×
×
Red Internacional

Son esenciales y se desempeñan en los territorios de los Centros de Convivencia Barriales. Vienen reuniéndose en asamblea donde elaboraron un pliego de reivindicaciones en las que se encuentra la demanda por vacunación, elementos de sanitización, terminar con la precarización laboral, y licencias para quienes tienen hijos en edad escolar.

Lunes 3 de mayo | 14:32

Los y las trabajadores de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat de la Municipalidad de Rosario son quienes día a día le ponen el cuerpo a una situación social y económica cada vez más urgente. Fueron declarados esenciales y durante todo el año pasado de pandemia trabajaron de manera presencial en los distintos Centros de Convivencia Barriales, y mediante la red territorial de protección de niños, niñas y adolescentes, conforman espacios grupales abordando problemáticas complejas. Durante el año pasado asistieron con entregas de cajas alimentarias a personas y familias con COVID y el plan DETECTAR, por dar un ejemplo.

Te puede interesar: Escondido en el clásico Perotti suspendió la presencialidad una semana

"Los esenciales somos invisibles a los ojos de la Municipalidad"

Estos trabajadores que están en el territorio se vienen organizando mediante asamblea y elaboraron un pliego reivindicativo donde exigen tanto al intendente Javkin, al secretario de Desarrollo Nicolás Gianelloni, al subsecretario Lucas Raspall, como a la directora Sonia Colacelli, que los y las trabajadores sean incluidos en la grilla de vacunación contra el COVID para poder asistir a la población. También contar con todos los elementos de sanitización, alcohol en gel, termómetros, y tapabocas. Respuestas frente al pedido de licencias por cuidado de hijos en edad escolar. Recategorización por antigüedad y terminar con la precarización laboral de quienes se desempeñan en los Centros de Convivencia Barriales.

Sin el apoyo del sindicato y producto de la pelea, el martes pasado, un grupo de trabajadores se acercó al SEMAR para elevar una carta y fueron atendidos por Leonardo Caruana, Secretario de Salud Publica, y ya empezaron con las vacunaciones. Aun así, los trabajadores sostienen que no van a cesar, aunque queda el resto del pliego de reivindicaciones y quizás las más fundamentales que implican las condiciones de trabajo.

“Tenemos compañerxs en situación de precarización laboral (los q tienen categoría 11) y hay trabajadoras sociales de la UNR, recibidas en junio con un contrato re pedorro, hay educadoras de primera infancia contratadas que le pagan por hora o por día de trabajo, hay personal de limpieza que pertenecen a cooperativas con contratos tercerizados” denuncia una trabajadora que se desempeña de barrio Tablada.

La vacunación y el pase a planta permanente es una medida mínima e indispensable para los trabajadores de Desarrollo Humano y Hábitat, así como también el personal de Salud que se desempeña en los hospitales, sanatorios, y centros territoriales para hacer frente a la segunda ola de pandemia en el medio de una crisis económica donde se hace más palpable. Sin embargo, tanto Javkin como Perotti, hacen hincapié en el desborde por un relajamiento ciudadano, y sostiene con contratos basuras en las ramas fundamentales para hacer frente a la pandemia; salud, educación y territorio.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias