Juventud

OPINIÓN

Una reforma, un partido y una juventud dispuesta a dar pelea

"Con los jubilados, no". Ese fue el grito de los miles que salimos a las calles para defender la vida de nuestros jubilados, contra la sed de ganancias de unos pocos. La conquista del jueves, para prepararnos a lo que se viene.

Nicolás Gerola

Docente Plan Piedas - Morón

Pablo Jeremías

Estudiante UnLaM

Viernes 15 de diciembre de 2017 | 15:16

Este jueves miles salimos a las calles, y gracias a la movilización popular, se logró que se levante la sesión escandalosa que tenía el fin de votar un ataque directo a los jubilados y a su calidad de vida.

La juventud estuvo presente defendiendo a los jubilados, enfrentando la represión con gases y balas de goma en un Congreso militarizado por la Gendarmería, Prefectura, PSA y la Federal que, por más que tengan un distinto color tienen un mismo fin: ser los perros guardianes de un gobierno de empresarios, con jubilaciones de privilegio, que quiere agrandar los bolsillos de unos pocos ajustando a los más débiles.

Los que nos organizamos con la Juventud del PTS en el Frente de Izquierda, comenzamos la jornada por la mañana junto a cientos de trabajadores en un corte en Callao y Corrientes, porque no se podía dar ni una hora de tregua frente a la provocación del Gobierno de adelantar la sesión y militarizar el Congreso para imponer la reforma previsional que el PJ/FpV le votó en el Senado.

También estuvieron presentes, como cada vez que haya un intento de atacar la vida del pueblo trabajador, los diputados del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, Nathalia González Seligra y Myriam Bregman, que dentro y fuera del Congreso dieron la pelea contra la reforma.

Muchos hicimos un esfuerzo enorme para movilizarnos, madrugando para estar a primera hora antes de entrar a nuestros laburos, faltando o yéndonos antes porque teníamos que estar en la calle por nuestros abuelos, por su derecho a una vida digna. ¿Acaso se pensaban que no íbamos a salir a las calles y dar la pelea?

Junto a los trabajadores, demostramos que hay fuerzas para luchar, a pesar de la CGT que en una actitud vergonzosa, había convocado a paro un día después; y las CTA que convocaron a marchar cuando la sesión ya estaba comenzada. Con la predisposición que se vio ayer en la calle ¿te imaginas si llamaban a un paro general? Así y todo, miles salimos a las calles dándole un golpe al gobierno en esta pelea.

Por la tarde, luego de horas de resistir la represión, los gritos de alegría, puños levantados y abrazos fraternales desfilaron ante la noticia de que la sesión se había levantado. ¿Viste que se podía?

Contra todo escepticismo, contra todos aquellos que nos dijeron que no se podía hacer nada y que nos teníamos que sentar a esperar a las próximas elecciones, demostramos que la organización y la lucha son el único camino posible para frenar los planes del Gobierno.

Dijimos presente en una jornada histórica, y eso emocionó, pero más nos entusiasma sentirnos parte de una clase que tiene la fuerza necesaria para vencer, ese es el motor que nos mueve día a día. Es que la unidad entre jóvenes y trabajadores es una alianza poderosa, que organizada y con una estrategia para ganar, puede enterrar definitivamente la miseria capitalista.

Te puede interesar: Derrota del Gobierno, triunfo de la movilización

La peleamos por los jubilados, ¿y si nos proponemos ir por más?

Ayer peleamos para que no le saquen la plata a los bolsillos de los jubilados y los hagan vivir con la miseria de $7.246. Estaremos en primera fila ante la próxima avanzada del gobierno, como estuvimos en Pepsico y seguiremos estando ante cada ataque a nuestra clase. Pero damos todas estas peleas con el horizonte puesto en que si los trabajadores y los jóvenes somos conscientes de nuestra fuerza, podríamos pelear por cosas mucho más grandes, como ganarle la pulseada de la vida a este sistema irracional que nada tiene para ofrecernos, golpeando con un solo puño por una sociedad libre de todo tipo de explotación y opresión.

Decimos que nuestras vidas valen más que sus ganancias, es cierto, pero para llevarlo hasta el final, tenemos que organizarnos y destinar nuestras energías a construir una fuerza poderosa que se proponga cambiarlo todo: construir nuestro partido, desde ahora porque no hay peleas que dejar para después. Ellos tienen el suyo, y no van a esperar.

Te puede interesar:[Video] Represión y lucha callejera en Congreso

Por los pronto, logramos darle un golpe al gobierno que lo dejó dudando y en crisis. Ahora el gobierno evalúa volver al recinto la semana que viene, por eso se juntará con gobernadores del PJ y diputados afines esta tarde. Habrá que ver cuál es el resultado esta reunión. Por nuestra parte, en lo inmediato cargamos en nuestras espaldas la responsabilidad de continuar esta pelea para impedir que esta medida se aplique y que no atenten contra la vida de nuestros jubilados.

Redoblemos la apuesta y seamos cada vez más, ¿y vos qué estás esperando para organizarte?







Temas relacionados

Contrarreformas   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO