Mundo Obrero

Crisis sanitaria y social

Suteba Ensenada solidario con el Barrio Cabezas

Docentes entregaron las donaciones de la colecta solidaria que se impulsó para las familias del Barrio Cabezas. Aunque se levantó la medida de aislamiento, la pobreza y la precariedad continúan.

Marcia Sosa

Docente. Delegada de Suteba Ensenada

Viernes 26 de junio | 11:11

Suteba Ensenada lanzó una campaña solidaria con el fin de ayudar a las familias del Barrio Cabezas que fueron golpeadas con el aumento de casos de Covid -19. A partir de la convocatoria se puso en pie una colecta de alimentos, ropa y artículos de limpieza que mostró la gran solidaridad de los docentes y de la comunidad educativa, que se acercaron al sindicato a colaborar con lo que podían.

Asimismo, desde Suteba se presentó una carta a la Municipalidad de Ensenada que reclamaba un plan sanitario, social y habitacional para el Barrio Cabezas. Porque al igual que cientos de barrios de la provincia de Buenos Aires, este barrio sufre desde hace décadas graves condiciones de precariedad, pobreza, hacinamiento, falta de agua potable y cloacas. Fueron estas condiciones las que aceleraron la propagación del virus entre las familias.

Te puede interesar: Barrio Cabezas: el Covid-19 destapó la desigualdad social y urbana en Berisso- y Ensenada

A esta situación de acuciante necesidad que viven muchas familias trabajadoras se le suma el agravante de que el municipio decidió distribuir las bolsas de alimentos pertenecientes al SAE cada 30 días en vez de cada 15 días como venía sucediendo. Detrás de la consideración de disminuir la circulación, se recorta la ayuda alimentaria a las familias que más lo necesitan. Esto podría resolverse con una entrega a domicilio, sin contacto ni necesidad de transitar. Desde La Marrón en SUTEBA Ensenada reclaman la extensión y universalización del SAE, como plantea el proyecto de ley presentado en la Legislatura bonaerense por el diputado del PTS en el Frente de Izquierda, Claudio Dellecarbonara.

Tras de 23 días de aislamiento parcial, el intendente de Ensenada, Mario Secco y el de Berisso, Fabián Cagliardi anunciaron, ante un fuerte despliegue mediático, la reapertura del barrio. Recordemos que, dado el aumento de contagios, una parte del barrio había sido aislada con un fuerte operativo sanitario y policial. Los intendentes de ambas ciudades plantearon que el virus está controlado en el barrio y que no se produjeron nuevos casos. Sin embargo, ahora que se da por terminado el operativo, las cámaras se apagan, el gobierno se retira pero la gente sigue viviendo en las mismas condiciones de precariedad que antes de la pandemia. Nada ha cambiado.

Pasaron más de veinte años desde que se formó el Barrio Cabezas y las problemáticas que sufren las familias empeoran cada vez más. Ningún gobierno les ha dado ninguna solución. Con la pandemia, la pobreza y las condiciones de vida de millones de personas en la provincia de Buenos Aires han empeorado exponencialmente, golpeando más duramente a las familias que viven en asentamientos precarios.

Por eso es necesario poner en pie una serie de medidas de emergencia para hacer frente a la pandemia, empezando por un salario de cuarentena de 30 mil pesos y un plan de viviendas para todas las familias que puede llevarse a cabo si se aplica el impuesto progresivo a las grandes fortunas y si se planteara el desconocimiento soberano de la deuda externa.







Temas relacionados

#covid19    /    Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Suteba Ensenada   /    Agrupación Marrón   /    Docentes   /    Provincia de Buenos Aires   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO