Un año de entrega a Chevron

Hoy se cumple un año de aquella votación en la Legislatura de Neuquén a favor del acuerdo YPF-Chevron, bajo una dura represión que duró más de 8 horas ininterrumpidas. Decenas de heridos, entre ellos un docente que hasta hoy lleva una bala de plomo dentro de su cuerpo, fue lo que dejó aquella jornada. Pero también la resistencia de una importante vanguardia de trabajadores, estudiantes y jóvenes, no sólo a la represión sino también a resignarse que el MPN y el kirchnerismo sigan entregando el petróleo y el gas a las multinacionales. Y esa vanguardia de unos miles tuvo la simpatía de grandes sectores de masas, que no compraron el discurso del gobierno provincial y nacional de que Chevron continuaba la “gesta” de la supuesta recuperación de YPF. También generó un amplio repudio, centralmente entre la juventud, la utilización del “fracking” como método de extracción de los no convencionales ubicado en Vaca Muerta. En parte esa simpatía se expresó al día siguiente, cuando más de 10.000 personas se movilizaron para repudiar la represión en la Legislatura

Jueves 28 de agosto de 2014 | Edición del día

Sapag recibió el golpe. Su candidata en la interna de las PASO, la vicegobernadora Ana Pechén, perdió por afano con el petrolero Guillermo Pereyra, que se opuso al acuerdo por puro cálculo electoral. Y acertó. La imagen del gobernador también cayó abruptamente, y sólo pudo ser levantada en el tiempo a base de millones de dólares en negocios petroleros, y una agobiante campaña publicitaria a favor del fracking y de la propia Chevron.

Ayer Repsol, hoy Chevron

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner enarboló en el 2012 la bandera de la “soberanía energética” y la “emancipación” al comprar el 51% de las acciones de YPF en manos de Repsol (luego arreglaron con la petrolera española el suculento “precio” de U$S 10.000 millones). El gobernador Sapag, rápido para los negocios, mandó a votar en la última sesión de ese año, literalmente a medianoche, la transformación de la empresa estatal fantasma Gas y Petróleo de Neuquén (G&P) de una “Sociedad del Estado” a “Sociedad Anónima”, para cotizar en la Bolsa de Valores y tener accionistas privados. Juntos hicieron, el 28 de agosto de 2013, la “gesta nacional” votando el acuerdo YPF-Chevron, que incluye cláusulas secretas desconocidas hasta el día de hoy.

“Sesionen bajo la bandera norteamericana”

El diputado del PTS en el Frente de Izquierda Raúl Godoy, luego de haber sido parte de la movilización durante gran parte del día, fue uno de los 7 diputados que ingresaron a la Cámara a exigir que se levante la sesión, porque no se podía sesionar bajo esa dura represión. Ante la negativa del MPN y los K, les tiró una bandera norteamericana “para que ahora voten la entrega a Chevron bajo esta bandera”. Esta acción desnudaba el carácter entreguista de los diputados que, desencajados, miraban con impotencia el costo político que les tocaba pagar. Es que por primera vez la izquierda también estaba dentro de la Legislatura provincial para denunciarlos.
A un año de la entrega a Chevron, Raúl Godoy junto al diputado nacional del PTS en el Frente de Izquierda presentarán un proyecto de ley por la nacionalización del petróleo y el gas bajo control de los trabajadores, acompañado por una gran campaña en las calles.







Temas relacionados

Opinión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO