Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Interna de ATE ajena a los trabajadores, termina en violencia y patotas

La interna de ATE está al rojo vivo, se suspendió un Confederal nacional entre patotas y trompadas. Los bandos en disputa: la Verde de “Cachorro” Godoy y la kirchnerista Verde y Blanca. Desde la izquierda denuncian a ambos y exigen Congreso de Bases para luchar.

Leandro Sorribas

@Leo_espartaco

Jueves 27 de octubre de 2016 | Edición del día

Ayer miércoles, en el Hotel recuperado Bauen, tenía que sesionar el Confederal de ATE, una reunión nacional de secretarios generales provinciales y de seccionales, convocado por la directiva Nacional de la Verde de “Cachorro” Godoy. Este confederal no tenía nada que ver con preparar la lucha de los estatales, sino más bien lograr mayor poder estatutario para la conducción nacional por sobre las seccionales, manejando a su antojo las elecciones de juntas internas, reglamentando el art. 45. Las direcciones provinciales de Jujuy, Neuquén, CABA junto a otras provincias que se encuentra en manos de la Verde y Blanca kirchnerista, se hicieron presentes para impedir su funcionamiento defendiendo su propio poder en la convocatoria de elecciones mientras denuncian el manejo discrecional de la caja del gremio.

Patotas y golpes de ambos lados, fue el resultado de esta interna que ya viene hace tiempo y que hoy llego a un extremo, veremos si logra resolverse. Lo que sí es claro es que esta interna no tiene nada que ver con los intereses de los estatales y mucho menos con cómo enfrentar la precarización laboral, los bajos salarios o los despidos que el macrismo prepara para fin de año con su plan de “dotaciones óptimas”.

Desde que la histórica lista Verde se dividió, entre los afines al histórico dirigente Víctor De Gennaro que hoy conduce ATE Nacional con “Cachorro” Godoy y la actual Verde y Blanca kirchnerista que conduce más de 7 provincias, los estatales venimos sufriendo esta división en paros, movilizaciones e incluso con plenarios de delegados paralelos, que debilitan la lucha. De ambas partes se denuncia malversación de los fondos sindicales, métodos antidemocráticos y patotas, sin embargo todo esto es a espalda de los afiliados y por intereses mezquinos de las conducciones.

El antecedente histórico de esta disputa de aparatos sindicales, es la ruptura de la CTA, allá por el 2010, donde por un lado surge la CTA de los trabajadores, kirchnerista, conducida por Hugo Yasky y la CTA Autónoma conducida por Pablo Micheli, aliado de Víctor De Genaro en ese entonces. Hoy ésta disputa, lejana en el tiempo, llegó a ATE y se mezcla con el distanciamiento entre Micheli y De Gennaro, también enfrentados pero dentro de la CTA. Toda esta disputa es por proyectos políticos y cajas sindicales, unos con la promoción del “Volveremos” kirchnerista y otros con el débil proyecto político de la Unidad Popular, que supo llevar a De Gennaro como candidato presidencial.

Los sectores clasistas exigen Congreso de delegados de base

Ante semejante bochorno de parte de las conducciones de ATE, hablamos con Ana Laura Lastra, delegada de ATE-Indec, referente de la Agrupación Marrón Clasista y ex candidata a secretaria general adjunta de la opositora y antiburocrática Lista Bermellón –nucleamiento de los sectores clasistas y de la izquierda en el gremio-que nos decía: “Primero que nada, desde la Marrón Clasista, nos solidarizamos con los trabajadores del Hotel Bauen, que sufrieron los destrozos de su fuente de trabajo por esta puja de facciones ajenas a los trabajadores. Esta disputa entre las conducciones Verde y Verde y Blanca, viene hace tiempo entorpeciendo la lucha de los estatales y no creo que tenga fin, ya que los guían intereses ajenos a la lucha y a los trabajadores. Contra esto tenemos que lidiar todo el tiempo, paros testimoniales, marchas el mismo día pero en distintas direcciones, negociaciones paralelas con las patronales, plenarios de delegados de base paralelos, manejos discrecionales de padrones en elecciones de junta interna y un sin fin de maniobras burocráticas contra los trabajadores y a favor de esta pelea faccional entre las directivas. Con este trasfondo tuvimos que enfrentar los despidos de principio de año del macrismo y tendremos que seguir peleando por nuestros reclamos y prepararnos para el ajuste en marcha y los nuevos despidos y contra la burocracia traidora de UPCN-CGT que deja pasar los despidos y entrega nuestro salario”.

En varias juntas internas del propio ATE, conformadas por sectores antiburocráticos y/o clasistas, las cosas son distintas, realmente se reconocen las diferencias y la forma de resolverlo es con asambleas, donde se vota y se acata lo que dice la mayoría, reconociendo y sumando a las minorías. Incluso se suman a los no afiliados y hasta a afiliados a otros gremios.

Te puede interesar leer: Dirección General de Música: histórica elección para renovar la Junta Interna

“Por eso desde los sectores combativos, antiburocráticos, clasistas y de la izquierda debemos redoblar nuestros esfuerzos por imponer un Congreso de Delegados de base de todo el país para poner por delante la lucha contra este gobierno, en el camino de recuperar a nuestro gremio para que sea una verdadera herramienta de y para los trabajadores, independiente de todo proyecto político patronal y sin burocracias” sentenció Ana Laura Lastra.

La conducción de ATE Nacional, trasladó el Confederal del Bauen a la sede del gremio en el barrio de Balvanera, donde siguió sesionando, mientras comenzaran los cruces de denuncias entre ambas facciones en este bochornoso escándalo de patotas y violencia gremial. Mientras los trabajadores la ven pasar.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO