×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Las asambleas de los hospitales y centros de salud de la provincia rechazaron por amplia mayoría la propuesta salarial que acordaron el Gobierno del MPN y las conducciones sindicales de ATE y UPCN. En el hospital más importante de la provincia, votaron parar y movilizarse el 1 de marzo. La oposición convoca a organizarse desde abajo para imponer un plan de lucha provincial.

Carla KosciukTrabajadora del Hospital Provincial Neuquén

Jueves 25 de febrero | 22:05

Esta semana el Gobierno de la Provincia de Neuquén y las conducciones de ATE y UPCN acordaron un aumento salarial para el conjunto del escalafón estatal.
Luego de un año con los sueldos congelados, el acta que firmaron propone una suba al básico del 12 por ciento, cuatro pagos mensuales no remunerativos, de 3.500 pesos y una “bonificación” en dos cuotas de 7500 pesos.

Una propuesta irrisoria ante los tiempos que corren. Es el tercer año consecutivo que la inflación supera los salarios desplomando el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras después de un año con salarios congelados y una inflación en la provincia que llegó al terminó con el 40 por ciento.

Las asambleas dijeron basta de tregua con el Gobierno

La bronca acumulada por quienes estamos desde hace un año en la primera línea garantizando la atención de la población estalló hoy en las asambleas de salud de toda la provincia.

Los trabajadores y trabajadoras dijeron basta a un gobierno que, mientras hace propaganda diciendo que Vaca Muerta tuvo la mejor producción de petróleo de los últimos 14 años, ofrece un aumento salarial por debajo de la inflación condenado a quienes sostienen los hospitales a cobrar salarios por debajo de la canasta familiar.

También estalló la bronca con la conducción de ATE que mientras que los trabajadores y trabajadoras debatíamos la “propuesta”, anunciaba en los medios que ya se había aprobado en la mayoría de las asambleas.

A pesar de las maniobras de las conducciones burocráticas, las asambleas del Castro Rendón, de Zapala, El Huecú, Villa la Angostura, San Martín de los Andes, Añelo, Loncopué, Plottier, Centenario, Bouquet Roldan, Senillosa, Chos Malal, Rincón de los Sauces, dijeron no y mostraron su disposición a salir a luchar.

En el hospital Castro Rendón, el más importante de toda la provincia, la conducción Morada Verde, en forma vergonzosa intentó dividir la asamblea planteando que si no aceptábamos el aumento miserable, peligraba el pase a planta permanente de los trabajadores y trabajadoras eventuales. Una extorsión grotesca para quienes cargamos sobre nuestras espaldas el peso de la crisis sanitaria.

Juan Millapán intentó negarle el uso de la palabra a quienes rechazaban la propuesta. Pero la asamblea se plantó, los trabajadores y trabajadoras tomaron la palabra, y votaron el rechazo de la propuesta del Gobierno, paro y plan de lucha para conseguir el aumento que necesitamos y el pase a planta de todos los eventuales.

Una trabajadora de Neonatología así lo expresaba: “Nuestros sueldos se han visto afectados todo el año pasado. Esto lo hemos bancado nosotros con nuestras familias. Lo bancamos en silencio, arriesgando la vida de cada uno. Ni barbijos nos querían dar. Ahora se decide lo que vamos a cobrar”.

En el mismo sentido, otra trabajadora del área de Quirófano dijo: “El 12% que van a aumentar a mi no me alcanza para pagar el alquiler. No me alcanza para mandar a mi hija a la facultad. No me alcanza para ir al super a comprar una canasta básica. Nuestro sueldo, el que nosotros merecemos, es lo que tenemos que pelear. Si no salimos a las calles y nos levantamos. Si nos seguimos quedando callados nos van a hacer lo mismo todo el año”.

Las asambleas de los hospitales y centros de salud de la provincia dejaron claro que están dispuestas a luchar por un aumento salarial acorde a la canasta básica familiar. Por mejorar las condiciones de trabajo y conseguir el pasa a planta de todos los trabajadores y trabajadoras que hoy se encuentran precarizados sin estabilidad laboral y privados de casi todo derecho.

A pesar de lo que digan ATE y UPCN públicamente, las asambleas están demostrando que hay predisposición de salir a luchar.

Ante el inmovilismo al que nos quiere someter las conducciones sindicales, necesitamos organizarnos desde abajo en asambleas interhospitalarias para debatir democráticamente y exigir a las conducciones que se pongan a la cabeza de un plan de lucha provincial de todo salud y la coordinación con todos los sectores que hoy están en la calle reclamando al Gobierno.

El lunes 1 de marzo, el gobernador Omar Gutiérrez hace su discurso inaugural en la Legislatura. Ya anunciaron que se movilizan trabajadores judiciales, ceramistas, familias sin vivienda, movimientos sociales, docentes. Tenemos que confluir todos este lunes en las calles como un primer paso para debatir un plan de lucha unificado y torcerle el brazo al gobierno.

Hagamos oír nuestros reclamos que no nos digan que nos tenemos que conformar con la miseria de lo posible, las petroleras se llevan 1300 millones de pesos por dia y por año entran 50 mil millones de regalías ahí están los recursos basta de mantener los privilegios de una casta.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias