Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

[VÍDEO]Trabajadores de Siderar Ezeiza enfrentan ataques de Paolo Rocca

Ante la ausencia de representantes de la Unión Obrera Metalúrgica, hoy a la tarde se realizó una asamblea contra rebajas de salarios y suspensiones. La Izquierda Diario habló con los trabajadores.

Sábado 23 de mayo | 00:05

Como informamos en el día de ayer los trabajadores de la planta de Siderar Canning, partido de Ezeiza, perteneciente a Paolo Rocca, realizaron una asamblea para exigir una solución ante los ataques por parte de la empresa. Tras más de dos horas de discusiones, en un ambiente bastante tenso, decidieron rechazar la pésima liquidación de los salarios y las suspensiones rotativas. Ante la bronca y la falta de resolución, resolvieron mantener asambleas por turnos, resguardando las condiciones de seguridad correspondientes que, dicho sea de paso, la patronal no garantiza y fue uno de los reclamos que también se hicieron escuchar.

Tras la Asamblea, La Izquierda Diario habló con los trabajadores, quien no solo manifestaron la bronca con la falta de respuesta de los representantes de la Unión Obrera Metalúrgica, sino también la insuficiente respuesta de los gobiernos nacional, provincial y local, quienes hasta ahora han dejado correr los ataques a las condiciones de los trabajadores.

Te puede interesar: Deuda: llegó el día D, pero la película sigue y no promete un final feliz

Como si esto fuera poco, otro de los problemas que se presentan a los trabajadores de la planta es la necesidad de recurrir a otros recursos o trabajos para poder afrontar los gastos que no llegan a cubrir por las rebajas de salarios.
Estos, entre otros temas, fueron explicados en el siguiente vídeo.

¿Por qué salida deben pelear los trabajadores?

Para revertir esta situación es fundamental convocar y mantener asambleas por sectores, donde cada delegado que sea elegido respete los mandatos de cada una. En caso de no hacerlo, revocarlo por alguien que si lo haga. En plena pandemia, los empresarios buscan imponer una reforma laboral de hecho, con la complicidad de las dirigencias sindicales como la CGT, quien es cómplice necesaria para que estos ataques pasen. Lo mismo sucede con el gobierno nacional de Alberto Fernández, quien no solo no hace cumplir los decretos que él mismo dicta, sino que terminó subsidiando a los más ricos del país. Que Siderar abra sus libros contables y balances de los últimos años para demostrar si realmente está atravesando una crisis.

En sectores como Aeroparque ya vienen organizándose en la Comisión de Seguridad e Higiene, en coordinación con sus pares de Ezeiza, logrando en este último las reincorporaciones de dos compañeros despedidos por exigir elementos de higiene.. Los y las trabajadores precarizados y precarizadas, realizaron la semana pasada una movilización frente al obelisco reclamando, entre otras cosas, la reincorporación de las y los despedidos. Rechazando los despidos, las suspensiones y las rebajas salariales.
Y exigiendo subsidios de desempleo para los y las que están sin trabajo con un Ingreso Familiar de Emergencia de $30.000, cobrándole impuestos a los millonarios.

Te puede interesar: Obelisco: “Escriban a La Izquierda Diario para ser parte de la Red de Precarizados”

Los dirigentes gremiales en vez de llamarse al silencio y guardarse en sus mansiones, tienen que ponerse a la cabeza no solo para de reorganizar la industria y servicios para que no haya una sola familia en todo el país que padezca necesidades. Existe la fuerza, esta pandemia demostró que los patrones sin los trabajadores no son nada. Ya demostraron que sus intereses están por encima de nuestras necesidades y del bienestar y salud de nuestras familias.
Es por eso, que la lucha comienza en la fábrica, pero para frenar esto, la coordinación con otros sectores en lucha es clave, sino queremos que otra vez nos haga pagar los costos de una crisis que nuevamente no generamos.







Temas relacionados

Canning   /    Covid-19   /    Pandemia   /    Ternium-Siderar   /    Ezeiza   /    Paolo Rocca   /    Asamblea   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO