Géneros y Sexualidades

LA MATANZA

Se creó la Secretaría de Mujer, Género y Diversidades, el derecho al aborto legal estuvo ausente

Tiempo estimado 5:17 min


Con la presencia de Verónica Magario, Dora Barrancos y Estela Díaz, Fernando Espinoza inauguró la Secretaría a cargo de la periodista Liliana Hendel. El derecho al aborto y la ILE ausentes en el discurso de todas las funcionarias. Los límites de un nuevo espacio. La injerencia de las iglesias en el municipio de Espinoza.

Natalia Hernandez

Secretaria de mujer y géneros | Suteba La Matanza | Pan y Rosas

Lunes 3 de agosto | Edición del día

En un acto que duró casi dos horas, el intendente Fernando Espinoza firmó el convenio de colaboración con el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires. De esta manera, de los 135 distritos bonaerenses, La Matanza se convirtió en el octavo en tener una Secretaría de Género.

Los ejes de trabajo que propone la cartera son la dirección de Acceso a la Justicia de Mujeres y Disidencias estará a cargo de Florencia Piermarini. La actual coordinadora de la Casa de la Mujer Rosa Chazarreta de Gregorio de Laferrere, Nelly Borquez, estará al frente de la dirección de Género, cuyo eje será la coordinación de los dispositivos de recepción de denuncias y destino de las mujeres y las disidencias víctimas de violencia. Por otro lado, la dirección de Diversidad estará a cargo de Florencia Guimaraes, referente del colectivo Furia Trava. Y también se crearán la dirección de Políticas de Actualización y Fortalecimiento de Conocimiento y la dirección de Derechos y de Comunicación Institucional y Estratégica, con el periodista Maximiliano Montenegro como responsable. La jefa de gabinete será Cecilia Turquet.

Te puede interesar: Magario y la “unidad” de las mujeres del PJ: pañuelos verdes no, sapos y dinosaurios sí

La verdadera marea verde y el aborto legal: ¿ausentes con aviso?

Fernando Espinoza señaló que “es una felicidad enorme. Estamos pensando y trabajando para la post pandemia. Por eso creamos la Secretaría de Mujer, Géneros y Diversidades para hacer realidad un derecho y un deseo colectivo de esa marea de jóvenes que quieren dar un cambio”. Lo que no dijo el Intendente del Municipio es que esa marea de jóvenes que señala, en su mayoría fue parte de la “marea verde”, que se movilizó por millones por el aborto legal seguro y gratuito. Y en sus mochilas también llevaban el pañuelo naranja exigiendo la separación de la Iglesia y el Estado. Casualmente o no, esos dos derechos que reclaman millones estuvieron ausentes en las intervenciones de las y los funcionarios.

Hace sólo 2 meses en Laferrere falleció B., una mujer que perdió su vida por un aborto clandestino. Hay que remarcar que son las trabajadoras de la salud del distrito las que señalan todas las trabas que el Municipio pone para el efectivo cumplimento del protocolo de la ILE. No cuentan con medicación ni con reconocimiento institucional, a la vez que sufren hostigamiento y persecución, es decir que es el Estado el que empuja a miles de mujeres a la clandestinidad.

Iglesia y Estado, asunto unificado

Intervino también la ex intendenta y actual Vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, agradeciendo la iniciativa matancera y expresando que “yo no llegué a armar la Secretaría en mi mandato”. Una total caradurez, ya que su disposición fue precisamente la de integrar a las iglesias al Estado municipal al crear la Subsecretaría de Culto a cargo del pastor pentecostal Gabriel Ciulla. Incluso Magario creó el “Día de las Iglesias Evangélicas”, es decir, una decisión política de incorporar y fortalecer a las jerarquías eclesiásticas que son precisamente los mayores lobbistas contra los derechos de las mujeres y cuerpos gestantes, y quienes incluso en el distrito persiguieron docentes por dar clases de Educación Sexual Integral, algo que denunciamos desde la Secretaría de la Mujer y Géneros de Suteba Matanza.

La integración de las iglesias al municipio, son también pensados para la post pandemia, ya que ante la gravedad y avance de la crisis económica y social, son actores fundamentales para contener la bronca y posibles estallidos sociales, en el populoso distrito matancero.

Respecto a la atención de políticas para erradicar la violencia de género en uno de los distritos donde más denuncias hubo desde que comenzó la cuarentena, no hubo anuncios específicos de cuánto dinero van a destinar a éste flagelo. El distrito cuenta con un sólo refugio para víctimas, y deberíamos preguntarnos si continuará la red de precarización y tercerización de la atención, donde el municipio adeuda las partidas que se destina al pago de sueldos de profesionales .

Necesitamos soluciones de fondo. En 2015 el Frente de Izquierda presentó un proyecto de ley en el Congreso para que se ponga en pie un Plan Nacional de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres y disidencias cuando éramos miles gritando “Ni una menos” y empezábamos a ganar las calles. No alcanza con carteras ministeriales, las mujeres y disidencias: tenemos que seguir organizadas por todos nuestros derechos.

Hoy esa fuerza enorme del movimiento de mujeres la tenemos que poner para enfrentar junto a la clase trabajadora la crisis económica y social que estamos empezando a vivir y que los grandes capitalistas junto a los gobiernos pretenden descargar sobre nuestras espaldas.





Comentarios

DEJAR COMENTARIO