×
×
Red Internacional

Caen las bolsas a nivel internacional por los malos datos de la economía de Estados Unidos y la posible suba de tasas de la Fed. En Argentina aumentan las presiones sobre el dólar disparando las cotizaciones. Crece la incertidumbre sumando presión sobre la inflación local.

Matías Hof@HofMatias

Martes 14 de junio | 00:30

El último viernes, el Índice de Precios al Consumidor de Estados Unidos registró una tasa interanual del 8,6 % en mayo, récord desde diciembre de 1981. Luego de haberse desacelerado a 8,3 % en abril y del pico de 8,5% en marzo, la cifra superó todas las estimaciones. Se espera que la Reserva Federal norteamericana (Fed por sus siglas en inglés), suba aún más las tasas de interés aumentando las posibilidades de generar una recesión (caída sostenida de la economía). Esto llevaría a grandes pérdidas para las empresas, riesgo que se vio reflejado en la aguda caída de la bolsa de Wall Street de este lunes y la compra de activos que pueden servir como reserva de valor.

La frágil situación económica en Argentina potenció la huida hacia el dólar provocando una fuerte suba de las cotizaciones paralelas. El dólar blue pegó un salto de $ 6, este lunes, para cerrar en $ 216 y el contado con “liqui” se ubicó cerca de los $ 240, un nuevo récord.

Este miércoles la Fed, que cumple las funciones del Banco Central en EEUU, es probable que ponga sobre la mesa un aumento de 0,75 puntos porcentuales de las tasas de interés, una suba de esa magnitud no se lleva adelante desde 1994. Al volver más rentable dejar el dinero en los bancos y hacer más costosos los préstamos, la suba de las tasas de interés frenan la inversión y el consumo. Esto podría dar lugar a un descenso de la inflación, pero también del crecimiento económico.

Si se tiene en cuenta el costo del dinero más caro (suba de tasas), un poder adquisitivo en descenso, las graves consecuencias de la invasión de Rusia a Ucrania (incluida la intervención de la OTAN) y la debilidad de la economía mundial agravada por la pandemia, entonces el escenario de una recesión no sería extraño.

Te puede interesar: Tras la caída del Bitcoin, el mercado más grande de criptomonedas hizo un "corralito"

Una crisis de este tipo ya está en discusión, la secretaria del Departamento del Tesoro, Janet Yellen, admitió que “hay un riesgo de recesión”. El presidente ejecutivo de Morgan Stanley (uno de los bancos más grandes del mundo), James Gorman, fue más allá y declaró que hay aproximadamente un 50 % de posibilidades de que la economía estadounidense entre en una recesión, aunque se mostró optimista y agregó que confía en la capacidad de la Fed para solucionar los problemas actuales.

El Financial Times de Reino Unido también destacó la magnitud del problema al afirmar que: “El Nasdaq Composite de tecnología pesada cerró con una caída del 4,7 por ciento, lo que llevó sus pérdidas del año al 31 por ciento. Bitcoin, la criptomoneda más utilizada, cotizaba a menos de $24,000, después de haber caído un 20 por ciento desde el viernes pasado. La caída se vio exacerbada por la noticia de que dos grandes jugadores en el mercado de las criptomonedas habían detenido los retiros de los clientes debido a las condiciones extremas del mercado.”

En Argentina, para financiar el déficit fiscal (los gastos corrientes del Estado que no se cubren con la recaudación), Martín Guzmán viene emitiendo deuda en pesos, la mayoría con bonos atados a la inflación, ajustados por la tasa llamada CER. Ante la incertidumbre global y la alta inflación local, el Gobierno viene teniendo dificultades para encontrar financiamiento por esa vía y un sector de los especuladores y empresas se están volcando a los dólares financieros.

La dependencia argentina y la huida hacia el dólar

Con la suba de este lunes el dólar blue alcanzó su máximo desde el 9 de febrero pasado (cuando cerró a $ 217), pero el alza del dólar bolsa (MEP) y el contado con "liqui", ambos por encima de los $ 230, marcan que puede ser sólo el primer salto luego de varios meses de estancamiento.

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que publica el Banco Central, se espera una inflación para este año del 72,6 %. El Indec dará a conocer este martes la cifra de mayo que fue estimada alrededor del 5 %. La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires difundió que la inflación porteña fue de 5,5 % durante el quinto mes del año, lo que anticipa que el aumento de precios sigue siendo elevado.

La semana pasada ya había comenzado una importante venta de bonos en pesos ajustados por CER, haciendo caer los precios de estos bonos. También este martes se realizará una nueva licitación para colocar más deuda, habrá que ver si Guzmán logra refinanciar toda la deuda que vence con tasas menores a la inflación o si deberá elevarla por encima de la misma. Este lunes, el ministro tuvo que salir a desmentir los rumores de un posible default de la deuda en pesos.

También podes leer: ¿Por qué hay exportaciones récord pero no aumentan las reservas del Banco Central?

En este contexto, el Banco Central (BCRA) realizará una nueva suba de tasas para no quedar más por detrás de la inflación y no se descartan otras durante el año. La suba, responderá no sólo a las perspectivas de inflación sino de una necesidad de volverlas positivas en términos reales tal como exige el FMI. Una medida en función de ajustar la economía para pagar la deuda externa; el riesgo país (que mide el riesgo de default) también se disparó y superó los 2000 puntos. El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, estuvo reunido este lunes en Casa Rosada, generando más interrogantes sobre este punto.

La inflación persistente, un Estado sobreendeudado y la economía sometida al Fondo Monetario dejan al país expuesto a las turbulencias internacionales. Son fundamentales medidas para liberarse de las ataduras externas como el no pago de la fraudulenta deuda externa y el monopolio del comercio exterior.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias