Mundo Obrero

FERROCARRIL

Señalero ferroviario del Urquiza exige su reinstalación

Reproducimos el testimonio de Gustavo Gorosito, señalero ferroviario de la línea Urquiza, quien exige la reinstalación a su puesto de trabajo.

Sábado 6 de agosto de 2016 | 12:35

Unidad para defender cada puesto de trabajo. Paremos los despidos en los Ferrocarriles, análisis y controles médicos en hospitales públicos

Desde la asunción del Ministro Florencio Randazzo, que su proyecto político es lavarle la cara a los ferrocarriles para no cambiar nada, después de la masacre de Once, donde murieron 53 pasajeros potenció su acuerdo con la presidenta Cristina Fernández, ahora con Macri, para culpabilizar a los trabajadores por el mal servicio, como si conductores, guardas, señaleros, boleteros, auxiliares, mecánicos, fuéramos los culpables de que los usuarios viajaran como ganado o no llegaran a destino.

Así, en la mayoría de los ferrocarriles, implementó el decreto 404, por el cual, el servicio médico de las empresas concesionarias privadas comenzó a criminalizar a los trabajadores con análisis falsos, acusándonos de borrachos, drogadictos y enfermos con el proyecto de abrir carpetas médicas y despedir encubiertamente trabajadores de muchos años de experiencia, idóneos en sus funciones. Primero comenzaron con el sector ‘Trafico’, bajaron conductores especializados, guardas y señaleros, idóneos en sus funciones con el consiguiente deterioro del servicio, que los usuarios mismos planteaban que funcionaba dentro de la ‘normalidad’.

La burocracia sindical en su conjunto, La Fraternidad, La Unión Ferroviaria y Asociación Señaleros Ferroviarios Argentinos, se negó permanentemente a defender a cada trabajador ‘bajado’ de sus funciones, siendo cómplice de la política del gobierno de turno y las empresas privadas, deteriorando el servicio cada día más, ni una sola asamblea para defender cada puesto de trabajo, con la podrida escusa de ‘estamos negociando’.

Así, en mi caso particular, desde el 28/10/2013, momento en el cual se apersonan en mi cabina de señales el inspector de señaleros, un compañero, y un médico, realizándome un hisopado de saliva (trucho) cuyo resultado fue ‘dudoso’, me bajan inmediatamente de mi puesto de trabajo enviándome al servicio médico, al otro día del hecho fui enviado a la empresa Medicard SA para control de orina, cuyo resultado fue negativo. La empresa me ‘suspende precautoriamente’ (por las dudas ¿?) y comienza la persecución, desde la fecha conteste cada carta documento que me envió la empresa y cada análisis enviado, tengo estudios de hospitales públicos, la UBA, Obra social, Servicios privados que pague de mi bolsillo, que demuestran que estoy absolutamente sano. La misma empresa Medicar SA, me da el apto físico técnico completo para señalero como todos los años el día 23/03/2014, cuyos resultados dan " para tomar servicios.

Por una ‘dudosa’ resolución que desconozco a la actualidad, mi puesto al día de hoy es ‘Auxiliar de estación’, como diría el dicho popular: ‘somos todos honestos pero el poncho no aparece’. Estoy habilitado para señalero principal, altamente especializado para trabajar en cualquier cabina de señales, pero estoy desprofesionalizado

en una estación picando boletos. Para acabar con todo esto, exijo , la abolición de la ley 404 de Randazzo que criminaliza a los trabajadores ferroviarios aun vigentes ante el cambio de gobierno; abajo el convenio trucho firmado a espaldas de los trabajadores, que permite la flexibilización y tercerización de los trabajadores ferroviarios; ¡basta de trabajo en negro, todos a planta permanente!. También, que todos los compañeros vuelvan a sus funciones originales sin restricciones, la reinstalación en sus puestos de trabajo de conductores, señaleros y guardas. Sólo con organización y lucha, podemos parar éste y otros ataques. No a criminalizar la protesta social y libertad sindical en todos los gremios ferroviarios.

Gustavo Gorosito Señalero Línea Urquiza







Temas relacionados

Señaleros   /    Ferrocarril Urquiza   /    Ferrocarril   /    Despidos   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO