Política

Elecciones Municipales en Río Cuarto

Sobre conveniencias y especulaciones en las elecciones de Río Cuarto

Con la confirmación de que las elecciones se realizarán el 29 de noviembre, a menos que ocurra un desastre sanitario, cabe analizar cuáles fueron los roles de los principales actores para que se pueda concretar los comicios en esta fecha.

Jueves 5 de noviembre de 2020 | 13:00

Cuando ya desde hace varios días era un secreto a voces de que la Junta Electoral Municipal iba a reafirmar la continuidad del proceso electoral. En la mañana de ayer miércoles lo confirmaron en el marco de la audiencia que convocaron con los apoderados de todas las fuerzas políticas. Como viene ocurriendo en las últimas reuniones, comenzó con un panorama sobre la situación Sanitaria a cargo del Secretario de Salud Marcelo Ferrario, donde puso de manifiesto un “amesetamiento” en los contagios con una curva descendente “en serrucho”, haciéndose 116mil testeos a la semana 44 desde que comenzó la cuarentena con un promedio de positividad del 17% y con menos del 50% de camas ocupadas. Actualmente en la ciudad hay alrededor de 8 mil casos en un contexto de proyección, de mínima de entre 10 mil y 11 mil casos. Ferrario afirmo que no se va a volver a contagios 0 y estima entre 50 y 55 casos por día al momento de la fecha estipulada para los comicios.

Elecciones si, elecciones no

Luego del informe sanitario se puso en discusión la presentación que hicieron los partidos Riocuartences por la Ciudad, Respeto y Ucede pidiendo por la postergación de la elección aludiendo a cuestiones sanitarias, desatándose un álgido debate donde quedaron de manifiesto todos los intereses, tanto de quienes piden por la postergación, cómo de los partidos que buscan llevar adelante la elección a como dé lugar.

En este sentido el apoderado de Juntos por Rio Cuarto, Juan Pablo Cassari se manifestó en función de que es necesario ir a elecciones para “oxigenar este sistema” y recalcando que el protocolo para elecciones fue aprobado por unanimidad por todas las fuerzas en su momento. Lo que omite Cassari, es que dicho protocolo fue aprobado bajo otro contexto en el que no había un brote de contagios como el que se produjo después, y que no garantiza completamente la salud de la población.

En tanto el apoderado del PJ, Hugo Abraham, afirmó que la ciudad se encuentra en “el mejor momento sanitario” y pedía separar las responsabilidades sanitarias de las responsabilidades políticas, y resaltan la “importancia de salvar a las instituciones”.

Claro, como si la crisis de los sistemas de salud y la precariedad a la que son sometidos sus trabajadores fueran obra del destino y no por los brutales ajustes presupuestarios a los que fueron sometidos durante décadas. Cínicamente habla de la defensa de las instituciones siendo que no tuvieron el menor reparo al momento de tener que autoprorrogarse los mandatos de manera antidemocrática avasallando la carta Orgánica municipal y las constituciones provincial y Nacional.

También cabe destacar el oportunismo que a lo largo de estos meses quedo en evidencia, sobre todo de los partidos mayoritario, cuando se discutía la postergación anterior), donde el partido de Abrile lanzo la campaña de manera furiosa y un día antes de la audiencia de la Junta electoral donde se debatió la prorroga, su apoderado se comunicó con los demás partidos para aunar fuerzas y pedir la postergación. En este sentido el PJ no se quedó atrás ni mucho menos. Mientras Abraham defendía a capa y espada ante la Junta la necesidad de llevar a cabo las elecciones, a las pocas horas Llamosas salió a contradecirlo públicamente diciendo que no era el mejor momento para hacer las elecciones, ante la inminencia de que iba a haber un pico de contagios. Coherencia que actualmente también escasea en el peronismo cuando el Gobernador Sergio Uñac (el amigo del extractivismo) del mismo tinte político salió por redes a pedir la postergación de las PASO a realizarse el año que viene. Claramente, para los partidos mayoritarios, los oportunismos e intereses electorales están a la orden del día, no teniendo problemas en “cambiar de rumbo”, desdecirse y contradecirse en función de sus conveniencias.

La posición de Fantín

La candidata a intendenta por el Frente de Izquierda Guadalupe Fantín, se pronunció en este sentido: “Ya planteamos en reiteradas oportunidades nuestra posición de que se debe consultar a la población que es el principal protagonista y puede ser el principal perjudicado. Y en caso de avanzar en la convocatoria a elecciones, deberían agregarse muchas más mesas de las planificadas, en escuelas, clubes y estadios donde se garantice la no acumulación de personas ni colas para ir a votar, inclusive se puede plantear una extensión de horario para garantizar un mayor margen para que la gente se presente en los lugares de votación”.







Temas relacionados

#EleccionesCórdoba   /    Juan Manuel Llamosas   /    Guadalupe Fantín   /    Córdoba   /    Elecciones municipales   /    Río Cuarto   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO