Mundo Obrero

#CoronaVirus

Rosario: la empresa Vittal/Emerger despide a más de veinte trabajadores de la salud

En medio de una crisis sanitaria, reconocidos empresarios rosarinos despiden a trabajadores de un servicio esencial y adeuda los salarios de febrero y marzo.

Martes 14 de abril | 00:57

La empresa Unife S.A. quién gozaba de la franquicia del servicio de emergencias Vittal (actualmente unificado bajo la firma de Emerger) despidió a más de 20 trabajadores de la salud sin pagar los sueldos de febrero y marzo ni indemnización alguna mientras transcurre la cuarentena preventiva y obligatoria. Desde el gobierno provincial se realizan convocatorias para sumar trabajadores que hoy son esenciales en esta situación pero hay más de 20 profesionales que al día de hoy no obtienen respuesta. El Ministerio de Trabajo brilla por su ausencia.

Los despedidos pelean por tener un ingreso ante la difícil situación económica que atraviesan millones de trabajadores de todo el país que hoy no pueden salir a trabajar o buscar una nueva fuente de ingreso. A su vez viven situaciones realmente graves como compañeros que están enfermos y en tratamiento. Pero también son conscientes que ante la crisis sanitaria hoy podrían estar al frente de la lucha contra la pandemia: "En medio de la situación que estamos viviendo más de 20 empleados de la salud hemos quedado en la calle. Al día de hoy no cobramos ni liquidación final ni los sueldos adeudados, mientras la empresa sigue adelante. Estamos en nuestras casas, cuando podríamos estar ayudando. Somos todos profesionales y toda gente con experiencia. Yo puedo estar en mi casa porque tengo la suerte de tener casa propia, pero hay gente que no puede sostener esta situación, que vive el día a día y la está pasando mal" relató uno de los trabajadores a este medio.

El conflicto

“Entre los días 28 de febrero y el 5 de marzo la empresa Unife S.A. bajo el nombre comercial de Vittal Emergencias, citó a sus empleados a una reunión con la presencia de abogados y encargados de recursos humanos de la mutual provincial. Nos ofrecieron el retiro voluntario con una suma muy inferior a lo que le correspondería a cada empleado por sus años de trabajo, a pagar cuotas”, contó uno de los trabajadores informalmente despedido. Lo rechazaron y ante eso la respuesta de la mutual fue no abonarles los sueldos y los despidieron.

“El argumento de la empresa para echarnos fue la falta de confianza en sus trabajadores e inventaron que los empleados eran conflictivos, todos los telegramas fueron iguales y usaban esto como causal de despido”, explicaron a La Izquierda Diario. La empresa luego de los despidos dio de baja la franquicia y se unificó la firma con Emerger, disolviendo su sala operativa y haciendo de esta manera un movimiento fraudulento para dejar desamparados a sus trabajadores.

Los despedidos ya hicieron intimación a la empresa y no recibieron respuestas. Enviaron también cartas al Ministerio de Trabajo de la provincia que los contactó con un abogado, pero no resolvieron ni intervinieron en su situación laboral. La mayoría de los trabajadores tienen antigüedad de más de 10 años y una de ellas 20 años prestando servicios. Elevaron el reclamo al Concejo Municipal de la ciudad, así como también a la Legislatura santafesina en busca de ayuda para recuperar sus puestos de trabajo.

Mientras tanto, ofrecieron sus currículum al Estado para ser contratados en estos momentos y poder ofrecer servicios en la sanidad, pero aún no los han convocado para ningún puesto. Resulta inaceptable un recorte de estas características en un momento de emergencia sanitaria.

Los dueños

Guillermo y Fernando Whpei dueños de la firma denunciada por los trabajadores, cuentan con un historial de despidos seriales. Fueron dueños de la reconocida radio LT3 de la ciudad que dejó en la calle a sus trabajadores en el año 2018. Guillermo además preside la Fundación para la Democracia Internacional y con total hipocresía realiza tweets donde pide solidaridad con los trabajadores de la salud, los mismos a los que el despide y no le paga sus salarios.

Conocidos empresarios de medios de comunicación. Conformaron el grupo Unión, compraron el diario El Cordillerano, donde sus empleados estuvieron meses reclamando el cobro de sus sueldos. Compraron el portal AN Roca, y el periódico Noticias de la Costa, conformando así el multimedios más grande de Rio Negro.

También son propietarios de la constructora Lancers y dueños de una empresa de servicios financieros con sucursales en 6 provincias. Se asociaron a los reconocidos Vila – Manzano para sumar la radio 102.7 de Rosario y llegaron a comprar Radio Rivadavia también. Y si… ahí despidieron a 140 trabajadores luego de declarar la quiebra en el 2017. Una semana antes de dejar sin empleo a sus empleados de Rivadavia, el empresario en cuestión se había reunido con el Papa Francisco para problematizar el “trabajo esclavo” del Mundial Qatar, donde hizo grandes aportes económicos.

La página inicial del Grupo Unión sociedad anónima de la que son dueños, indica una presentación que dice: “Desde 2005 brindando asistencia crediticia a mas de 50000 clientes”,con una carta de presentación de sus propietarios que describe su historia, contando: “Ambas partes capitalizaron Grupo Unión en más de 13 millones de pesos y simultáneamente obtuvieron un programa de financiamiento por parte de CreditSuisse International (Londres) por más de 214 millones de pesos entre los años 2006 y 2007, lo que llevo a un rápido crecimiento de la compañía y su afianzamiento a nivel Nacional”.

Continúa relatando el “crecimiento” de la empresa: “En diciembre de 2012 Fernando y Guillermo Whpei adquirieron la totalidad de las acciones de la firma en partes iguales y Grupo Unión inicio un camino de restructuración para consolidarse rápidamente como una de las empresas líderes en servicios financieros de la región”.

Resulta imposible buscar explicación alguna sobre un problema económico del grupo Whpei para sostener 20 puestos de trabajo en el área de la salud que resultan indispensable en este momento. Si al día de hoy los trabajadores no tienen respuesta alguna es por la impunidad patronal y la protección que le brindaron todos los gobiernos que pasaron desde que comenzaron su monopolio.







Temas relacionados

Covid-19   /    Coronavirus   /    #Despidos   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO