×
×
Red Internacional

Informe.Según el FMI, la economía argentina crecerá solo un 2,5 % en 2022

El organismo estima un crecimiento para Argentina de 7,5 % para 2021 y de 2,5 % para 2022 mientras que Guzmán indicó en el Presupuesto una mejora del 4 % para el año próximo. Además, no hay previsiones de inflación para la Argentina.

Martes 12 de octubre | 19:11

El FMI publicó el último informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO, por sus siglas en inglés) y estimó que la economía argentina se recuperará un 7,5 % para 2021 y 2,5 % para 2022. Si bien mejoró sus proyecciones, están por debajo de lo que proyectó el Gobierno en el Presupuesto 2022, donde calcularon un 8 % de crecimiento para este año y de 4 % para el próximo. Es decir, el Fondo prevé una menor recuperación para el año próximo.

Los cálculos están en sintonía con las emitidas la semana pasada por el Banco Mundial, que proyectó 7,5 % para este año, 2,6 % en 2022 y 2,1 % en 2023.

En tanto, el Fondo no hizo previsiones de inflación para la Argentina. Respecto de las cifras de inflación, el FMI se excusó de realizar estimaciones para el país debido a las negociaciones en curso entre el organismo y la Argentina, para alcanzar un acuerdo.

El informe señala que "para Argentina, las variables fiscales y de inflación son excluidos de la publicación para 2021-26, ya que están vinculadas en gran medida a las negociaciones del programa aún pendientes". Acuerdo que vendrá con las clásicas exigencias del organismo como más ajuste, reforma laboral, previsional y tributaria.

Consultada durante la conferencia de prensa sobre la inflación, la economista jefe del FMI, Gita Gopinath expresó que “mantenemos las expectativas de inflación de Argentina como desancladas” y agregó “siguen desancladas en este punto también debido a la mayor dependencia del financiamiento monetario en la Argentina. Esa es la imagen actual. Continuamos trabajando en estrecha colaboración a nivel técnico con el Gobierno de la Argentina para encontrar soluciones para un crecimiento más sostenible”. La inflación de este año alcanzará el 48,2 % según las consultoras, un porcentaje muy por encima de lo que proyectó Guzmán para 2021. La suba de precios carcomió los ingresos de los trabajadores y los sectores populares.

Por su parte, para América Latina, el FMI proyecta una recuperación de 6,3 % para este año, y 3 % para 2022.

La presentación del Panorama Económico Global del FMI llegó en la apertura de la reunión anual del Fondo y el Banco Mundial, y un día después de que el organismo cerrara su investigación sobre la directora Gerente, Kristalina Georgieva, y la ratificara en su cargo.

Proyecciones mundiales

Para la economía mundial, el FMI estimó un crecimiento de 5,9 %, 0,1 menos que en el informe anterior. Gopinath sostuvo que “la recuperación mundial continúa en medio de una creciente incertidumbre y compensaciones políticas más complejas. La recuperación mundial continúa, pero el impulso se ha debilitado, obstaculizado por la pandemia. Impulsado por la variante Delta, altamente transmisible, el número de muertos mundial registrado por Covid-19 ha aumentado a cerca de 5 millones y abundan los riesgos para la salud, lo que impide un regreso completo a la normalidad”.

Gopinath indicó que con el ritmo de vacunación, los países centrales recuperarán su trayectoria de crecimiento prepandémica en 2022 y la superarán en 2024 (0,9 %), mientras el grupo de economías de “mercado emergentes y en desarrollo”, sin China, se mantendrán 5,5 % por debajo de “las previsiones prepandémicas, lo cual provocaría un fuerte retroceso de los logros en la mejora del nivel de vida”.

La economista agrega que “estas divergencias económicas son consecuencia de la enorme disparidad en el acceso a las vacunas y las políticas de apoyo. Mientras que casi el 60 % de la población de las economías avanzadas ya está completamente vacunada, e incluso se están administrando dosis de refuerzo, aproximadamente el 96 % de la población de los países de bajo ingreso sigue sin vacunar”. Desde que comenzó la vacunación fueron las grandes potencias quienes acapararon la mayoría de las vacunas, y los laboratorios lucran con la salud apropiándose del conocimiento que en muchos casos fue financiado por los Estados.

Una recuperación desigual y frágil en el marco de una situación que acumula contradicciones desde la crisis del 2008, y continuará atravesada por el desarrollo de la pandemia cuyas consecuencias recaen sobre la clase trabajadora.

Te puede interesar: Crisis económica mundial: el lugar de las deudas y el día después




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias