Mundo Obrero

Muertes obreras

Traslasierra: Justicia por Damián y Norberto

La plaza Mitre de Villa Dolores volvió a ser el escenario para expresar el malestar de los familiares de Norberto Romero y Damián Altamirano. Exigir justicia por estos dos trabajadores municipales que perdieron la vida el año pasado en una obra de desagüe por no contar con las medidas de seguridad.

Loly Rivarola

Pan y Rosas Traslasierra

Sábado 13 de junio | Edición del día

A poco de cumplirse un año de la muerte de Norberto y Damián, familiares y amigos convocaron esta tarde a movilizarse exigiendo Justicia. La Red de Trabajadores precarizados de Traslasierra se sumó a la manifestación. Ambos trabajadores fueron víctimas de la precarización laboral que el mismo Estado promueve y garantiza. Terminaron pagando con su propia vida.

Hace unos días se conoció la imputación de Gloria Pereyra intendenta de Villa Dolores junto a otros tres funcionarios por la muerte de los trabajadores. La fiscalia la imputa por homicidio culposo agravado por el número de víctimas. Frente a esta noticia la mandataria promovió una caravana en su defensa. Lo insólito y escandaloso del hecho es los trabajadores municipales fueron obligados a firmar asistencia, aduciendo a las “bondades” de Pereyra. No fue una respuesta de los municipales defender a la funcionaria sino una descarada maniobra. A su vez apela al miedo de los trabajadores a perder el trabajo. La impunidad no tiene límites.

Te puede interesar: Villa Dolores: morir trabajando

Yanina hermana de Damián vocera de la movilización expresaba:“Esto es una burla, nos dolió mucho lo que hizo la señora intendenta. Ella nunca se acercó a nuestra casa. Mi hermano no murió en un boliche murió trabajando para ella. Muchos compañeros de trabajo de él me llamaron y escribieron para acompañarnos y contarnos que si no participaban de la otra movilización los echaban, están siendo obligados”.

A Damián y Norberto los mató la precarización. Esa precarización del contrato basura, del trabajo en negro. De no contar con las mínimas condiciones de seguridad. Es el mismo Estado el que precariza y en pueblos del interior esta informalidad tiende a naturalizarse. Es de vital importancia pelear por el pase a planta de todos los trabajadores municipales.

Yanina agregaba: “Tengo conocimiento de que los trabajadores siguen estando en las mismas condiciones. Por eso quiero que se cuiden. Damián tenía 21 años cuando falleció, estaba contratado hacía 6 meses. Cobraba $12000, sin seguro laboral. El municipio nunca nos dio ninguna respuesta. Nosotros nos enteramos por la radio que mi hermano había fallecido la municipalidad ni siquiera nos avisó. Él nos comentaba que no contaba con elementos de protección solo un casco ni siquiera ropa de trabajo. Necesitamos Justicia.”

No se puede ser indiferente a esta problemática que viven miles de trabajadores. No es natural la precarización laboral y que eso lleve a dejar la vida trabajando. El Estado es responsable. Norberto y Damián son también nuestras banderas de lucha para terminar definitivamente con este sistema de explotación y opresión. No queremos morir trabajando. Nuestras Vidas Valen. Justicia por ellos.







Temas relacionados

Accidentes laborales   /    Córdoba   /    Precarización laboral   /    Muertes obreras   /    Córdoba   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO