pública de estos terrenos y casas abandonadas para ser puestas a disposición de las millones de personas que quedaron sin trabajo ni hogar durante la pandemia. Es urgente un plan de construcción de viviendas donde se instalen los servicios públicos y sea gestionado por los únicos verdaderamente interesados, trabajadores y vecinos.
La elemental lucha por vivienda, debería ser parte de las exigencias de organizaciones políticas, sindicales y sociales así como la conformación de comités de apoyo para decidir las mejores formas de acompañar a los vecinos hasta imponer las exigencias.

Ver esta publicación en Instagram

#Repost @unlam_enclaveroja • • • • • • #LAVIVIENDAESUNDERECHO Nos sumamos a la colecta organizada por el SUTEBA para las más de 400 familias que están luchando por un pedazo de tierra para vivir en el km 32 Barrio Los Ceibos, Gonzáles Catán. La policía lxs hostiga y no les deja entrar agua al barrio. Al igual que en Guernica y todo el país, el 90 % de estás familias venía alquilando. Por la crisis y la falta de trabajo,ya que la mayoría son informales, tuvieron que irse de sus casas y cuartos alquilados. Muchas son mujeres con sus hijos escapando de violencia de género. 🔴Súmate a la colecta, a la campaña de fotos y a llevar solidaridad🔴 #unlam #guernica #gonzalezcatan #universidad

Una publicación compartida por FRENTE DE IZQUIERDA (@pts_fit_zonaoeste) el







Temas relacionados

Barrio Los Ceibos    /    Toma de tierras   /    Barrio Las Casitas   /    Solidaridad   /    La Matanza   /    Suteba La Matanza   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO