×
×
Red Internacional

Empleo joven.Te sumo: un parche de campaña que deja intacta la precariedad y desempleo juvenil

El Frente de Todos lanzó el programa de "empleo joven" Te sumo. Subsidiará hasta el 75% del salario, para que las empresas tomen a 50 mil jóvenes, con ingresos desde 15 mil a 30 mil pesos. La respuesta de Nicolás del Caño.

Lucho Aguilar@lukoaguilar

Miércoles 28 de julio | 14:19

Este miércoles el Gobierno nacional realizó el lanzamiento del plan “Te sumo”, destinado a “otorgar trabajo y capacitación” a jóvenes de 18 a 24 años.

El acto estuvo presidido por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, los ministros de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, de Trabajo Claudio Moroni y Mara Ruiz Malec, así como los candidatos a diputados nacionales por la Provincia, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan, además de 12 intendentes bonaerenses. También empresarios y sindicalistas como Antonio Caló (UOM).

Te puede interesar: San Luis.Walmart: ahorrando dinero, precariza mejor a sus trabajadores

Durante una hora se sucedieron los discursos de empresarios y funcionarios. Pero la única que dijo la posta fue Pamela, una joven de 20 años que es parte de los “programas de capacitación” del Municipio de Almirante Brown. “Estoy sin empleo, como muchos de mis amigos y amigas, como mucha gente de mi edad. No porque queremos. He tirado curriculums en más de 40 empresas desde que terminé la secundaria. En la pandemia tuve dos emprendimientos: puse una verdulería con el IFE y vendí ropa por Instagram. Jamás tuve la oportunidad de trabajar en relación de dependencia”.

Los funcionarios la aplaudían como si Pamela hubiera aterrizado recién de un vuelo de otro país, que ellos no gobiernan.

Así reflejaba la situación y las expectativas de millones de jóvenes. Expectativas que han sido defraudadas por este Gobierno. Hace pocas semanas, una encuesta de la consultora Analogías, cercana a Casa Rosada, arrojó un dato durísimo: el 73,5% de las personas entre 16 y 29 años cree que el Frente de Todos ha acompañado “poco o nada” a los jóvenes en materia laboral y educativa.

La necesidad de no seguir perdiendo apoyo en los sectores juveniles ante las próximas elecciones llevó al gobierno a lanzar con bombos y platillos el proyecto de empleo joven “Te Sumo”. Un plan que está muy lejos de resolver la situación de Pamela y sus amigos.

A poco de conocerse el anuncio Nicolás del Caño, precandidato del PTS-FITU, se preguntó: "¿Por qué en vez de beneficiar a las empresas no anuncian un plan de inserción laboral juvenil real, con empleo de 6 horas, de calidad, y con un salario mínimo igual a la canasta básica familiar para que toda la juventud pueda trabajar y estudiar?”.

Te sumo muchos subsidios a los empresarios y muy poco para les pibes

Los funcionarios se deshicieron en elogios sobre el plan que llevarían adelante “un Estado presente, junto a empresarios que apuestan a la producción y los sindicatos”.

Victoria Tolosa Paz jugó con las palabras en modo campaña: “te sumo al mundo del trabajo, te sumo al mundo de las oportunidades, te sumo a una Argentina mejor”. Matías Kulfas fue el encargado de resumir el proyecto.

Te sumo es un plan para solo 50 mil jóvenes, de entre 18 y 24 años, que tengan secundario completo, para que ingresen a empresas PyME. En el caso de las “capacitaciones”, los jóvenes deberán hacer una contraprestación de 4 horas diarias. En el caso de los puestos de trabajo, correrán las horas habituales.

Uno de los hechos más destacados por el Gobierno es que el Estado se hará cargo de gran parte de los salarios de 50 mil jóvenes. El aporte del Estado por cada salario dependerá del tamaño de la empresa: se abonará $ 18.000 por trabajador en el caso de una micro empresa (0 a 5 trabajadores); $ 14.000 si es pequeña (6 a 15 empleados) y $ 11.500 si es mediana (16 a 80 trabajadores).

La reducción de las contribuciones patronales alcanzará a un 95% del total en caso de mujeres y personas no binarias, y será del 90% para los varones. Varios funcionarios aseguraron que en algunos casos el aporte estatal llegará a cubrir el 75% del salario durante un año.

Con esos números quedan planteados varios problemas del nuevo programa.

  •  El primero, que se promociona como “la solución” para la situación de la juventud trabajadora, pero alcanza a solo 50 mil jóvenes cuando en la Argentina hay más de 1,2 millón que tienen trabajos sin registrar y más de 2 millones sin laburo. En ese sentido, “suma” poco.
  •  Además los números que muestra el gobierno obliga a pensar que se trata de trabajos con bajísimos salarios, o sea precarios: 15 mil pesos la “capacitación con contraprestación” y en los “puestos de trabajo” con montos similares al salario mínimo.
  •  Por último, el hecho de que se subsidien los salarios y cargas patronales con plata del Estado, aunque no aclararon de qué caja saldrán los fondos.

    Te puede interesar: Empleo Joven. Del Caño: “Lo que se necesita es trabajo con derechos y reducir a 6 horas la jornada laboral”

    El lugar donde se hizo el anuncio es muy ilustrativo. AD Barbieri no es justamente una “pequeña empresa”, mucho menos en crisis. Lidera la fabricación de materiales para la construcción en seco, tiene filiales en Uruguay, Paraguay y Brasil, factura US$ 80 millones anuales y emplea a 250 personas. Y en el mismo Parque Brown fue donde hace dos años vivimos el conflicto de Ran-Bat, donde otro empresario nacional, “pyme”, durante años envenenó con plomo la sangre de sus jóvenes trabajadores y cuando quiso echó a la calle como perros. En ese momento Macri gobernaba el país pero Mariano Cascallares ya era intendente del partido.

    ¿A esos empresarios van a subsidiar para resolver el drama laboral de un sector de la juventud?

    Hay otra salida

    La situación de la juventud trabajadora no ha parado de empeorar en los últimos años. En el anterior gobierno kirchnerista el 60% ya trabajaba en la informalidad, igual que en el menemismo. Durante el macrismo aumentó además la desocupación juvenil. La pandemia y las decisiones del gobierno, que dejó hacer a empresas como Rappi, Mc Donald’s o Garbarino, empeoraron la situación.

    Como publicó hace pocas semanas nuestro Observatorio de les trabajadores en la Pandemia, 3 de cada 10 jóvenes están desocupados, lo que impacta mucho más en las mujeres. Pero además, el 63 % trabaja en la informalidad. Además, tienen el bolsillo perforado: el promedio salarial para los menores de 24 años es de $22.687, pero en el caso de les informales es de $14.568. Las pibas también cobran menos.

    Por eso la pobreza entre les adolescentes llegaba a cifras récord en la Provincia de Buenos Aires y en otras regiones del país.

    Las respuestas del Gobierno nacional, y de las gestiones provinciales de distintos colores políticos, han sido miserables. El IFE lo dieron solo algunos meses, cientos de miles quedaron afuera de las becas Progresar, otros miles cobran 10 mil pesos con el Potenciar Trabajo y muchos siguen en el desempleo, o haciendo changas como Pamela.

    La única fuerza política que pelea por la juventud trabajadora es el Frente de Izquierda Unidad, que es parte de todas las luchas que se han dado en estos últimos años, en repartidores, call centers, comidas rápidas, por tierra y vivienda.

    Como plantea en la Provincia de Buenos Aires Nicolás del Caño, la única solución es reducir la jornada laboral para que haya trabajo bajo convenio para todos y todas, con un salario que cubra como mínimo la canasta familiar, con becas para poder estudiar y no tener que elegir entre las aulas o el laburo precario.

    La disyuntiva de la juventud sigue siendo, rebelde o precarizada. La izquierda ya sabe de qué lado estar.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Banner elecciones 2019

    Destacados del día

    Últimas noticias