Juventud

UNIVERSIDAD Y BALOTAJE

UBA: las autoridades de Filosofía y Letras “más sciolistas que Scioli”

En sintonía con las autoridades de las Facultades de Ciencias Exactas y Sociales, en Filosofía y Letras los funcionarios de la Facultad iniciaron su campaña militante por Scioli con una declaración presentada ante el Consejo Directivo.

Facundo Gomez

@FacundoGomezG

Miércoles 11 de noviembre de 2015 | 13:47

En las últimas semanas venimos viendo a la militancia K desplegar iniciativas y actividades como nunca antes en estos 12 años de gobierno. Una campaña incluso mucho más activa de la que impulsaron previamente a las elecciones generales de octubre. El motivo es claro, el poco margen de diferencia con el que ganó Scioli el pasado 25/10 sorprendió a todos. Y ahora que no está todo dicho hay que salir a pelear voto a voto en todos lados, como dejó en claro la propia Presidenta. Lo verdaderamente sorprendente es hasta donde están dispuestos a llegar funcionarios, docentes y estudiantes identificados con el kirchnerismo, que hasta ayer despotricaban contra Scioli y hoy lo disfrazan casi como el mayor defensor de la educación pública en la historia de Argentina.

Si bien la declaración que llevaron al Consejo Directivo el pasado martes 10/11 se “limita” a “reforzar” su compromiso con la educación pública y gratuita, destacar los “avances” en materia de educación superior en estos años y “rechazar” una concepción de la educación superior que la convierta en mercancía y no en derecho”. Los argumentos que esgrimieron desde la decana hasta el último consejero K fueron de una defensa acérrima del candidato oficialista, al punto que Juan Pablo Parchuk (consejero por graduados y uno de los principales voceros de las autoridades) planteó que hoy él se ve “más sciolista que Scioli”.

Lo que no pueden explicar es desde qué punto de vista votar a Scioli y su futuro ministro de Educación, Alberto Barbieri el principal responsable de la injerencia de empresas privadas en los planes de estudio de la UBA, sería un “refuerzo” para la gratuidad de nuestra educación. Tampoco nos dijeron cómo en el marco de tantos avances en los últimos años hay decenas de miles de docentes en la Provincia de Buenos Aires que siguen sin cobrar, o cómo es que tanto progreso no llegó a los docentes precarizados del laboratorio de idiomas que año a año se encuentran ante la situación de no saber si Morgade & Co. Les van a renovar su contrato basura. Nos fuimos también con la duda de cómo pretenden “rechazar” la mercantilización de la educación, hasta ahora las conquistas que hemos logrado estudiantes, docentes y no docentes fueron a partir de largas luchas y fuertes movilizaciones, el tema va ser que ahora para defender nuestra educación no sólo vamos a tener que rechazar las medidas privatistas que vienen de la mano de ambos candidatos, sino también la política de “Tolerancia 0” hacia las manifestaciones que ya anunciaron Scioli y sus generales (Berni, Granados, Casal).

Pero si no era suficiente el grado de cinismo, las autoridades de la facultad nos acusan de “macristas” y de “hacerle el juego a la derecha”, en ese mismo Consejo Directivo donde la agenda por los derechos de los trabajadores dijo presente gracias a los pronunciamientos que llevamos los consejeros del Frente de Izquierda. Por las luchas de Lear y Donnelley, por la absolución de los petroleros de Las Heras, el #NiUnaMenos, contra el gatillo fácil y las represiones, mismo contra Barbieri y su vicedecano ex side Richarte, fuimos nosotros y no ellos quienes alzamos la voz, ¿queda alguna duda de que lada está cada uno?

¿Hacerle el juego a la derecha?

Increible pero real, los mismos que nos dicen que votar a Scioli es la opción progresista ante el balotaje, nos acusan de hacerle el juego a Macri por llamar a votar en blanco. En las discusiones políticas podemos encontrar todo tipo de argumentos válidos, lo que no vale es negar la realidad. Así como no se puede negar que Macri es sinónimo de “escuelas container”, persecución a docentes y recortes en la educación, tampoco se puede negar todo lo que los candidatos y sus modelos tienen en común: el gatillo fácil está garantizado con la Metropolitana asesina de Lucas Cabello o con la Bonaerense que mató a Luciano Arruga. El derecho al aborto lo van a negar los papistas de Daniel al igual que los amigos eclesiásticos de Mauricio. El salario igual a la canasta básica familiar no lo garantizan ni Silvina Batakis ni Alfonso Prat Gay, los flamantes candidatos para el Ministerio de Economía que sí coinciden en algo, el ajuste de una u otra forma está asegurado.

Por eso decimos claro que hacerle el juego a la derecha es darle nuestro voto a cualquiera de estos candidatos de los que nada bueno podemos esperar los estudiantes, los docentes y no-docentes de nuestro país. La elección del Frente de Izquierda mostró que somos cientos de miles los que no estamos dispuestos a poner nuestros destinos en manos de los empresarios y sus candidatos. Con Nicolás del Caño impulsamos una enorme campaña planteando que la única forma de conseguir nuestras reivindicaciones es con plena independencia política de las alternativas que nos quieren imponer, y por eso ahora militamos activamente el voto en blanco, dándole la espalda a los ajustadores y privatizadores, pero no para irnos cada uno a nuestras casas a esperar, sino para construir una verdadera fuerza política y social que enfrente y resista lo que se viene, y pueda imponer una agenda que contemple las necesidades reales de los trabajadores, las mujeres y la juventud de nuestro país.







Temas relacionados

Balotaje   /    Facultad de Filosofía y Letras UBA   /    Daniel Scioli   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO