Mundo Obrero

Ciudad de Córdoba

Trabajadoras de limpieza: "Nos pagan cuando quieren y como quieren, y el gremio no hace nada"

En la tarde del miércoles personal de limpieza autoconvocado de Córdoba, realizó una acción en el centro de la ciudad para denunciar condiciones brutales de precarización. Denuncian complicidad absoluta de la conducción del gremio SOELSAC, al que muchos están afiliados, con las empresas que tercerizan el servicio.

Miércoles 23 de septiembre | 22:15

La precarización laboral en las empresas tercerizadas de limpieza no es novedad, pero la realidad es que desde la crisis sanitaria se profundizó a escalas sin precedentes. Con complicidad absoluta del sindicato conducido por Fitipaldi, SOELSAC, las empresas han aprovechado la crisis para redoblar las condiciones de explotación poniendo en riesgo la vida de las y los trabajadores que se desempeñan en tareas fundamentales como la limpieza de hospitales.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy se manifestaron en la ciudad de Córdoba, verdaderos esenciales en esta pandemia, merecen #SalarioDignoYA 🧴🧽🧹 A nivel nacional se anuncia que la desocupación llega a un porcentaje record desde 2004, y en Córdoba llega hasta el 20% ‼️ Vemos como la precarización y el desempleo golpean cada vez más sobre miles de nosotros y de nuestras familias. El gobierno de Schiaretti no da respuesta, los sindicatos no dicen nada o, por el contrario y como les pasa a lxs trabajadores de la limpieza, nos persiguen y amenazan. ¡Estamos hartxs! 👉🏼 Si en tu sector o lugar de trabajo estás pasando por una situación similar, ¡escribinos y organizate con nosotrxs! Las vidas trabajadoras valen! 🔥 Si nos tocan a unx nos tocan a todxs!! #cordoba #noticias #reclamos #salario #esenciales #gremio #gremiales #ultimomento #limpieza #pandemia #hoy #trabajadores #pico #covid_19

Una publicación compartida por Red de precarizadxs en CBA (@lared.precarizadxs.cba) el

Desde la acción una trabajadora comentó: “Estamos reclamando un sueldo digno, un aumento del 40%. Queremos denunciar que nos han amenazado y nos han amedrentado, necesitamos todo el apoyo posible, esto es en beneficio para todos. Basta de apriete desde las empresas y basta de que el secretario general negocie con las mismas. Tenemos horas en negro, nos pagan cuando quieren y como quieren y el gremio no hace nada. Si vamos a reclamar al gremio algo justo levantan le teléfono, nos llaman y nos sancionan. Para amedrentarnos nos sacan de los lugares de trabajo y nos pasean para que renunciemos. No aguantamos más muchos llegamos años trabajando ni siquiera cobramos el bono anunciado para la primera línea. Nuestro trabajo es insalubre y encima nos maltratan”.

Las trabajadoras denuncian que “Fitipaldi avaló un aumento ficticio que no llegó ni a un magro 12% considerando que la gran mayoría cobramos salarios miserables que rondan los 14 mil pesos”. Valor que no hace falta aclarar que está completamente por debajo de la línea de pobreza.

Al respecto la concejala Laura Vilches del FITU destacó que “en un sector donde la mayoría son mujeres, la mayoría sostén de hogar, tienen que vivir con salarios que no llegan a los 20 mil pesos con una canasta familiar que supera los 50 mil. Sufren el abandono de las conducciones gremiales que transan con las patronales y muy lejos están de defender los derechos de las y los trabajadores de la limpieza. Son fundamentales para el funcionamiento de los hospitales, las escuelas y todos los lugares donde hoy están tercerizados y antes eran compañeros nuestros, de los maestros y las maestras, del personal de la salud y tenían los mismos derechos”. Exigió también el pase a planta permanente y el fin de la tercerización y todos los derechos de las y los trabajadores de limpieza.

Por su parte, la legisladora electa del FITU Noel Argañaraz destacó que en esta pandemia si algo quedó en claro es el rol esencial que juegan las y los trabajadores para que todo funcione, jugando un rol destacado las y los trabajadores de limpieza, que aunque invisibilizados son esenciales, y se exponen al contagio en condiciones de ultra precarización laboral. En tanto, nos enteramos que Fitipaldi gasto centenares de miles de pesos en inagurar un local de las 62 organizaciones, en una de las zonas más caras de la ciudad, con la intención de usarlo en la interna del PJ, mientras las trabajadoras esenciales no llegan a la canasta básica.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO