Cultura

CINE // EN CARTELERA

Un Torrente que no afloja

Pocas películas pueden hacer lo que logró Santiago Segura con la saga de Torrente. Una nueva entrega que mantiene el nivel de la película más taquillera del cine español.

Jueves 13 de noviembre de 2014 | Edición del día

Para los que no vieron ninguna de las cinco películas, José Luis Torrente es un expolicía del Estado Español, absolutamente marginal, terriblemente guarro, un personaje grotesco que logra transmitir por momentos un sentimiento de asco a la audiencia.

Este personaje, marginal en su mínimo esfuerzo por sobrevivir, se rodea de personajes bizarros, de quienes intenta tomar ventaja (y no siempre lo logra), que lo acompañan en las aventuras más disparatadas. No se puede negar que Segura se toma en serio su papel, para el que engorda 20 kilos para personificar al anti-héroe.

En esta nueva entrega, bautizada “Torrente 5: Operación Eurovegas”, Torrente decide una nueva etapa de su vida, “fuera de la ley”, por la decadencia en la que encuentra al Estado Español en el año 2018 producto de la crisis. Entra en contacto con Alec Baldwin, quien le propone un robo a un casino en el que tiene que reunir un equipo para llevarlo adelante, en una parodia a “Ocean’s Eleven”, la película que lleva por protagonistas a George Clooney y Brad Pitt.

Muchos que esperan “más de lo mismo” y una idea gastada, se llevarán una grata sorpresa y toneladas de risa, porque el director y protagonista, Segura, logró una vez más mantener el nivel luego de 16 años de su primer entrega, con tradicionales “gags” delirantes que caracterizan a la saga y algunos personajes viejos que vuelven con los años caídos encima, combinados con nuevas y disparatadas escenas. Para los que no le gustaron las películas anteriores, ni lo intente: el humor hiper bizarro y guarro es un sello personal, y de ahí no se mueve; se ganó un público propio al que no decepciona.







Temas relacionados

Torrente   /    Santiago Segura   /    Cine   /    Cartelera   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO