Política

TRASPASO DE LA FEDERAL

Un convenio para aumentar el control policial de “la calle”

El próximo lunes la Legislatura “debatirá” el traspaso de parte de la PFA a la órbita de la Ciudad. Aquí una visión sobre el convenio que se tratará a las apuradas en esa sesión express.

Alejandrina Barry

@Barry__Ale - Diputada de la ciudad por el FIT-Unidad.

Paolo Zaniratto

Abogado | CeProDH

Viernes 15 de enero de 2016 | Edición del día

El lunes 18 de enero la Legislatura porteña “debatirá” en sesión extraordinaria el traspaso de parte de la PFA a la órbita de la Ciudad.

Como venimos denunciando el traspaso de 19.000 efectivos de la PFA, bajo la excusa del combate a la inseguridad, no tiene otro objetivo que contar con un incremento del aparato policial para “controlar la calle”, avanzar en la represión a la protesta y el control social sobre los barrios más humildes. A tono con la política de ajuste que estamos viviendo, somos conscientes que lo que buscan con el traspaso, en un contexto donde la ministra Bullrich habla de “piquete cero”, es un avance represivo contra los trabajadores y sectores populares.

Como denunció el legislador Patricio del Corro del PTS/ FIT tras realizarse la reunión el pasado martes con el Ministro de Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo y la Vicepresidenta 1º de la Legislatura porteña, Carmen Polledo del PRO, quieren ratificar este convenio en forma express y a puertas cerradas, sin debate en comisiones, sin la participación de organismos de DD.HH., familiares de víctimas de gatillo fácil, organizaciones sociales y de trabajadores que han sufrido la represión tanto por parte de la "Maldita Federal" como de la Metropolitana. Lo que veníamos denunciando respecto a los objetivos de este traspaso, se expresa claramente en este convenio.

ProyectodeNorma Expediente 2595 2015.

¿Cuál es el verdadero contenido del Convenio de traspaso?

El Convenio firmado por el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta mediante el cual se formaliza el traspaso de parte de la PFA a la órbita del Gobierno de la Ciudad tiene un contenido claramente reaccionario. Brevemente compartimos con nuestros lectores los puntos más importantes del Convenio que nuestras denuncias anticiparon.

En el convenio se establece una profundización de la coordinación entre las fuerzas de seguridad de la Nación y de la Ciudad, lo que incluye transferencia mutua de información y trabajos conjuntos de inteligencia.

Por otro lado, en un contexto actual de ataque a las condiciones de empleo y salario de la clase trabajadora, a los agentes que serán traspasados a la jurisdicción de CABA les mantendrán todos los beneficios que gozan actualmente, como el escalafón, los adicionales, la obra social, etc., lo que denota que estos temas fueron la clave de la negociación que se dio entre el gobierno y la Federal para evitar el “malestar” y las tensiones en esa fuerza. Sumemos a esto que el proyecto de traspaso no menciona cómo será el financiamiento de las fuerzas involucradas, algo que tampoco explicó el Ministro Ocampo en la reunión.

En forma más específica en el análisis, vemos que de manera explícita se avanza en un mayor control social, en la idea de poner mayor cantidad de policías en la calle ("ganar la calle" como repiten desde el gobierno), en la penetración policial en los barrios más humildes y en la preparación para un salto en la represión de la protesta social en CABA (centro neurálgico del conflicto social).

A continuación informamos concretamente lo que establece el Convenio:

Respecto a la colaboración y unificación de información

“LAS PARTES acuerdan que LA NACIÓN otorga acceso a LA CIUDAD respecto del Departamento CENTRO DE MONITOREO, la División CONTROL DE GESTIÓN, la División SALA DE SITUACIÓN, la División REGISTRO Y CONTROL DE SISTEMAS INTEGRADOS y la División CUSTODIA DE EFECTOS, a cuyo efecto se podrán suscribir los protocolos de actuación para garantizar a LA CIUDAD la prestación permanente y efectiva de las funciones de seguridad en el ámbito metropolitano. Asimismo, la CIUDAD se compromete al acceso recíproco de su centro de monitoreo”.

Respecto a la represión de la protesta social

Como venimos denunciando el traspaso tiene entre uno de sus objetivos disciplinar a los sectores en lucha. El convenio plantea: “Durante el acto de transición, la NACIÓN pone a disposición de la CIUDAD la cantidad de agentes, disponibilidad técnica, dispositivos y equipamiento necesarios para prestar servicios frente a la celebración de actividades deportivas y el acaecimiento de piquetes, cortes de calles y vías peatonales, manifestaciones y otros incidentes semejantes que ocurran en el ejido de la Ciudad. Asimismo, en el marco de la Ley NO 24.059, las partes acuerdan que hasta tanto sean transferidos la totalidad de los agentes y recursos comprometidos al 31/12/2016 respecto de los Departamentos OPERACIONES URBANAS DE CONTENCIÓN Y ACTIVIDADES DEPORTIVAS, POLICÍA MONTADA y CUERPO GUARDIA DE INFANTERÍA la NACIÓN colaborará en La CIUDAD en los citados eventos para Io cual los efectivos de la NACIÓN se pondrán a disposición operativa de las autoridades de la CIUDAD frente a la sola requisitoria de ésta”.

Respecto a la penetración de las fuerzas de seguridad en los barrios

“La NACIÓN continuará prestando en coordinación con la CIUDAD, el OPERATIVO UNIDAD -Cinturón sur, aprobado mediante Decreto PEN N O 864/2011 0 la normativa que lo modifique, cuyo objeto es optimizar el servicio de seguridad ciudadana en la Capital Federal mediante la complementación operativa sinérgica de los cuerpos policiales y de las fuerzas de seguridad federales por zonas. Asimismo, se continuará con el operativo de seguridad en Puerto Madero y con los puestos de control de acceso a Barrios de Emergencia: todo ello, hasta tanto LAS PARTES acuerden otro mecanismo”.







Temas relacionados

Legislatura porteña   /    Policía Federal   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO