Política

PASO 2021

Golpe al Gobierno, avance político de la derecha y muy buena elección del Frente de Izquierda

Tiempo estimado 6:48 min


Las PASO de este domingo implicaron una derrota para el Frente que Todos que, a nivel nacional, quedó diez puntos abajo de Juntos. En todo el país, pero sobre todo en Jujuy, el Frente de Izquierda protagonizó una gran elección y se prepara para pelear en las generales por bancas en el Congreso.

Eduardo Castilla

@castillaeduardo

Lunes 13 de septiembre | 01:58

Cuando el reloj de este domingo marcaba las 21.30 el país entero se vio sacudido por el cimbronazo de los resultados de las PASO. Los primeros números anunciaron el duro castigo que estaba recibiendo el oficialismo del Frente de Todos. Con cifras y porcentajes sobre la mesa, si se atiende la elección de conjunto, ese rechazo se expresó en un voto a la derecha macrista y liberal, pero además significó una muy buena elección del Frente de Izquierda Unidad, que con más de 1.000.000 de votos, se ubicó como tercera fuerza nacional, logrando una histórica votación en Jujuy.

Con cara de derrota

En una elección donde la abstención se hizo sentir relativamente (votó poco más del 67 % del padrón), el peronismo perdió en la Provincia de Buenos Aires y estuvo lejos de lograr un buen resultado en CABA, los dos distritos políticamente más importantes del país. Además, volvió a perder por diferencias notorias en distritos siempre adversos e importantes como Córdoba, Mendoza o Santa Fe. A nivel nacional, las primeras estimaciones indican que Juntos alcanzó un 40 % de los votos, superando en cerca de 10 puntos a las listas del Frente de Todos: se trata de alrededor de dos millones de votos a favor de la oposición de derecha. Mapeando el territorio, el oficialismo solo logró imponerse en 7 de los 24 distritos provinciales.

En el análisis no cabe omitir que la derrota se produjo en un momento en el que la pandemia del covid-19 aparece relativamente controlada. El oficialismo había plantado bandera electoral alrededor de su gestión sanitaria. El hecho de que la misma parezca haber influido poco en la votación habla del poder y el peso de otras razones: las económicas y sociales. El bolsillo, víscera sensible si las hay, se impuso por sobre la genérica apelación a la salud.

Tampoco el alcance del escándalo suscitado alrededor de los festejos en la Quinta de Olivos durante el peor momento de la pandemia. Aunque la oposición tuvo sus propias "clandes", el golpe mayor lo recibió son dudas el oficialismo.

Volvamos a los números. En Provincia de Buenos Aires, la “madre de todas las batallas”, escrutado el 91 % de los votos, las dos listas de Juntos alcanzaban el 38.16 % mientras que la lista encabezada por Victoria Tolosa Paz sumaba el 33.53 %. En la capital nacional, el frente macrista-radical obtenía un 48.28 % de los votos mientras que la lista de Leandro Santoro lograba el 24.61 %. Aquí, registrando el giro a la derecha, el “libertario” Javier Milei alcanzó un 13 % de los votos.

Te puede interesar: Histórica elección de la izquierda que se contrapone a una derechización en la Ciudad

La derrota del Gobierno quedó patentizada en los rostros de sus principales dirigentes, cuando en un acto Alberto Fernández admitió haber cometido errores y prometió “escuchar más”.

El Frente de Todos logró un 25 % en Mendoza y un 10 % en Córdoba, dos de los distritos más importantes a nivel nacional. En Santa Fe, alcanzó el 29 % de los votos. Aquí, el “desafiante” Agustín Rossi logró un nada despreciable 33 % de los votos en la interna.

Desde esta debilidad el Gobierno deberá enfrentar el complejo escenario que significa la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Una negociación en donde el organismo representante de los grandes especuladores internacionales pedirá -como lo hace siempre- un mayor ajuste y mayores condiciones de precarización laboral para los y las asalariadas del país.

Juntos… pero no tanto

Sin embargo, si se mira a la interna de la oposición de derecha, Rodríguez Larreta resulta el ganador de la jornada. Pero el triunfo debe relativizarse. Aunque Diego Santilli se impuso contra Facundo Manes en la interna bonaerense, el pseudo-científico alcanzó el 40 % de los votos. Esto habilita al radicalismo nacional sostener sus aspiraciones de mayor protagonismo a futuro. Si se miran los resultados en CABA, María Eugenia Vidal logró el 68 % de los votos, pero Ricardo López Murphy alcanzó un 23 % de los sufragios internos. Además, la incorporación del "Bulldog" no pudo evitar una buena elección por parte del derechista Milei.

Si vamos más allá por la geografía nacional, en Córdoba Mario Negri -que recibió el apoyo de Mauricio Macri- cayó derrotado ante el siempre impresentable Luis Juez. Para el ex expresidente esto representa una derrota en la tierra que lo empujó al Sillón de Rivadavia en 2015.

En la línea de los triunfadores dentro de este espacio se ubicaron los radicales que gobiernan Mendoza y Jujuy. Allí sus espacios resultaron claramente ganadores frente al peronismo. Estos resultados, junto a la elección de Manes, aportan al fortalecimiento del centenario partido en la interna con sus socios amarillos, de cara a 2023. Las peleas que se vieron en los últimos meses están lejos de haber terminado.

Derechistas y liberales

El rechazo al Gobierno nacional se expresó aún más a la derecha en las votaciones de los llamados libertarios y liberales. En CABA Javier Milei logró un 13 %, algo que algunas encuestas presagiaban. En Provincia de Buenos Aires, ubicándose en 4° lugar quedó Espert, que obtuvo un 4.8 %. Estos resultados no pueden separarse de la enorme proyección que le otorgaron todos los grandes medios en estos meses.

El Frente de Izquierda Unidad, tercera fuerza nacional

Con una histórica votación en Jujuy y buenas elecciones en Provincia de Buenos Aires, CABA y Neuquén, el Frente de Izquierda Unidad se convirtió en la tercera fuerza nacional. En la interna de esta alianza, el triunfo nacional se lo llevó la Lista 1A, que tiene como referentes destacados a Nicolás del Caño, Myriam Bregman, Alejandro Vilca o Raúl Godoy, entre muchos otros y otras.

Te puede interesar: Con más de un millón de votos, el FIT- U es tercera fuerza nacional

El lugar conquistado resulta fundamental para la situación que se aproxima. Por un lado, está planteada hacia noviembre la pelea para conquistar el mayor número posible de bancas en el Congreso Nacional. Como lo muestra los diez años de historia del Frente de Izquierda, la existencia de diputados y diputadas de izquierda ha sido fundamental para apoyar las muchas y muy variadas luchas que recorren la geografía nacional.

Pero también para potenciar denuncias sociales y económicas que, de otro modo, no encontrarían canales en el terreno político. Todo esto, con el trasfondo de los ajustes y ataques que se preanuncian por parte de las grandes patronales.





Temas relacionados

FITU2021   /    PASO 2021   /    Juntos   /    Leandro Santoro   /    Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad (FITU)   /    Frente de Todos   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO