Sociedad

LIBERTADOR GRAL SAN MARTÍN

Ledesma: un crimen social expresado en la décima muerte obrera por covid-19

Tiempo estimado 15:30 min


El departamento Ledesma esta en colapso sanitario debido al desfinanciamiento de la salud previo al pico de contagios de covid-19 y a que Ledesma SAAI no para, lo que expone al pueblo a un crimen social. Hoy murió el décimo obrero de la empresa y en la ciudad se cuentan más de 50 fallecidos. Morales es responsable del vaciamiento y junto a Fernández le dan impunidad a los Blaquier.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Luis Guerra

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Martes 11 de agosto | 22:02

Lo desbordado que esta el sistema sanitario en Libertador Gral. San Martin y el Departamento Ledesma se expresa en carne viva cuando se anuncia que falleció un décimo obrero del complejo agro industrial Ledesma SAAI a causa de coronavirus, muchos de los trabajadores incluso fallecen en las instalaciones de la obra social del sindicato azucarero -OSPAIL- esperando una cama en el hospital San Roque, único nosocomio provincial especializado en neumología y abocado en medio de esta pandemia a atender a pacientes de covid-19 en estado de gravedad.

Datos espeluznantes que dan cuenta del colapso sanitario

Otra imagen del colapso del sistema de salud es la que tiene en primer plano a jubiladas esperando en medio de los rayos del sol durante horas en camillas afuera de una clínica privada Ledesma para que les asignen una cama en el sanatorio. También se expuso en redes sociales y portales digitales locales que una mujer perdió los signos vitales antes de llegar a la guardia del SAME, y los medios provinciales cubrieron la noticia trágica de que una embarazada llego grave al hospital materno infantil y finalmente falleció por no haber sido internada previamente, pese a que realizaron insistentes llamados al COE-Comité Operativo de Emergencia- provincial para que se les realice un tratamiento e internación en tiempo y forma.

Es notorio el colapso sanitario cuando informan en redes sociales y programas de radios locales que trabajadores municipales, obreros de agua potables de Jujuy, jubilados y vecinos de barriadas populares de Libertador Gral. San Martin mueren en sus domicilios esperando ser testeados, luego de haberse cansado de llamar a los números de teléfono de los COE provincial y local.

Los trabajadores y los sectores populares están siendo expuestos por la empresa y el gobierno a situaciones terribles que llevan al contagio como a la muerte sin previa atención médica, a tal punto de haber fallecido, entre el sábado 01/08 y el jueves 06/08, 14 personas en su casa esperando que llegue la ambulancia del SAME, solamente en Libertador, siendo este un dato que incluso lo reconoció personal de la policía provincial de la unidad regional N°4.

A su vez, desde el jueves 06/08 al lunes 10/08 fallecieron alrededor de 5 personas solo en el departamento de Ledesma, todos de ellos vecinos a los que no les habían realizado el test para diagnosticar covid-19, pero que tenían marcado signos de coronavirus, y la mayoría falleció en su domicilio a la espera que los atienda desde el COE, solo una joven de 19 años fue traslada en moto hasta la guardia del SAME y falleció en la ambulancia cuando esta se dirigía al hospital Oscar Orias, un hospital totalmente desfinanciado que cuenta a esta altura solo con 5 respiradores en su terapia intensiva. Por último, el día de hoy informaron periodistas de la zona que en las últimas 24 horas tuvieron lugar en Libertador los decesos de 3 obreros y empleados municipales que padecían covid-19.

Según los datos que hizo públicos el gobierno de Gerardo Morales hasta el día de hoy al mediodía había un total de 3789 casos positivos de coronavirus en la provincia de Jujuy, 1128 contagiados de covid-19 residen en departamento de Ledesma, que tiene una población de más de 80 mil habitantes, y 792 casos positivos en Libertador Gral. San Martin.

A la par, el nivel de letalidad del virus no cesa ya que según datos de periodistas de la región se estima que a esta altura ya hay más de 50 fallecidos a causas de covid-19 en la localidad azucarera, a poco más de un mes y medio desde que se empezaron a propagar los contagios en la localidad, que tiene una población superior a los 60.000 habitantes.

En tanto, en el complejo agro industrial de Ledesma SAAI, según los datos que proporciona la empresa y desde hace días el COE provincial, se contabilizan 305 contagios, siendo que por política de la patronal no fueron testeados todos los trabajadores sino solo los que presentan muchos de los síntomas del coronavirus, y 9 fallecidos. Todos datos espeluznantes que dan cuenta de un crimen social que expone a una muerte prematura y evitable a las mayorías trabajadoras de Libertador y localidades aledañas como Fraile Pintado y Calilegua.

“Crimen social” o falta de “responsabilidad social” de la comunidad

El cuadro de situación en Libertador Gral. San Martin y en gran parte del dpto. Ledesma es de un claro crimen social, porque la clase dominante empresaria de la flia. Blaquier, dueña de Ledesma SAAI, y la casta política gobernante, tanto la coalición que lidera el gobernador Morales como el PJ de Rivarola, han “colocado a los trabajadores en una situación tal que no pueden conservar la salud ni vivir mucho tiempo, que ella mina poco a poco la existencia de esos obreros y que los conduce así a la tumba antes de tiempo”, condiciones sociales que tal como lo definía Federico Engels en su libro “La situación de la clase obrera inglesa” exponen a la clase obrera y al pueblo pobre a crímenes sociales, cuando lisa y llanamente la falta de servicios esenciales, como la atención sanitaria, llevan a franjas de la clase trabajadora a la muerte.

El intendente de Libertador, Oscar Jayat, al plantear que lo que está faltando es “responsabilidad social”, pone a la comunidad como principal responsable del crecimiento de los contagios de covid-19, del nivel de fatalidad del virus en la zona y del colapso sanitario. Cuando a las mayorías populares de la provincia y en particular de Libertador y el dpto. Ledesma el gobierno provincial le impuesto una cuarentena estricta a fuerza de disciplinamiento y orden social aplicado por la policía denunciada innumerables veces en la coyuntura por abuso de autoridad, y al único sector social al que no les aplicaron las normas de la cuarentena estricta fue a la empresa Ledesma que no para ni un instante su complejo agro industrial emplazado principalmente en la localidad Libertador, teniendo como única excepción el mes que por decisión propia, la empresa paro su fábrica de papel, pero así también la patronal, en complicidad con la burocracia del sindicato de papel y valiéndose de facilidades que les da el gobierno nacional de Fernández, ataco el ingreso económico de los trabajadores descontándole el 30% del salario y no realizándole los aportes jubilatorios de ese mes.

El manto de impunidad que Morales y Fernández le garantizan a Ledesma SAAI

Encima, Jayat reivindica que el gobierno provincial de Gerardo Morales está presente en la localidad, por el solo hecho que el viernes pasado el Comité Operativo de Emergencia-COE- transmitió en vivo su informe audio visual desde la localidad azucarera a toda la provincia. Lo del intendente es una verdadera burla a los miles que reclaman al gobierno provincial tanto responsabilidad en el desborde del servicio de salud que se vive en Libertador como así también su obsecuencia con la patronal de Ledesma SAAI, que ante semejante nivel de contagio sigue produciendo como si nada sin tomar siquiera todas las medidas de prevención, como las licencias remuneradas para los obreros que son parte de la población de riesgo, la realización de los test para diagnosticar covid-19 a todos los trabajadores, la desinfección profunda de establecimientos fabriles, rurales y transportes, y el respeto a los 14 días de aislamiento de los contactos estrechos de los contagiados, que peticionan los obreros azucareros y citrícolas a través de sus sindicatos desde hace meses.

El manto de impunidad que le da Gerardo Morales a la familia Blaquier, dueña del complejo agro industrial que detenta 160.000 hectáreas de las cuales solo explota 45.000 ha. y que emplea a 7.000 obreros en relación de dependencia(sobre todo como temporarios) y 2.000 empleados de modo indirecto a través de empresa tercerizadas y agencias de empleo de tipo eventual (precario y temporario), también se lo da el PJ provincial, del diputado provincial Rubén Rivarola y la diputada nacional Carolina Moisés y el mismo presidente Alberto Fernández, que no dicen una palabra de los más de 305 contagios de coronavirus y las 10 muertes a causa de covid-19 en las fábricas y establecimientos rurales dependientes de Ledesma SAAI en Jujuy.

Previo al colapso sanitario hubo desfinanciamiento del sistema de salud

Lo que no dice Jayat es que el colapso sanitario que padece desde hace semanas la comunidad de Libertador Gral. San Martin y el dpto. Ledesma se debe al desfinanciamiento del hospital Oscar Orias y demás hospitales de la zona, que padece la población y los trabajadores de la salud, ya que se evidencio la falta de insumos de higiene y prevención, la carencia de elementos de protección personal, la insuficiencia de medicamentos del vademécum en farmacia, la falta de cobertura de vacantes en enfermería y especialidades. Todos estos son reclamos que vienen realizando desde hace años los trabajadores de la salud y médicos del nosocomio, muchos de ellos contagiados y algunos de ellos fallecidos, ya hubo más de 30 contagios de trabajadores de la salud del Hospital Orias y hasta llego a fallecer de covid-19 un histórico enfermero.

Como concejales del PTS-FIT en dos oportunidades en menos de un año mediante declaraciones de nuestra autoría que fueron aprobadas por la mayoría del cuerpo de concejales instamos al Ministerio de Salud que cumpla con el petitorio de los trabajadores de la salud del hospital y puestos de salud de Libertador. Hasta llegamos a declarar la emergencia sanitaria ante la falta de insumos, medicamentos, infraestructura y cobertura de vacantes en enfermería y otras especialidades, cuando estábamos a las puertas de un nuevo brote de dengue, que finalmente sucedió y genero miles de contagios en el departamento y la localidad, y varias víctimas fatales, así como también un daño al sistema inmunológico de franjas de la población.

Este panorama de crisis de la salud pública se agravo con el brote del dengue, que es una enfermedad infecto contagiosa en la zona, y el sistema de salud colapso con el aumento de los contagios de covid-19, tanto que se contagiaron hasta los mismos enfermeros, médicos y pacientes que estaban internados por otras enfermedades, incluso algunos de ellos terminaron falleciendo. Trágicamente fue que quedo a la luz que en el hospital tenía lugar un foco infeccioso covid-19, y recién luego de una carta de los trabajadores de la salud de Libertador Gral. San Martin al Ministro de Salud desmintiendo los dichos de este, que había afirmado que los contagios de covid-19 del personal de salud se debían a la mala utilización de los elementos de bio seguridad, fue que se desinfecto el hospital.

Recursos para enfrentar al covid-19 hay, si se afectan los intereses de los Blaquier

Apenas inicio la emergencia sanitaria y epidemiológica como concejales del PTS-FIT de Libertador junto a los legisladores provinciales de la izquierda, Alejandro Vilca, Natalia Morales y Eduardo Hernández, propusimos se declare utilidad pública la producción de alcohol de la empresa Ledesma, porque contradictoriamente no se conseguía alcohol para uso medicinal pese a ser una localidad en la que está emplazada una de las fabricas más grandes de alcohol del país, y este es uno de los principales insumos de prevención ante la propagación del coronavirus. Tal era la falta de alcohol que había, que hasta en los hospitales y puestos de salud era escaso este insumo básico.

A su vez, también para aislar y atender pacientes con covid-19 se puede disponer del lote libertad de la empresa Ledesma, que cuenta con construcciones y no sería de un gran costo ponerlo en condiciones para montar en el lugar un hospital de campaña en el corto plazo y luego un hospital departamental especializado en infectología y neumología, dado que tanto las enfermedades infecto contagiosas, como el dengue, la leishmaniosis y el hanta virus generan muchos contagios y víctimas fatales en la zona, como las enfermedades respiratorias, debido a la contaminación que genera fábrica de papel de Ledesma, son moneda corriente en Libertador puntualmente. Por estos motivos hemos presentado un proyecto de declaración al concejo deliberante para instar a la legislatura a que se declare la utilidad pública del lote Libertad para darle un uso sanitario y social hoy propiedad de una familia que tiene 160.000 hectáreas en Jujuy de las que solo explota 45.000 hectáreas, y tiene en proceso de desguace el campamento rural mencionado.

También desde el bloque de concejales del PTS-FIT presentamos al concejo deliberante un proyecto para unificar el sistema de salud y disponer de los recursos y la infraestructura de las clínicas privadas de la localidad, Ledesma y San Lorenzo, para de este modo hacer uso de la capacidad instalada que tienen los sanatorios privados.

Ante la falta de recursos económicos y espacio físico donde construir que es lo que comúnmente responde el Intendente de la localidad cuando la población reclama servicios básicos y derechos inalienables, nosotros del PTS-FIT siempre respondimos que plata y tierra hay, es solo cuestión de por un lado, de ampliar el ejido urbano municipal incluyendo dentro del mismo al complejo agro industrial de Ledesma SAAI para que el municipio ejerza soberanía tributaria y le cobre impuestos municipales a la empresa Ledesma, y por otro lado de declarar la utilidad pública de lotes rurales del acceso sur a Libertador, que son propiedad Ledesma y que están dentro de la jurisdicción de Libertador Gral. San Martin, para que allá hectáreas donde poder instalar un puesto de salud propio para los asentamientos 40 hectáreas y La Cuña, un predio ferial fruti hortícola de mayoristas y minoristas que tanto reclaman los feriantes, una escuela primaria y secundaria para los niños y adolescentes de estos asentamientos, un nuevo plan de viviendas, en una zona no inundable, para terminar con el déficit habitacional en la localidad, como así también un nuevo cementerio municipal público, ya que tal como dijo el intendente Jayat recientemente “el cementerio de Libertador también está colapsado”.

Como se verá recursos hay, solo se trata de que en esta situación excepcional de colapso sanitario y crimen social, al que se expone a la comunidad del pueblo ingenio, que se profundizo la pandemia del coronavirus sobre todo en el departamento Ledesma, se tomen medidas excepcionales que afecten los intereses de industriales y terratenientes millonarios como los Blaquier o los empresarios del negocio de la salud privada, para ponerlos en función de frenar los contagios y las muertes de las mayorías populares, y también garantizar las condiciones sanitarias para los trabajadores, la familia azucarera y la comunidad.





Temas relacionados

Covid-19   /    Libertador Gral. San Martín   /    Alberto Fernández   /    Gerardo Morales   /    Muertes obreras   /    Ingenio Ledesma   /    Jujuy   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO