Sociedad

PRECARIZACION Y SALUD

Situación de calle: la mitad de los testeados en paradores porteños dieron positivo de Covid-19

Se realizaron unos 1153 testeos de coronavirus en los paradores de la Ciudad, donde duermen las personas en situación de calle. Unas 512 dieron positivo. Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat dijeron que es normal con la actual circulación del virus, pero organizaciones sociales vienen denunciando las condiciones en que viven. Se vuelve a expresar la emergencia habitacional de gran parte de la población.

Patricio Abalos Testoni

Redacción CABA - @ElPatoAT

Martes 8 de septiembre | 13:45

El Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad realizó unos 1153 testeos de Covid-19 a partir de un amparo judicial presentado por organizaciones civiles. El resultado fue preocupante ya que alrededor de la mitad (512) de las personas testeadas tienen coronavirus. Las condiciones en que viven donde la distancia social casi no se puede mantener pronostica que hay muchos más contagiados.

La mayoría de los contagiados se encuentra en el Hogar Cáritas San Francisco con 147 casos; el Parque Roca 3 con 54 casos; el Parque Martín Fierro con 46 casos y el Parque Chacabuco 1 con 36 casos; y los demás en distintos paradores. Lo testeos se hicieron en 26 de los 32 paradores y se testeo solo a una tercera parte de los residentes de hogares y paradores, según el informe de Procuración que reprodujo El Grito del Sur.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat a cargo de María Migliore se justificó diciendo que estos números se dan por la propia circulación del virus en la Ciudad. Sin embargo si estos números se trasladarían a toda la población, estaríamos hablando de millones de contagiados. Cabe resaltar que en este ministerio, aun siendo declarado esencial por las poblaciones con las que se trabaja, se viene despidiendo trabajadores.

Te puede interesar: Larreta despide trabajadores en un ministerio esencial en pleno pico de contagios

Las organizaciones sociales e incluso los trabajadores de estos dispositivos vienen denunciando que faltan elementos de protección personal; insumos para los residentes; protocolos específicos para cada hogar, y sobre todo que no hay espacio suficiente para que se pueda mantener el distanciamiento social.

Recordemos que en mayo se tuvo que cerrar directamente el Parador Retiro después de 79 casos de coronavirus (finalmente fueron más de 90) y que también aparecieron casos en hogares de familias; en dispositivos de niñez; en hogares de tercera edad. Incluso en los hogares de niños crecieron muchos los casos entre los residentes y los trabajadores hasta llegar al punto de tener que intervenir la Justicia porque había un trabajador para 33 niños y niñas.

En junio el juez Scheibler falló ordenándole al GCBA para que tome medidas en los paradores sobre los protocolos, testeos, vacunaciones alimentación y seguimiento de las personas. Como se puede ver la situación no cambió sino que siguieron creciendo los casos en paradores y hogares.

Paralelamente estas últimas semanas el Gobierno porteño cerró hoteles que funcionaban como centros de aislamiento. Los mismos lo usaban justamente personas que no tenían recursos para llevar el transcurso del virus en su propia vivienda. Por ende no es casualidad que los paradores se encuentren con mucha gente, y los contagios se reproduczcan rápidamente, ya que no hay una política de brindar un lugar con todas las condiciones para que puedan cuidarse las personas que no cuentan con una vivienda.

La emergencia habitacional de cientos de miles en el país es uno de los temas que hoy más se habla en los medios, con las tomas de tierras. Sin embargo la mayoría de las políticas van en el sentido de criminalizar la pobreza, teniendo como primer abanderado a Sergio Berni anunciando detenciones, que se fue sumando la Ministra de Seguridad de la Nación, Frederic, hablando de la ilegalidad de la ocupación; Massa queriendo sacar el IFE a las familias sabiendo que muchas veces es el único sustento; y así se fueron enfilando funcionarios catalogando como delitos las tomas. Desde Kiciloff, Arroyo, Larroque hasta el presidente Alberto Fernández quien llamó usurpadoras a las familias de estas tomas.

Te puede interesar: Ocupación de tierras: el lado que los grandes medios no te muestran

En la Ciudad de Buenos Aires la emergencia habitacional se ve en las calles todos los días, con más de 7000 personas según el último censo popular con problemas de vivienda y en paralelo un crecimiento de ventas con fines de especulación inmobiliaria con el modelo de Puerto Madero, donde abundan las viviendas ociosas. Los desalojos en la Ciudad continúan pese a estar prohibidos durante la cuarentena, y se han visto casos de personas que murieron en la calle luego de ser desalojadas.

Los que más vienen sufriendo la pandemia, así como la actual crisis económica y social, son las personas con menos recursos, que no pueden acceder a una vivienda digna y los servicios públicos mínimos para poder prevenir los contagios, así como también son los que después tienen más dificultades para acceder al sistema de salud.

Se torna indispensable revertir esta situación; que se pongan a disposición los hoteles y otros edificios del propio Gobierno de la Ciudad para que las personas puedan hacer aislamiento; y vuelquen todos los recursos para realizar testeos masivos y poder trabajar firmemente en la prevención de los contagios del Covid-19.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO