Géneros y Sexualidades

ABERRANTE

Secuestraron y torturaron a un activista LGTBI en Miramar

El joven de 17 años es presidente del Centro de Estudiantes de la escuela Media N°1 y activista LGTBI.

Martes 15 de marzo de 2016 | 14:57

Según declaraciones de la familia, “Lautaro se dirigía en horas de la mañana desde la escuela hasta su domicilio, cuando un vehículo lo interceptó, bajando del mismo un hombre que a punta de pistola se anuncia como policía y lo introduce en el automóvil, manejado por otro individuo. Esta persona identificada como oficial policial, ya lo había amenazado y agredido la noche anterior”.

Lautaro fue encapuchado, y llevado hasta el Vivero Dunícola Florencio Ameghino, donde le realizaron cortes con navaja, golpes de puño y quemaduras con cigarrillo. Además de amenazarlo de muerte con frases tales como, "ahí te voy a fusilar", señalando una cruz realizada con tajos en el pecho del menor.

Vale mencionar que desde el verano pasado, personal policial viene deteniendo al menor, en la vía pública, para solicitar documentación y averiguación de antecedentes, resultando siempre negativa. Preocupados por la persecución y las prácticas policiales, que incluían abuso de autoridad, insultos, discriminación, amenazas, procedimientos inapropiados, es que sus padres recurren a la justicia, motivados también por la falta de respuesta de la cúpula policial. Primeramente, solicitan Habeas Corpus a la Jueza de Paz de General Alvarado, Florencia Hogan.

Éste fue denegado, por considerar que no corría riesgo la integridad psicofísica del menor. El mismo procedimiento se realiza en el Juzgado de Garantía N° 3 de la ciudad de Mar del Plata, siendo también negado pero dándole curso a la Fiscalía General y al Comité Provincial de la Tortura. Al día de la fecha, se realizó la denuncia correspondiente por el secuestro y tortura, ante la Fiscal de General Alvarado, Ana María Caro”, relata la familia del adolescente.

Finalizando la denuncia, Patricia madre de Lautaro declaró que “resulta grave y preocupante que hechos de éste tipo continúen sucediendo en el país, sobre todo cuando se atenta contra los derechos de un menor de edad, quizás la franja de la sociedad más vulnerable ante éste tipo de prácticas abusivas. Y más aún ante quienes participan activamente de movimientos sociales o de reivindicación de derechos”.







Temas relacionados

Miramar   /    LGTBI   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO