Juventud

UNLP: ¿Ingeniería puede jugar un rol importante en la lucha contra la pandemia?

Varias facultades del país están poniendo sus instalaciones al servicio de combatir el avance del Coronavirus, los estudiantes podemos ser parte de esa tarea.

Camilo Zubia

Estudiante de Ingeniería UNLP, militante de la Juventud del PTS

Gian Philippe Di Nunzio

Estudiante de Ingeniería. UNLP

Jueves 26 de marzo | 10:29

Al decretarse la cuarentena obligatoria como medida para contener e intentar reducir el índice de contagios del Covid-19 (aunque sin hacer testeos masivos), el conjunto de las instituciones que contiene la Universidad de La Plata cerraron, dejando en evidencia que no hay un plan para poner todas las herramientas disponibles a disposición del combate de la pandemia.

A pesar de esto en algunas facultades surgieron iniciativas. Se pueden citar varios ejemplos regionales: El de la Facultad de Ciencias Exactas junto a los trabajadores del Astillero Río Santiago, que se propusieron elaborar alcohol en gel, y cuya producción debería comenzar en estos días, de no haber más trabas con los insumos .

Además, la Facultad de Ciencias Exactas (FCE) junto con la facultad de Ciencias Médicas y la facultad de Veterinaria funcionarán como centros de realización de tests, a la par de otros institutos públicos de la región, aunque no se han determinado fechas concretas de inicio de las tareas.

Por otro lado, en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) se conformó un equipo de trabajo integrado por profesores, graduados y estudiantes, que está fabricando mascarillas y soporte de respiradores valiéndose de impresoras 3D, aunque su producción está limitada por la falta de más impresoras e insumos.

A nivel provincial la Universidad Nacional de San Martin, por mediación del centro de estudiantes, junto a la fábrica bajo control obrero Madygraf, lanzaron una iniciativa para la reconversión de su producción a la de alcohol en gel, también a través del armado de un grupo encabezado por estudiantes, profesores, científicos y trabajadores. Se definirá en estos días el apoyo de las autoridades a esta iniciativa.

Asimismo en el plano nacional, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) anunció que financiará, en alianza con INVENTU (grupo emprendedor, integrado por graduados y estudiantes de la misma universidad) y un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura, el desarrollo de dos proyectos destinados a producir respiradores artificiales a bajo costo y con afectación específica para la asistencia respiratoria en situación de emergencia debida al Coronavirus.

Proyecto de respirador en el que trabaja actualmente un equipo del MIT, basado en Arduino

La UNR declaraba en su sitio oficial el pasado 20 de marzo: “el proyecto contempla una primera de inversión de 2 millones de pesos ya realizada para el desarrollo inicial que permitirá en los próximos siete días tener disponible los prototipos para su validación".

Además el proyecto se supone que será “open source”, una vez terminado se compartirán los planos y detalles para la replicación del mismo. El rol de estos respiradores podría ser clave en una situación de mayores contagios y ante la necesidad de más internaciones.

¿Y nuestra Facultad de Ingeniería?

Todos estos casos anteriormente expuestos son una demostración de que la UNLP puede jugar otro rol. Una institución tan importante como la Facultad de Ingeniería no puede cerrar sus puertas hasta nuevo aviso, debe colaborar en conjunto con otras facultades, pensar soluciones ingenieriles para combatir la pandemia ante la demacrada situación del sistema de salud argentino. Ante la falta de insumos el Estado debería hacerse cargo de su provisión.

Te puede interesar: ¿Qué puede hacer la UNLP ante la pandemia?

También el Club de Robótica de la facultad ha comenzado a replicar el ejemplo de la UTN, fabricando mascarillas y demás insumos con impresoras 3D. Pero aun queda muchísimo potencial sin explotar. La facultad cuenta con diversos grupos, laboratorios y áreas de trabajo, como el GEMA (Grupo de ensayos mecánicos aplicados), el CTA (centro tecnológico argentino) ambos cuyo potencial se ve en la foto de portada, el ATEI (área técnica de electrónica e instrumental) que cuenta con un grupo de técnicos capacitados en conocimientos de electrónica y manejo de instrumental, el LEME (laboratorio de ensayos y mediciones eléctricas) por nombrar algunos.

Estos equipos de trabajo junto a toda la gama de profesionales con la que cuenta la facultad: estudiantes, técnicos, ingenieros, investigadores; podrían jugar un rol clave en el desarrollo o replicación de tecnología que ayude a combatir la pandemia, desde los insumos más básicos como alcohol en gel, mascarillas, camilla hasta los más complejos como respiradores.

Queremos ser parte de la solución, que la UNLP ponga todas sus instalaciones a disposición y que el Estado garantice todos los insumos para combatir esta pandemia antes de que colapse el sistema de salud.

Sumate en este link . Dejanos tu contacto.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO