Sociedad

Violencia y odio anti LGTBI+ en comisaría de Pilar

Otra vez la Policía Bonaerense de Berni y Kicillof detuvo y hostigó a un joven por su pertenencia al colectivo disidente. Lo tuvieron cuatro horas desnudo en el calabozo y le prohibieron el derecho a una llamada. Desde las 11 hay una manifestación en las puertas de la Comisaría Primera (donde sucedió el hecho) convocada por la Asamblea de Mujeres.

Martes 25 de agosto | Edición del día

Según denunció Lucas en un mensaje público, durante la tarde de ayer se dirigía al supermercado en bicicleta cuando fue interceptado por dos policías. Éstos le dijeron que era por no usar barbijo, a pesar de que él lo llevaba puesto, pero bajo para poder respirar. En el relato el joven cuenta que los agentes en ningún momento se identificaron. Revisaron su mochila de forma ilegal y lo llevaron detenido a la Comisaría Primera de Pilar "por tenencia simple de marihuana".

Lucas afirmó que fue en ese trayecto donde comenzó el hostigamiento: "uno de ellos comenzó a burlarse de mis medias con los colores del orgullo LGBT+ diciéndome MARICON y preguntándome reiteradamente por mí sexualidad", y que una vez allí "me llevaron al calabozo y sin ninguna explicación, me obligaron a desnudarme". Allí fue demorado durante cuatro horas, sin permitirle llamar a ningún abogado. "Nadie sabía que yo estaba detenido, ni dónde estaba" relata Lucas.

Finalmente, los policías lo obligaron a firmar una denuncia trucha, sin siquiera haberle tomado declaración. Además el joven aseguró que "cerraron las puertas de la comisaría y me hicieron poner de espaldas para según ellos sacarme una foto, y mientras estaba de espaldas se reían", agregó que "luego de eso firmé todo sin leer y recién ahí me dijeron que podía irme, considero que firmé bajo amenaza".

Desde el PTS-FIT denunciamos la responsabilidad política del Gobierno Provincial de Axel Kicillof y Naciónal de Alberto Fernández por envalentonar a las fuerzas mal llamadas "de seguridad" y fogonear un discurso represivo, sobre todo, a través de su figura más punitivista que es Sergio Berni. Este caso de suma al de muchos otros que vienen sucediendo, pero con el agravante de tratarse de un hecho de claro odio a la comunidad LGTBI+. En el país hay un triste acumulado de 92 muertes a manos del estado en lo que va de la cuarentena, sumado a la desaparición de Facundo Castro, ante el cual exigimos aparición con vida ya.

Reproducimos a continuación la denuncia pública que realizó Lucas en sus redes sociales:

Buenas gente. Paso a contarles la horrible situación que tuve que vivir hoy; estuve detenido durante 4 horas en la comisaría primera de Pilar por tenencia simple de marihuana. Hasta ahí, es una historia que vemos todos los días (a pesar de que el artículo 19 de nuestra constitución hace inconstitucional a la ley que penaliza el consumo y tenencia de estupefacientes).
Ya de por si está situación es una vulneración a mis derechos, pero tristemente no es eso lo más grave que me tocó vivir hoy.

Los oficiales me detuvieron en la localidad de Pilar mientras iba a comprar al supermercado, en teoría la detención se debió a que yo no tenía barbijo (el cual si tenía puesto pero bajo, dado que estaba yendo en bici y necesitaba respirar). Al detenerme me pidieron que les muestre mí mochila, a lo que me negué, dado que no estaba yo en ninguna actitud sospechosa. A partir de esto, los dos oficiales QUE NUNCA SE IDENTIFICARON, decidieron llevarme a la comisaria y uno de ellos comenzó a burlarse de mis medias con los colores del orgullo LGBT+ diciéndome MARICON.

Me llevaron a la comisaría, preguntándome reiteradamente por mí sexualidad. Una vez en la comisaría me llevaron al calabozo y sin ninguna explicación, me obligaron a desnudarme. Me tuvieron 4 horas en el calabozo SIN PODER LLAMAR A UN ABOGADO NI AVISARLE A NADIE QUE YO ESTABA AHÍ; nadie sabía que yo estaba detenido, ni dónde estaba. Luego el mismo oficial que me dijo "maricon", pasó varias veces por el calabozo y riéndose de mí tatuaje que dice CFK, me preguntaba "¿DONDE ESTA TU PRESIDENTE ALBERTITO PARA AYUDARTE AHORA?, en tono amenzante.

Luego de las 4 horas de detención, pasó lo más escalofriante de la jornada, que todavía recuerdo con mucha angustia, cuando vinieron a hacerme firmar la denuncia SIN HABERME TOMADO DECLARACIÓN NI HABERME PERMITIDO HABLAR CON MI ABOGADO; cerraron las puertas de la comisaría y me hicieron poner de espaldas para según ellos sacarme una foto, y mientras estaba de espaldas se reían. En estos tiempos que hoy vivimos, estar en una comisaría cerrada, de espaldas, sin que nadie sepa que yo estoy ahí es escalofriante, uno vive la total indefensión, expuesto a la voluntad del policía de turno.

Luego de eso firmé todo sin leer y recién ahí me dijeron que podía irme, considero que firmé bajo amenaza.No quiero está Argentina, no quiero calabozos, ni violencia, ni discriminación! No quiero que lo que me pasó pueda sucederle a nadie. Quiero libertad, quiero mis derechos. Bastá de que esta gente siga esparciendo el terror con sus armas y sus sirenas.







Temas relacionados

Brutalidad policial   /    LGTBI   /    Discriminación   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Sociedad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO