×
×
Red Internacional

Ambiente. [Video] Ola de calor y calentamiento global: Argentina ¿una de las zonas más calientes del planeta?

Hoy comenzó una ola de calor que según el Servicio Meteorológico Nacional tendrá máximas por arriba de los 40° y va a poner a la Argentina entre los países más calientes del mundo. Acá te dejamos unas claves para entender que tiene que ver esta situación con el calentamiento global y el daño ambiental que implica una matriz energética como la actual basada en el combustible fósil, el extractivismo y otras tantas actividades mas. Si el capitalismo está destruyendo el planeta, destruyamos el capitalismo porque #NoHayPlanetaB.

Piter Scrouch y Flor SciuttiAudiovisual La Izquierda Diario

Jueves 13 de enero | 09:00
Ola de calor, cambio climático y calentamiento global: Argentina ¿la zona más caliente del planeta? - YouTube

Esta semana va a hacer un calor infernal, según el Servicio Meteorológico Nacional una ola de calor con máximas por arriba de los 40° va a poner a la Argentina entre los países más calientes del mundo. Para que te des una idea en el continente africano Sudán, con 35°, va a ser el país más caliente.

Esta ola va a afectar la zona centro del país: la Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, pero también al norte de la Patagonia argentina, esto es por la llegada de un frente de baja presión relacionado con el fenómeno "La Niña" que se instaló sobre el continente.

Hay estudios que señalan que los últimos siete años fueron los más calurosos en el mundo desde 1850, año en que comenzaron los registros.

Te puede interesar: Los últimos siete años fueron los más calurosos desde que existen registros

Es lógico que estas condiciones se atribuyan al avance del calentamiento global. El país se prende fuego, literalmente, en la zona de la cordillera hay una sequía enorme, las temperaturas del verano y las ráfagas de hasta 100 km por hora favorecen el avance del fuego. A la vez, los incendios forestales generan grandes emisiones de gases que contribuyen al efecto invernadero profundizando el calentamiento global, es como un circuito que se retroalimenta.

A fin del 2021 se realizó en Glasgow la COP26: es el escenario establecido por las Naciones Unidas para la cooperación internacional sobre el clima

Los países miembros debatieron sobre el informe del IPCC, presentado en agosto, donde se evalúan varios escenarios, hay más y menos optimistas pero en todos ellos se prevén cambios importantes en el clima mundial afectando todas las regiones y ecosistemas del mundo, en algunos casos se pone en cuestión la existencia misma de la humanidad.

Te puede interesar: Nuevo informe científico enciende las alarmas del calentamiento global

Cada vez son más las voces que aseguran que el cambio climático está causado por el desarrollo industrial, por el carácter del desarrollo social y económico producido por la naturaleza de la sociedad capitalista.

Es necesario no sólo terminar en lo inmediato con la extracción de combustible fósil, sino cambiar de conjunto la matriz energética global, disminuir el consumo de carne, reducir drásticamente la producción de plásticos. En otras palabras, una transición hacia un sistema verdaderamente sostenible.

Pero eso no estaría pasando, solo 12 países se comprometieron, con su firma pero no en los hechos, a eliminar las emisiones de carbono para el 2050. Se llegó a un compromiso para terminar con la deforestación para el 2030 pero el agronegocio siguió sin problemas, incluso luego de haber prestado las condiciones para el desarrollo de la pandemia de Covid-19 por destrucción de ecosistemas y liberación de virus vía zoonosis. Según datos oficiales, Argentina está entre los diez países con mayor pérdida neta de bosques en el período 2000-2015.

También se firmó un compromiso de reducir las emisiones de gas metano, del cual Argentina es parte pero el gobierno cajoneó la Ley de Humedales, uno de los principales focos de emisión de este gas, junto a la ganadería.

Te puede interesar: COP26: alerta roja climática y postales de la hipocresía capitalista

El gobierno de Alberto Fernández intenta desligar las responsabilidades del calentamiento global de la matriz extractivista que promueve, de la mano del agronegocio, la megaminería contaminante, la explotación de hidrocarburos, incluyendo el fracking y el extractivismo offshore.

La realidad es que es imposible resolver la crisis climática sin afectar las ganancias de las grandes corporaciones. Por eso para imponer una nueva matriz energética es necesaria la organización y movilización como mostraron el chubutazo, el mendozazo y la resistencia por #MarSinPetroleras. Porque la esencia del capitalismo es la ampliación de la ganancia y la acumulación a cualquier costo. Incluso si este costo implica la destrucción material del planeta.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias