Juventud

ELECCIONES UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

Vota Contracorriente en Filosofía y Letras: seis puntos para revolucionar la universidad

Este 28 de octubre son las elecciones de la Junta de Facultad de Filosofía y Letras, en la Universidad de Zaragoza. Desde Contracorriente presentamos una candidatura para denunciar una universidad antidemocrática y neoliberal cada vez más elitista y al servicio de las empresas. Frente a esto queremos revolucionar la universidad y ponerla al servicio de la transformación social.

SEI-Contracorriente

Sindicato de Estudiantes de Izquierdas - Contracorriente, Zaragoza

Lunes 26 de octubre | Edición del día

El próximo 28 de octubre más de dos mil estudiantes de la facultad de Filosofía y Letras de UNIZAR votamos nuestra representación en la Junta de Facultad. De nuevo, unas elecciones que la mayoría no conoce y de las cuales no va a participar porque la casta académica que gobierna la universidad las realiza de forma apresurada, por puro trámite burocrático y sin poner medios virtuales para facilitar la participación. Además, en todos los órganos representativos de la universidad, desde las juntas de facultad, el Claustro o el Consejo de Gobierno, la representación estudiantil es minoritaria y carece de poder real para intervenir en las decisiones.

Desde Contracorriente nos presentamos no como un objetivo en sí mismo, sino como un medio más para seguir denunciando la falta de democracia en la universidad. Con nuestra candidatura también queremos cuestionar la universidad neoliberal en su conjunto, contra una casta universitaria antidemocrática ligada estrechamente a los gobiernos autonómicos y centrales de turno, como es el actual Gobierno de PSOE y Unidas Podemos que no ha derogado ni una sola reforma neoliberal. Aquí sintetizamos seis puntos programáticos básicos.

1. Contra la precariedad: por una docencia presencial y online digna

Aumento de la financiación pública para contratar más personal docente y no docente, así como para ampliar y mejorar las infraestructuras de los centros de enseñanza: única forma de garantizar una presencialidad digna. Eliminación de puestos precarios y de la temporalidad laboral que ya eran un problema grave antes de la pandemia.

¡Internalización de los servicios! Cada proceso de privatización ha supuesto el empeoramiento de servicios y la precarización de los puestos de trabajo, como los de limpieza o cafetería. Fin de subcontrataciones e incorporación de las plantillas al PAS (Personal de Administración y Servicios).

¡No a la brecha digital! Exigimos garantías de equipos informáticos y conexión a internet para todo el alumnado para evitar que se profundice todavía más la división de clases en la educación. Del mismo modo, es preciso garantizar al profesorado el material y la formación necesaria para la docencia online.

2. Por una universidad pública, gratuita, laica y radicalmente democrática

Universidad totalmente gratuita y laica, como parte de toda una red de centros educativos públicos que ponga fin a la segregación y privilegios de la educación privada y concertada.

Contra las reformas educativas neoliberales: Plan Bolonia, Espacio Europeo de Educación Superior, LOU, 3+2, LOMCE y EBAU.

Elecciones por sufragio universal directo y proporcional del rectorado y de todas las autoridades universitarias, con mandatos revocables. Por un Claustro verdaderamente democrático, que sea legislativo y ejecutivo, con representación proporcional al número de estudiantes, profesorado, PAS y con una representación de colectivos sindicales y movimientos sociales.

¡No al Consejo Social! Este órgano es uno de los símbolos de la universidad neoliberal, a través del cual las empresas tienen poder de decisión sobre las líneas de investigación y los presupuestos. La universidad no debe estar gestionada por órganos antidemocráticos como los actuales ni bajo la influencia de empresas, sino por el el conjunto de la comunidad universitaria.

3. Revolucionar las formas de enseñanza e investigación

Terminar con una enseñanza basada en memorizar, reproducir y en rendir cuentas. Contra las lógicas individualistas y competitivas del capitalismo, queremos recuperar y desarrollar las experiencias pedagógicas alternativas para poner el desarrollo personal y colectivo de las capacidades humanas en el eje de la educación. Algo más necesario que nunca ante las improvisaciones chapuceras de medios online, sobrecargas de trabajo y métodos de evaluación.

Reivindicamos una investigación pública y sin precariedad, al servicio de la sociedad, de las trabajadoras y trabajadores, de las clases populares y no de las grandes empresas.

4. ¡Contra el patriarcado, la lgtbifobia y el racismo!

Transformación de los planes de estudio reaccionarios que dejan fuera de los contenidos académicos a las mujeres y a los colectivos y pueblos oprimidos, o en el mejor de los casos, relegados a optativas.

Cupo laboral para las personas trans, golpeadas por la discriminación y el desempleo, para que puedan trabajar en los centros de estudio.

Libre acceso y gratuidad también para estudiantes que no son de la Unión Europea y deben pagar hasta cinco y siete veces más tasas en las universidades.

5. Contra la falta de futuro laboral

Queremos garantías laborales dignas al terminar nuestra formación. Defendemos como estudiantes, pero también como juventud desempleada y precaria, el reparto de las horas de trabajo con reducción de la jornada laboral y sin rebaja salarial, para trabajar menos, mejor y todo el mundo.

6. Autoorganización, unidad de las luchas e independencia política

Apostamos por la participación masiva de estudiantes, por desarrollar asambleas y espacios creativos de autoorganización. Así como por unificar la lucha de toda la comunidad educativa, rompiendo con la división corporativa a la que se adaptan las organizaciones estudiantiles.

Entendemos que el movimiento estudiantil debe estar junto a la clase trabajadora para pelear por conquistar nuestras propias demandas y un programa anticapitalista ¡Para que la crisis la paguen las grandes empresas y capitalistas! ¡Menos fortunas millonarias y más sanidad, educación y transporte público!

Y defendemos este programa con independencia política de los gobiernos de turno y las burocracias sindicales. Ninguna confianza en las instituciones universitarias, ni en los gobiernos capitalistas, por muy “progresistas” que se denominen, ni en los grandes aparatos sindicales que están totalmente adaptados a la situación y a las políticas neoliberales. Debemos retomar las calles y las movilizaciones ¡La juventud no le debemos nada a este sistema ni a sus gobiernos!

¡Vota Contracorriente! ¡Súmate a construir una juventud anticapitalista y revolucionaria!

Si te interesan estas ideas, quieres participar y aportar: súmate a Contracorriente y vota nuestra candidatura este 28 de octubre en las elecciones a Junta de facultad de Filosofía y Letras de 12.00 a 17.00 en el hall de Interfacultades.

Contáctanos en nuestras redes: @SEI-Contrac en Twitter e Instagram o en [email protected]







Temas relacionados

Universidad de Zaragoza   /    Zaragoza   /    Elecciones   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO