CRIMEN DE ESTADO

[Videoinforme] ¿Cómo fue la Masacre de Avellaneda y quiénes son los responsables?

Maximiliano Kosteki y Darío Santillán fueron asesinados por la Policía Bonaerense en 2002. En 2020, los responsables políticos continúan libres e impunes, y algunos son funcionarios de alto rango. Mirá el video.

Viernes 26 de junio de 2020 | Edición del día

YouTube

Te contamos de qué habla el video:

El 26 de junio de 2002 fueron asesinados por la Policía Bonaerense los militantes del MTD Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

"La crisis causó dos nuevas muertes" titulaba entonces el diario de mayor tirada de Argentina, mostrándolo como una fatalidad.

El gobierno de Eduardo Duhalde, junto a los partidos tradicionales que lo nombraron presidente y los grandes medios, quería ocultar lo que fue: un crimen de Estado. Estaban involucrados funcionarios, el aparato de espionaje estatal, las policías Federal y Bonaerense, Gendarmería y Prefectura.

Buscaban criminalizar a los sectores del movimiento de desocupados que junto a las fábricas recuperadas y las asambleas barriales habían protagonizado las jornadas de diciembre de 2001.

Leé también Masacre del Puente Pueyrredón: un crimen de Estado con muchos culpables impunes

Esas jornadas condensaron la bronca popular en el marco de una dura crisis que golpeaba de lleno a la clase trabajadora.

La movilización en las calles puso en jaque al gobierno de De La Rúa y al régimen político de conjunto. En 12 días pasaron por la Casa Rosada 5 presidentes.

Ese 26 de Junio los movimientos de desocupados organizaron una jornada nacional de protesta.

Cuando las columnas avanzaron sobre el Puente Pueyrredón, la Policía desató una brutal represión. Fue una cacería por las calles de Avellaneda.

En la estación del Ferrocarril Roca, Maximiliano Kosteki fue baleado en el pecho y Darío Santillán lo socorrió. La Bonaerense lo cercó y le disparó por la espalda.

Hubo 40 heridos con balas de plomo y más de 160 detenidos.

Leé también Con Darío y Maxi querían sepultar la poderosa unidad de ocupados y desocupados

La operación de encubrimiento montada por la Casa Rosada, la gobernación bonaerense y varios medios de comunicación pudo desarmarse gracias a la difusión de imágenes de los periodistas gráficos Sergio Kowalewsky y Pepe Mateos, y de un camarógrafo de Canal 7.

La Masacre de Avellaneda dio lugar a masivas movilizaciones de repudio, y Duhalde debió adelantar el llamado a elecciones.

La lucha incansable de los familiares de Darío y Maxi, organizaciones políticas y sociales y organismos de derechos humanos, consiguió que los responsables materiales fueran juzgados en 2006. El excomisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta fueron condenados a cadena perpetua.

Leé también Justicia por Maxi y Darío: ¿por qué siguen impunes Duhalde, Solá y Fernández?

A pesar de toda esta lucha, hasta hoy se mantienen impunes los responsables políticos, empezando por el expresidente Eduardo Duhalde.

El actual canciller Felipe Solá era entonces el gobernador de la Provincia de Buenos Aires y jefe político de la Policía Bonaerense.

Ese día de 2002 Solá recibió al comisario Fanchiotti y le prometió un ascenso. Le dijo a la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas que esas muertes eran producto de una riña entre piqueteros.

Aníbal Fernández, actual interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, era el secretario general de la Presidencia. Alentó la idea de que Darío y Maxi se mataron entre ellos, reconociendo que se espió a las organizaciones sociales con la excusa de que estaban conspirando contra el gobierno.

Las designaciones de esos funcionarios por parte de Alberto Fernández en diciembre de 2019 llevaron a Alberto Santillán, el padre de Darío, a denunciar públicamente que “quienes dieron las órdenes aquel 26 de junio, siguen impunes”.

Mirá la fotogalería Imágenes que mantienen viva la memoria de Maxi y Darío

Hoy ante una nueva crisis la juventud se pone de pie otra vez, y volvemos a exigir juicio y castigo a todos los responsables de la masacre de Avellaneda.

Maxi y Darío ¡presentes, ahora y siempre!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO