Economía

BCRA

Se fugaron casi 2.400 millones de dólares en los primeros ocho meses del año

A pesar del cepo cambiario que rige desde septiembre del año pasado, la formación neta de activos externos acumula un saldo negativo de 2.396 millones de dólares.

Viernes 25 de septiembre | 21:39

En su reporte de Evolución del Mercado de Cambios, el Banco Central informó que en agosto de 2020, la formación neta de activos externos o "fuga de capitales" ascendió a U$ 571 millones, con un acumulado anual de 2396 millones de dólares.

La vía principal de esta fuga durante el mes de agosto fue la compra de billetes por parte de 4 millones de personas físicas, en un promedio de 193 dólares per cápita. Desde la implementación del cepo cambiario, la compra de divisas por parte del público como forma de ahorro no ha hecho más que incrementarse.

Con las actuales restricciones cambiarias la fuga de capitales de las empresas podría estar asociada a métodos menos directos, a través del giro del pago de intereses por préstamos a casas matrices y sociedades radicadas en el exterior, o vía comercio exterior, a través de la subfacturación de exportaciones e sobre facturación de importaciones. Las alarmas se encendieron en mayo cuando un cruce de datos entre la Aduana y el BCRA arrojó que los importadores compraban un 30% mas de dólares comerciales de lo que realmente ingresaba en volumen de bienes.

El balance financiero del BCRA se ve también perjudicado por los pagos netos de préstamos financieros y líneas de crédito, rubro que acumula un saldo negativo de 3.893 millones de dólares.

Mientras tanto la liquidez en pesos también ofrece un gigantesco negocio para los bancos, que hasta junio acumularon ganancias netas por más de 117.000 millones de pesos. El rubro que reporta los mayores niveles de rentabilidad no proviene de los intereses por préstamos, sino la tenencia de títulos del BCRA (Leliq y Lebacs).

Aunque el cepo cambiario pone ciertos límites a la fuga de capitales, una enorme masa de billetes depositados en los bancos y en poder de las grandes empresas alienta el acuerdo con los acreedores de la deuda y presiona por una progresiva eliminación de las restricciones a la salida de capitales para volver a la vieja práctica de dolarizar y fugar sus ganancias por las vías tradicionales.







Temas relacionados

Alberto Fernández   /    Fuga de capitales   /    BCRA   /    Cepo cambiario   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO