Economía

INGRESOS BRUTOS, INMOBILIARIO RURAL Y OTROS

PBA: sin acuerdo con la oposición, se traba la sesión para aumentar impuestos

Tiempo estimado 5:48 min


El gobierno bonaerense no pudo alcanzar el acuerdo de la oposición para aprobar en Senadores aumentos de impuestos. Claves de la norma presentada.

Jueves 26 de diciembre de 2019 | 22:45

Foto I Cámara de diputados de la Provincia de Buenos Aires.

El gobierno bonaerense tuvo un traspié en el intento de acordar con la oposición el paquete impositivo que busca aumentar el Inmobiliario Urbano y Rural, Ingresos Brutos, Sellos y otros gravámenes. La sesión cayó, ante el planteo de la oposición de disminuir los aumentos de las alícuotas. Uno de los planteos de la oposición era que los aumentos de alícuotas no superaran el 55 %, es decir la inflación de 2019.

Inmobiliario Rural

Una de las objeciones de la oposición se encuentra en los aumentos que tienen las alícuotas del impuesto inmobiliario.

En el caso de los inmuebles urbanos mantiene la alícuotas de 2019, y para el 2020 habrá una escala progresiva en los aumentos:

a) se elevará 15% cuando se trate de inmuebles cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea de hasta $33.000 inclusive;

b) aumentará 35% cuando se trate de inmuebles cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea superior a $33.000 y hasta $66.000 inclusive;

c) el incremento será de 50% cuando se trate de inmuebles cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea superior a $66.000 y hasta $84.000 inclusive.

d) llegará a 75% cuando se trate de inmuebles cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea superior a $84.000 y hasta $630.000 inclusive.

e) finalmente, el incremento se elevará a 90% cuando se trate de inmuebles cuya valuación fiscal correspondiente al año 2019, sea superior a $630.000.

También establece un crédito fiscal anual materializado en forma de descuento del cien por ciento (100%) del impuesto Inmobiliario 2020, correspondiente a inmuebles pertenecientes a la Planta Urbana Edificada cuya valuación fiscal no supere la suma de 273.600 pesos.

Para el caso de la tierra rural, también mantiene las alícuotas de este año y propone una progresividad en los incrementos:

a) 15% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea de hasta $260.870 inclusive.

b) 35% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea superior a $260.870 y hasta $816.075 inclusive.

c) 55% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea superior a $816.075 y hasta $3.000.000 inclusive.

d) 55% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea superior a $3.000.000 y la superficie de la tierra libre de mejoras sea inferior o igual a 2.000 hectáreas.

e) 75% cuando las valuaciones correspondientes al año 2019, de la tierra libre de mejoras sea superior a $3.000.000 y la superficie de la tierra libre de mejoras sea superior a 2.000 hectáreas.

Según la gobernación,el 7% de las propiedades tendrán el aumento de 75 %.

Desde el entorno del ministro de Economía Pablo López rechazaban que se tratara en realidad de un aumento en el pose del impuesto. El proyecto de ley impositiva se propone “actualizar los valores de los impuestos del año pasado tomando en cuenta la inflación de 2019 (estimada por privados en 54,6%). Es decir, no incrementa la presión impositiva en promedio en términos reales”, señalaron. Explican que “se debe tomar la valuación fiscal, donde hay mucha disparidad y ahí vamos a ver que hay muchos que se verán ajustados por abajo de la inflación”. En tanto que en el Impuesto Inmobiliario Rural y Urbano, en promedio, “la actualización está por debajo de la tasa de inflación”. Afirman que “a partir de la segmentación de los propietarios rurales”, según el tamaño y valor de sus propiedades, “se garantiza que el impuesto sea, en términos reales, menor que el del año pasado para quienes cuentan con una menor capacidad contributiva”. En el caso del inmobiliario urbano el 86% de los inmuebles provinciales (3,8 millones de propiedades) tendrán un incremento inferior a $3500 anuales.

En el caso del Inmobiliario Rural, de conjunto habrá mayor recaudación, pero magra: descontada la inflación de 2019, el aumento para todo el sector rural será del 12,9% en términos reales.

Ingresos Brutos

En el caso de Ingresos Brutos y Sellos, quedan suspendidas las bajas previstas en el Consenso Fiscal de 2017, con acuerdo del gobierno nacional. Se replican los valores de 2019 y se establecen subas de hasta un 1% en algunas actividades. Los aumentos ubican las alícuotas en el tope máximo permitido.

Todo para pagar la deuda

Como admite López, Buenos Aires necesita de manera apremiante $ 200.000 millones para afrontar compromisos de deuda. También requiere de otros $ 200.000 millones por déficit de caja, para garantizar los servicios y prestaciones del estado. A cubrir estos baches apunta el aumento de impuestos que seguirán negociando durante el día de hoy. Por eso el gobierno quiere aprobar de manera urgente este paquete fiscal que golpea a importantes sectores de las clases medias.

Al mismo tiempo, seguirán endeudando a la provincia en $ 74.000 millones, mientras el gobierno corre rápido para renegociar los vencimientos con los usureros internacionales. Mientras tanto, a las paritarias de los estatales bonaerenses se les sigue “corriendo el arco”. No las convocan, y en el mejor de los casos querrán arreglarlo con un bono a cuenta. Parecería que los estatales todavía no figuran entre las emergencias del gobierno, cuando perdieron un 31 % de su poder adquisitivo.

Te puede interesar: Provincia de Buenos Aires: empezaron las paritarias... pero solo para bonistas





Temas relacionados

Impuestos   /    Axel Kicillof    /    Bonaerense   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO