Sociedad

ESTEBAN ECHEVERRÍA

Siguen las dramáticas consecuencias de las inundaciones

Luego del temporal de la semana pasada y del último fin de semana, Esteba Echeverría se ha transformado en la Venecia del Conurbano. Con la misma agua pero sin tanto glamour, importantes zonas del distrito como Transradio, San Carlos y la gran mayoría de las barriadas lindantes con el Río Matanza, se encuentran sumergidas y aún con el agua dentro de las casas. La bronca de los vecinos y la solidaridad de los docentes y trabajadores.

Pablo Fahey

Delegado EES n° 3, Monte Grande

Sábado 8 de noviembre de 2014 | Edición del día

Todavía quedan más de 300 personas evacuadas como consecuencia de las fuertes lluvias que se desarrollaron la semana pasada. Miles de vecinos de las barriadas más pobres del distrito sufrieron inundaciones y anegamientos, transformando las calles en ríos internos en donde la gente sale a trabajar y vuelve a sus hogares en balsas y canoas.

Mientras tanto, el intendente de Esteban Echeverría -Fernando Gray- se saca fotos con botas de lluvia para mostrar “gestión y asistencia” frente a las inundaciones, pero los vecinos denuncian que la situación es consecuencia de la histórica falta de obras hídricas, además de la gran cantidad de canales internos de los countries y barrios privados de Ezeiza, que expulsa el agua y la traslada hacia las zonas más bajas.
Esta semana, la tensión se trasladó al Consejo Deliberante donde una vecina interrumpió la sesión para denunciar que “el tema de las inundaciones no es algo que pasa hace poquito, viene hace 17 años inundándose y no podemos seguir viviendo así”. Y frente a la mirada atónita de los concejales exigió que “Hagan algo. Se necesitan obras de zanjeo, limpiezas de cunetas, cruce de caños en todos los barrios. Nos está tapando el agua”.

Muy lejos de las necesidades de los trabajadores y el pueblo pobre sumergido en las inundaciones, la respuesta viene siendo insuficiente, restringida a alojar a las familias que perdieron todo y que se están permaneciendo en los Centros de Integración Comunitaria (CIC).

La solidaridad de los trabajadores docentes.

Apenas empezó a correr la voz de que había barrios y escuelas bajo el agua, con alumnos víctimas de las inundaciones, empezó a brotar la solidaridad y la ayuda obrera y popular.

Mariana, docente de Lengua del distrito, declaró a Izquierda Diario que “una alumna mía me contó que su casa había quedado bajo el agua porque vivía cerca de una laguna y que cientos de vecinos estaban en la misma situación. Al estar tanto tiempo así, además de que perdieron todo, están a merced de enfermedades producto de las propias inundaciones, la mugre, etc. Apenas me enteré, no lo dudé, me acerqué al CIC para llevarle ropa, comida, elementos de aseo personal y pañales. Veo que la ayuda del municipio es escasa e insuficiente. A esa gente les falta de todo.
Por suerte en mis escuelas comenté la situación y rápidamente se armó una movida para juntar ropa y mercadería para acercarle a la gente inundada.

Mientras el Intendente Gray trata de tapar la gravedad de la situación planteando que el agua esta bajando, las consecuencias de las inundaciones en Esteban Echeverría dejan un tendal de vecinos evacuados sin sus viviendas, con gente que ha perdido lo poco que tiene.

Una nueva postal más del contraste entre los problemas estructurales que padece el pueblo trabajador y los countries y barrios privados donde viven políticos, funcionarios y empresarios para los que sí fue “una década ganada”.

La agrupación docente la Marrón del SUTEBA está multiplicando la iniciativa de juntar alimentos, ropa y elementos de aseo personal para rodear de solidaridad a los vecinos inundados y acercarle lo que necesiten para afrontar esta dura situación







Temas relacionados

Evacuados   /    Inundación   /    Sociedad   /    Urbanismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO